Medios de desinformación: lo que se dice de AMLO

Un patriota no se cansa de luchar por su tierra, su gente, sus tradiciones, su nación. No es ambición de poder, sino el compromiso inquebrantable en pro de la justicia social.

Un familiar me compartió su preocupación en referencia a la oleada de desinformación que se está viviendo ahora en el país, especialmente a través de las redes sociales. Me transfirió un texto que le había llegado por “Whatsapp” y me dijo en tono alarmado que le inquietaba el hecho de que la gente estuviera difundiendo tantas mentiras por estos medios. Entonces, para fines de análisis, me tomé la libertad de copiarlo y presentarlo a continuación:

Me encontré esto por ahí y no sé quién lo escribió …. Sr. López Obrador no pienso votar por usted, sino que pienso votar por el candidato que en las encuestas se encuentre más cerca de usted y en seguida expongo mis razones.

Soy una mujer de 63 años. Estudie una licenciatura y una maestría en Física en la UNAM.

Antes de obtener el título de licenciatura tuve que presentar exámenes de traducción de dos idiomas (inglés e italiano), ya que desde entonces se comprendía que para poder entenderse con el resto del mundo era imprescindible hablar otros idiomas. Usted y yo entramos a la universidad el mismo año, en 73. Yo recibí mi título de Maestra en Ciencias (Física) y la medalla Gabino Barreda en el 80 y usted se tituló de la licenciatura hasta el 87, con un promedio de 7.72, no habla el español correctamente y mucho menos otro idioma.

Desde antes de obtener la licenciatura empecé a trabajar y continúo haciéndolo hasta el día de hoy.

Me considero una persona bendecida ya que tengo una familia en la que todos trabajamos y hacemos lo que está en nuestras manos para que la sociedad y el país mejoren.

Reconozco que la corrupción está rampante en el país y cuando me he topado con personas así, a lo largo de mi vida, me he mantenido a distancia o les he dicho claramente que no quiero tener nada que ver con ellos.

Por lo cual creo que si usted fuera el modelo de honestidad que presume ser, sería imposible que se rodeara de rateros, estafadores, secuestradores y asesinos.

Mi marido y yo tenemos un negocio desde hace 42 años. En él y en la casa siempre les hemos pagado a los empleados un sueldo digno y se les ha tratado correctamente, por lo que no me parece que usted trate a los empresarios de corruptos y que diga que nos enriquecemos a costa de los empleados.

Un principio básico de administración es que primero hay que tener ingresos para poder realizar egresos, por lo que le pregunto ¿cómo va a obtener todo el dinero que promete que va a repartir?: pensión de $1,200 a todos los adultos mayores, sueldo de $3,600 a ninis, beca de $2,400 a estudiantes y ayuda a madres solteras; ¿le va a quedar dinero para que funcione toda la estructura gubernamental?

No me gustan las manifestaciones, marchas y plantones en las calles ya que interfieren y afectan a terceros y usted no sólo las tolera, sino que las alienta y las organiza.

Seguramente usted nunca dio clases, yo sí, en la Universidad Metropolitana y en la Universidad Iberoamericana y es desesperante tener a un grupo de alumnos que estudiando ingeniería, no conocen la ortografía, no se saben expresar correctamente y no saben resolver una ecuación de 1er grado, que se enseña en 1º de secundaria; ya que de haberlo hecho sabría lo urgente de realizar una reforma educativa. Además, en todos los trabajos se evalúa a los trabajadores, ¿Por qué no se va a evaluar a los maestros, que tienen la enorme responsabilidad de educar a los niños?

Como puede hablar de la mafia del poder, si usted de ahí se formó; habla mal de los que fueron sus compinches y acepta como colaboradores a personas de las que antes habló mal.

Sr. López Obrador usted es una persona ávida de poder, que está compitiendo por tercera ocasión por la presidencia y que a falta de propuestas claras, razonadas y viables se dedica a atacar a sus contrincantes con apodos y calificativos peyorativos, que distorsiona la verdad a su conveniencia, que recurre a frases simplonas o groseras, que considera chistosas y que hace promesas imposibles de cumplir.

La historia nos ha enseñado que cuando se le da el poder a una persona tan intolerante como usted y que se cree el poseedor de la verdad absoluta, se convierte en dictador.

P.D. Quisiera preguntarle a “Juanito” si él cree que usted cumple las reglas que pregona: no mentir, no robar y no traicionar.

Nota: el texto fue transcrito íntegramente, sin correcciones.

Para empezar, quisiera decir que todas aquellas personas que se dan a la tarea de compartir información que no ha sido previamente verificada, ni siquiera por ellos mismos, los convierte en parte del gran problema de desinformación e ignorancia que visiblemente aqueja al país. Es una práctica común de los ciudadanos más desinformados compartir materiales de cualquier índole, desde las noticias que involucran a algún tipo de cuerpo celeste, como que Marte se verá tan grande como la Luna y que es un espectáculo único que sólo se ve cada X número de años, hasta que tal o cual actor político pactó con el diablo en una sesión de una secta satánica. Sí, por increíble que parezca, la gente es capaz de creer cualquier información, por infundada que sea, y difundirla de forma inmediata con tan sólo un clic. ¿Cómo hacer frente a esta realidad? Nuestra primera voz de alerta debería estar en la fuente: ¿quién me está compartiendo esta información? Si es una persona que suele compartir lo que sea, a diestra y siniestra, sin mayor empacho, hay que levantar la guardia pues es muy probable que sea mentira. Por otro lado, recordemos que hasta al mejor cazador se le va la liebre, de modo que es posible que a alguien que suele compartir cosas importantes, interesantes y verdaderas se le haya escapado este pedazo de información y lo haya compartido por error o descuido. Así que, la segunda llamada de atención debemos buscarla en el material mismo. En el caso del texto compartido por Whatsapp, comienza diciendo:

Me encontré esto por ahí y no sé quién lo escribió ….

La frase por sí misma es una advertencia que nos indica que este texto podría ser, en su totalidad, una completa mentira, ya que no presenta ni presentará ninguna fuente; mucho menos una confiable. Desde que se dice que no se sabe de dónde proviene, podríamos simplemente tirarlo a la basura; pero si somos muy abiertos, entonces, podríamos leerlo con completo escepticismo; con la clara convicción de que no posee ninguna fuente ni referencia verificable.

¿Qué quiere decir que un material tenga una “fuente confiable”?

Cualquier afirmación trascendente que se realice, debería estar sustentada por evidencia; es decir, por un conjunto de documentos de texto o audiovisuales que respalden lo que se afirma y que tengan la cualidad de ser verificables de forma independiente. Entenderemos por fuente confiable todo material que contenga información presentada de modo tal que, al ser sometida al análisis y a la verificación, resulte ser verdadera por concordar con los hechos. Por ejemplo, si un académico hubiera escrito este texto, debería estar firmado con su nombre y sus credenciales: título, cargo, lugar de trabajo, etc. No obstante, no lo hace; su autor es “anónimo” y por lo tanto no es rastreable. Dicho de otro modo, no hay manera de confirmar que su historia personal sea real. En otro tipo de textos, las referencias llevan a la gente a las fuentes de información primarias, algo como lo que me gusta hacer en mis propios textos; abajo, en la sección de Bibliografía, siempre comparto las ligas o referencias de donde he tomado datos o conceptos que utilizo. En el caso de los textos científicos, las referencias se hacen a los artículos de investigación de otros autores, los cuales han sido ya sometidos a una evaluación a través de comités conformados por científicos expertos en esos temas. En ciencias, se suele partir de otros trabajos verificados para realizar la investigación propia de cada autor, con el fin de evitar “reinventar la rueda”. Sin embargo, hay quienes prefieren hacer sus propias investigaciones desde cero, con el fin de corroborar que el trabajo de otros sea correcto. En cualquier nivel del conocimiento y en cualquier rubro, las fuentes son sin duda una forma de dar validez a lo dicho. El texto compartido por Whatsapp no provee al lector de ninguna; peor aun, avisa del hecho de que se desconoce su origen.

Ahora, analicémoslo un poco:

Soy una mujer de 63 años. Estudie una licenciatura y una maestría en Física en la UNAM.

Antes de obtener el título de licenciatura tuve que presentar exámenes de traducción de dos idiomas (inglés e italiano), ya que desde entonces se comprendía que para poder entenderse con el resto del mundo era imprescindible hablar otros idiomas. Usted y yo entramos a la universidad el mismo año, en 73. Yo recibí mi título de Maestra en Ciencias (Física) y la medalla Gabino Barreda en el 80 y usted se tituló de la licenciatura hasta el 87, con un promedio de 7.72, no habla el español correctamente y mucho menos otro idioma.

Claramente se identifica como una mujer de la edad (aproximada) del candidato AMLO (64 años al 2018) y que inició su formación en la misma universidad y en el mismo año. Sin embargo, le recrimina el hecho de que ella, aparentemente tuvo que hacer cosas que él no hizo: presentar dos exámenes de idiomas y titularse al terminar sus estudios universitarios, a la vez de obtener su grado de maestra con una medalla de honor en el 80.

Haciendo una búsqueda rápida en la enciclopedia comunitaria (la Wikipedia), algo que hoy en día cualquiera que sea dueño de un móvil con acceso a internet puede hacer, es posible ver que, efectivamente, AMLO inicia sus estudios universitarios en el 73, pero que concluye en el 76, eso es un período de 3 años y no de 4 como suele ser el promedio. Es posible ver que se titula hasta el año 1987. Sin embargo, el texto no incluye toda la actividad que durante este tiempo realizó el “mal estudiante” AMLO [1]:

  • Colaboró en la campaña del poeta Carlos Pellicer al senado de la República en representación del estado de Tabasco, obteniendo la curul como candidato externo del PRI en las elecciones de 1976.

    • Fue director de Estudios Sectoriales de la Secretaría de Promoción del estado de Tabasco.

    • Impartió cursos de pedagogía en la Universidad Autónoma de Tabasco (UAT).

    • Estuvo al frente del Centro Coordinador Indigenista Chontal de Nacajuca.

    • Colaboró en la Coordinación general del Plan Nacional de Zonas deprimidas y grupos marginados.

  • En 1977 fue nombrado por el gobernador de Tabasco, Leandro Rovirosa Wade, como delegado estatal del Instituto Nacional Indigenista (INI), encargo en el que se mantuvo por cinco años.

    • Enseñó a los indígenas a cultivar la tierra en “camellones”, sobre pantanos, dicho vinculo le redituaría apoyo en esa zona en los inicios de su carrera política.

  • El 30 de marzo de 1980 se casó con Rocío Beltrán Medina, a quién conoció en la UAT un año antes, mientras daba clases de sociología en la escuela de ciencias de la educación de la mencionada universidad.

  • En 1982 nació su primer hijo, José Ramón López Beltrán.

  • En 1982 López Obrador fue coordinador de la campaña de Enrique González Pedrero a la gubernatura de Tabasco por el Partido Revolucionario Institucional.

    • El ya gobernador González Pedrero lo designó titular del Centro de estudios políticos, económicos y sociales del Comité directivo estatal del PRI.

  • A principios de 1983 fue nombrado presidente del comité ejecutivo estatal del PRI.

    • Renunció en noviembre del mismo año por conflictos con algunos sectores del partido, debido a las intenciones de López Obrador de «formar comités de base para transparentar el ejercicio presupuestal de las alcaldías».

    • Algunos militantes acusaron que Andrés Manuel buscaba «difundir ideas socialistas en las comunidades».

  • En 1984 viaja al Distrito Federal para asumir la Dirección de Promoción Social del Instituto Nacional del Consumidor.

    • Fue maestro en el Instituto de formación política del PRI, coordinó el seminario Tabasco en el desarrollo político de México y la publicación El revolucionario tabasqueño.

  • En 1986 presenta su primer libro Los primeros pasos, Tabasco, 1810-1867.

  • En 1987 presenta su tesis de licenciatura y nace su segundo hijo, Andrés Manuel López Beltrán.

  • En 1988 presenta su segundo libro Del esplendor a la sombra: La república restaurada, Tabasco, 1867-1976.

Por otro lado, si se busca un poquito más, se encuentran diversas fuentes que hablan de la vida “temprana” de este político mexicano. Por ejemplo, una entrevista con Reforma en la cual detalla la complejidad de su vida académica debida a la falta de recursos [2]:

¿En cuánto tiempo terminó la Carrera?

En tres años, de 1973 a 1976, terminé la mayoría de las materias y como pasante me fui a Tabasco, a trabajar como director del Instituto Nacional Indigenista (1977 a 1982). Posteriormente, regresé a la ciudad de México y, en 1984 cursé las asignaturas pendientes, acredité la traducción de idiomas que se exige para la titulación y presenté mi tesis con el título “La Formación del Estado Nacional en México”.

¿Cómo pagó sus estudios?

Mis padres eran comerciantes en Tabasco y el negocio quebró. Sucedió al final de la preparatoria. Entonces decidí venir a la Ciudad de México a estudiar la universidad. Tomé la iniciativa en circunstancias muy difíciles porque no tenía dinero. Pero me liberé, me eché a andar y llegué a vivir a la Casa del Estudiante Tabasqueño, en la calle Violeta de la Guerrero.

Presenté el examen para ingresar a la Facultad de Ciencias Políticas en la UNAM, esperanzado por el apoyo del gobierno federal que nos daba alojamiento y comida en la Casa del Estudiante. Éramos 80 jóvenes de escasos recursos que estudiábamos en diferentes carreras de la UNAM y del Instituto Politécnico Nacional (IPN). De modo que cuando hablo de otorgar becas y evitar que nadie se quede sin la oportunidad de estudiar, sé bien lo que ello implica y sirve.

Según algunas fuentes, no era de los mejores estudiantes [3, 4], pero hay que decir que desde muy temprana edad sus objetivos estaban en la lucha social, lo que muchos con dinero o con buenas calificaciones simplemente no hacen. Cierto, trabaja en el PRI, pero en esa época, la política de alto nivel se hacía en este partido; no había alternativas como las conocemos hoy. Recordemos que ser buen estudiante no garantiza ser un buen ciudadano, ser hábil o ser “exitoso”. Tenemos además innumerables ejemplos de personas que no se ajustaron al estereotipo de “estudiante modelo” en distintas esferas que hoy en día son admirados por la sociedad, como Albert Einstein, Thomas Alva Edison, Bill Gates o Mark Zuckerberg. Así que, fijarse en sus calificaciones ignorando el resto de su dimensión humana es un tanto ingenuo, siendo que sus logros y trayectoria sobrepasan por mucho su experiencia académica; simplemente, muchas mentes brillantes no funcionan en los sistemas educativos imperantes.

La mujer que supuestamente escribió el texto, dice que estudió la licenciatura y maestría en Física. Puede ser, pero sorprende mucho que teniendo una formación en ciencias, no se haya tomado la molestia de investigar ni siquiera un poquito antes de redactar el texto que comparte. Algo que hace dudar mucho de la veracidad de sus palabras pues, justamente la formación en ciencias, implica la rigurosidad en el proceso de investigación. Baste decir que hace declaraciones que no resisten el análisis y evita presentar las fuentes que sustenten sus afirmaciones; algo totalmente “anticientífico”.

Por si fuera poco, al final del párrafo realiza una agresión directa a la persona, intentando así, apoyarse en un argumento (falacia) ad hominem: AMLO no habla bien el español, mucho menos otros idiomas [5]. El hecho de tener un acento “costeño” no implica que no conozca bien su idioma, lo conoce tan bien que lleva ya un buen compendio de libros escritos en su haber [6] (16 libros en 27 años [7]).

Continuemos con el análisis:

Desde antes de obtener la licenciatura empecé a trabajar y continúo haciéndolo hasta el día de hoy.

Me considero una persona bendecida ya que tengo una familia en la que todos trabajamos y hacemos lo que está en nuestras manos para que la sociedad y el país mejoren.

Esta persona, al parecer, minimiza los problemas derivados de cursar una maestría en ciencias y trabajar al mismo tiempo, ya que este tipo de estudios de posgrado, al ser escolarizados y de muy alto nivel, demandan tiempo completo. No es casualidad que el CONACyT otorgue becas a los alumnos que los cursan. Para ciertas licenciaturas en la UNAM, se ha previsto el caso de los estudiantes que deben trabajar para financiar sus estudios bajando la carga académica por semestre y alargando el tiempo para cursar la totalidad de las materias. Entonces, o la señora está mintiendo o es parcial respecto a su estatus como estudiante/trabajadora o no terminó su licenciatura en los 4 años previstos por el plan de estudios, lo cual genera dudas respecto a la veracidad de sus afirmaciones. En cualquier caso, puesto que no se identifica no es posible corroborar su historia.

Continuemos:

Reconozco que la corrupción está rampante en el país y cuando me he topado con personas así, a lo largo de mi vida, me he mantenido a distancia o les he dicho claramente que no quiero tener nada que ver con ellos.

Por lo cual creo que si usted fuera el modelo de honestidad que presume ser, sería imposible que se rodeara de rateros, estafadores, secuestradores y asesinos.

Ella intenta despertar un sentimiento de empatía con otros ciudadanos que se consideran honestos, llevando su argumentación al absurdo de que es imposible tratar con corruptos siendo una persona honesta. Desgraciadamente, tratamos con corruptos todo el tiempo, desde el vecino incómodo, hasta cuando hay que solucionar algún problema en comercios o instituciones gubernamentales. En la práctica, aún no es posible mantener una “sana distancia” entre nosotros “los honestos” y ellos “los corruptos”. Lo que sí es posible es actuar con la mayor honestidad posible hasta donde el sistema nos lo permite. Asimismo, la vida diaria no puede compararse con la vida de un actor político. En este contexto, es necesario dialogar y negociar con todas las fuerzas para poder llevar a cabo los planes de desarrollo que se han elaborado para el país. Muchos dirán que hay que pactar con el diablo y de alguna manera, tienen razón. Los poderes fácticos no pueden ser ignorados: grandes empresas que pueden boicotear la economía, o funcionarios con mucho peso político que podrían paralizar al país. Sí, en política es preciso aprender a negociar, no es posible ser autoritario como muchos intentan argumentar; mucho menos cuando los bienes y servicios estratégicos han quedado ya en manos de los privados. Hay que negociar.

En referencia a los “estafadores” y “asesinos” bueno, una vez más, hemos vuelto a la segunda llamada de atención: fuentes y evidencia. Ella asegura que AMLO se rodea de este tipo de personas pero no presenta ningún tipo de prueba. Únicamente se basa en una afirmación emocional apelando al sentido de indignación de la gente y presuponiendo que todos lo deberíamos compartir.

Desgraciadamente la campaña de desinformación y la guerra sucia se ha encargado de lavar muchos cerebros usando las mismas estrategias: apostar al miedo y no probar lo dicho. El intento por criminalizar a los activistas sociales y políticos es una muestra de estas prácticas, como lo han intentado hacer con los activistas Nestora Salgado [8, 9, 10] o el Dr. Mireles [11, 12, 13]. ¡Qué importante sería leer las investigaciones referentes a estos dos actores de la vida nacional! Si no lo ha hecho, revise las fuentes que se han proporcionado.

Sigamos:

Mi marido y yo tenemos un negocio desde hace 42 años. En él y en la casa siempre les hemos pagado a los empleados un sueldo digno y se les ha tratado correctamente, por lo que no me parece que usted trate a los empresarios de corruptos y que diga que nos enriquecemos a costa de los empleados.

Entonces, la señora lleva con ese negocio desde que tenía 21 años (63 años (su edad) – 42 años (negocio)), posiblemente aún era “estudiante de física” en la UNAM; no especifica qué tipo de negocio ni el monto de los “sueldos dignos”. Ella se nombra a sí misma y a su esposo como empresarios. Cabe recordar que existen cuatro (o tres, dependiendo del país) tipos de “empresas” y que se clasifican de acuerdo al número de empleados y al monto de su facturación y activos: micro, pequeña, mediana y grande. Según BBVA [14]:

[…] una microempresa es aquella que tiene menos de diez trabajadores y un volumen de facturación anual inferior a dos millones de euros o un activo total inferior a dos millones de euros; una pequeña empresa es la que tiene un máximo de 49 trabajadores y un volumen de facturación o total de activo inferior a diez millones de euros; y las medianas empresas son las que tienen menos de 250 trabajadores y un volumen de facturación inferior a cincuenta millones de euros o un activo menor a 43 millones de euros. Mientras tanto, las grandes empresas son aquellas que sobrepasan estos parámetros.

Agrego una conversión de euros a pesos con el conversor de divisas OANDA al 29 de mayo: micro facturación/activos inferiores a $45’557,800; pequeña facturación/activos inferiores a $227’789,000; mediana facturación inferior a $1,138’940,000/ activos menores a $979’492,000.

Entonces, a menos que ella sea dueña de una empresa grande y con las características que Obrador ha mencionado en diversas ocasiones, no tiene absolutamente nada por qué quejarse. AMLO ha señalado muchas veces que se opone a los beneficios irrestrictos que se han concedido a unos cuantos grandes empresarios rapaces y que se creen dueños del país [15]. Por otro lado, ha dicho también que apoyará la producción nacional [16, 17], en especial a las Pymes, quienes proveen a la nación del 70% de los empleos actuales, según redacta El Universal [18]:

La Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme) reaccionó contra el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), por considerar que no los representan, además de que es falso que sean las empresas de la cúpula empresarial las que generen 9 de cada 10 empleos. Porque los 4 millones de micro y pequeñas empresas representan el 97% de la planta productiva nacional y son las que generan 70% de las plazas laborales.

Entonces, la señora está bastante desinformada en referencia al proyecto de AMLO con respecto a las empresas mexicanas que no son la cúpula empresarial rapaz.

Continuemos:

Un principio básico de administración es que primero hay que tener ingresos para poder realizar egresos, por lo que le pregunto ¿cómo va a obtener todo el dinero que promete que va a repartir?: pensión de $1,200 a todos los adultos mayores, sueldo de $3,600 a ninis, beca de $2,400 a estudiantes y ayuda a madres solteras; ¿le va a quedar dinero para que funcione toda la estructura gubernamental?

Pues esto es algo de lo que AMLO ha hablado hasta el cansancio. Sin embargo, no se le da mucha difusión. Su proyecto alternativo de nación se basa en ahorrar dinero al bajar la corrupción [19]. Planea ahorrar 500 mil millones de pesos con este rubro, sin mencionar que parte del plan es bajar los sueldos a los funcionarios de primer nivel que llegan a ser de hasta 650 mil pesos al mes [20]. Sólo para darnos una idea, el Hufftington Post publica [21]:

En el once titular de la corrupción estatal, elaborado por el Huffington Post, existen acusaciones y señalamientos por el saqueo de al menos 307 mil millones de pesos y una deuda pública de 479 mil 430 millones de pesos en tan sólo 11 entidades que incluyen a Michoacán, Durango, Zacatecas, Tamaulipas, Coahuila, Guerrero, Nuevo León, Sonora, Chihuahua, Veracruz y Quintana Roo.

Entonces, de las cifras podemos ver que, efectivamente, la corrupción nos cuesta mucho a los mexicanos y que, de abatirse, tendríamos un ahorro semejante o hasta mayor al planteado por el candidato de las izquierdas.

Por otro lado, la ciudadana aparenta molestia al hablar de las becas a “ninis”. ¿Se referirá a los estudiantes que no pudieron ingresar a la universidad por falta de espacio o a los que ya terminaron sus estudios universitarios pero no tienen acceso a un trabajo? Quedará como incógnita. En cualquier caso, es importante mencionar que los estudiantes requieren de un apoyo mínimo para cursar sus estudios con dignidad y sin preocupaciones. También es importante el apoyo para que todos los sectores de la población tengan la posibilidad de acceder a las escuelas. Además, no se puede negar la abrumadora realidad de que los recién egresados no encuentran empleos, ya sea por su “falta de experiencia” o por el hecho de que en la actualidad el país no requiere profesionistas, sino mano de obra barata debido a la falta de planeación de los gobiernos neoliberales. Todo país con un proyecto de nación, se plantea apoyar a los estudiantes, así como a su planta docente y científica para consolidar las tecnologías de punta que dan soberanía al país. No es el caso de México.

Continuemos:

No me gustan las manifestaciones, marchas y plantones en las calles ya que interfieren y afectan a terceros y usted no sólo las tolera, sino que las alienta y las organiza.

Seguramente esta persona no tiene idea del sentido de una protesta civil pacífica. Una que efectivamente realiza el pueblo con el fin de derrocar gobiernos injustos como ha sucedido en incontables ocasiones en la historia de la humanidad. Así como en Argentina con los cacerolazos o en Bolivia con la revuelta contra las privatizaciones, en donde les prohibían incluso recolectar agua de lluvia. Sí, la protesta es la herramienta del pueblo para exigir un gobierno que lo represente.

Cuando el fraude del 2006, el famoso “plantón de Reforma” calmó la furia de un pueblo que se sintió ultrajado, vejado, engañado por las instituciones que debían procurar elecciones limpias y justas. Se tenían cantidades enormes de documentos que respaldaban la existencia del fraude del 2006; se acudió a las instancias pertinentes mostrando las irregularidades en las actas; nada ocurrió. Las instituciones callaron y desestimaron la evidencia. El pueblo estaba listo para hacer una hecatombe. El plantón de Reforma bajó esa furia y esa frustración; algo que sólo la gente que vivió esos momentos puede llegar a comprender hasta en el núcleo de su ser. No señora, AMLO no fomenta plantones, disipa sentimientos de odio contra las instituciones vendidas a los poderes fácticos.

Continuemos:

Seguramente usted nunca dio clases, yo sí, en la Universidad Metropolitana y en la Universidad Iberoamericana y es desesperante tener a un grupo de alumnos que estudiando ingeniería, no conocen la ortografía, no se saben expresar correctamente y no saben resolver una ecuación de 1er grado, que se enseña en 1º de secundaria; ya que de haberlo hecho sabría lo urgente de realizar una reforma educativa. Además, en todos los trabajos se evalúa a los trabajadores, ¿Por qué no se va a evaluar a los maestros, que tienen la enorme responsabilidad de educar a los niños?

Como ya se dijo desde el principio, Obrador ha dado clases [1]; se puede revisar su historia una vez más, de ser necesario. De nuevo, la supuesta persona que escribió esto no se ha informado con suficiencia respecto a la historia de la persona a la cual critica. Por otro lado, el candidato puntero no se opone a una auténtica reforma educativa [22]; esto lo ha dicho ya en medios diversos. Se opone a maquillar a una reforma laboral como educativa, donde no se están contemplando las necesidades de los principales actores de la educación: los maestros. Esta reforma educativa no es adecuada para los fines que el país requiere sino que fue impulsada desde el exterior [23]. Es punitiva, no fomenta el adiestramiento de la planta docente sino su expulsión e incluso desaparición debido a sus deficiencias. No hay que olvidar que desde Echeverría se han estado desmontando las escuelas normales [24] y en la actualidad, de 82, ya sólo quedan 16 normales rurales en el país [25].

Sigamos:

Como puede hablar de la mafia del poder, si usted de ahí se formó; habla mal de los que fueron sus compinches y acepta como colaboradores a personas de las que antes habló mal.

De nuevo, esta persona no se ha dado a la tarea de investigar a qué se refiere Obrador con “la mafia del poder” [26]. Es un grupo minoritario que se ha enriquecido a costa de la pobreza y miseria del pueblo de México. Recordemos que en nuestro país existe una brecha enorme entre el ingreso del más pobre y del más rico. Esta brecha, que sigue creciendo, ha permitido que la enorme riqueza del país se distribuya de manera completamente desigual. Como muestra, Forbes publica su lista de los 35 millonarios del país [27] y de acuerdo a Oxfam, 4 de los más ricos poseen lo que el 50% de pobres [28]:

La riqueza está concentrada cada vez en menos manos. El modelo económico actual está al servicio solo del 1 por ciento de la población, que se beneficia de la falta de voluntad política para acabar con los paraísos fiscales y otras prácticas fiscales agresivas empleadas por las grandes empresas. “Este modelo de privilegios está dejando a millones de personas en pobreza”, como en el caso de México, que tiene los ejemplos más dramáticos de desigualdad y donde el reciente aumento al salario mínimo resulta insuficiente ante el “mega gasolinazo” el alza a otros productos de la canasta básica, “mientras funcionarios públicos de todos los niveles de gobierno saquean los presupuestos públicos”.

Así que, no señora, de nuevo se ha equivocado. AMLO no pertenece a la mafia del poder, no importa el ángulo desde el cual se vea. Por otro lado, muchos políticos mexicanos sí han favorecido este enriquecimiento grosero de algunos grupos y de ellos mismos, como es el caso de Ricardo Anaya [29, 30] o de los ya innombrables gobernadores del “Dream Team” (o equipo de ensueño) de la corrupción mexicana [21]. Dígame señora, ¿cuándo ha visto envuelto al peje en escándalos de dinero como los ya mencionados? Sin duda alguna, sus oponentes han intentado responsabilizarlo de poseer “3 departamentos” o de “llevarse con corruptos” pero, hasta el momento, no se le ha encontrado evidencia sobre ningún negocio chueco. Recordemos que lo de los departamentos fue desmentido ya por Verificado.mx [31, 32].

Sigamos:

Sr. López Obrador usted es una persona ávida de poder, que está compitiendo por tercera ocasión por la presidencia y que a falta de propuestas claras, razonadas y viables se dedica a atacar a sus contrincantes con apodos y calificativos peyorativos, que distorsiona la verdad a su conveniencia, que recurre a frases simplonas o groseras, que considera chistosas y que hace promesas imposibles de cumplir.

La historia nos ha enseñado que cuando se le da el poder a una persona tan intolerante como usted y que se cree el poseedor de la verdad absoluta, se convierte en dictador.

Hay que hacer una diferencia clara entre un patriota y una persona ávida de poder. Un patriota y una persona, en general comprometida con una causa, lucha una y otra vez hasta lograr su objetivo. Así como Salvador Allende [33] en Chile o Luiz Inácio Lula da Silva [34] en Brasil, tuvieron que intentarlo muchas veces (cuatro, para ser precisos, en ambos casos) antes de lograr la concienciación mínima necesaria en un pueblo con el fin de poder ser elegidos en sus respectivos países como presidentes de su nación y realizar cambios que favorecieran a la gente. Estos patriotas han entregado su vida a las luchas sociales y en contra de las injusticias implementadas a través de una legislación neoliberal a modo, con el fin de que la famosa “mafia del poder” conserve sus privilegios.

Las personas ávidas de poder no suelen tener convicciones tan fuertes. Lo intentan una vez por aquí; si no les favorece, entonces se lanzan por otra estrategia por allá. Si de nuevo fracasan, pasan a una nueva o de plano se despiden. Estas personas no suelen seguir caminos éticos o de lucha social; se moldean de acuerdo a las posiciones de poder que van adquiriendo; son camaleónicos, mercenarios. En este caso, Andrés Manuel ha sido consistente en sus ideales de equidad y de justicia social. Usted dirá: ¡pero ha pactado con gente de partidos de derecha! Si, recordemos que en política se negocia. Una postura rígida difícilmente pueda tener éxito. Pese a esta flexibilidad, la propaganda de que es un ser autoritario no cesa. Si pone más atención a lo que está sucediendo en estos momentos, decir que “López Obrador es un autoritario” no se sostiene por el simple hecho de que está decidido a dialogar con los diversos sectores sociales con el fin de tener un gobierno incluyente; uno en el que su postura política e ideológica no sea un obstáculo para los intereses de quienes piensan diferente y desean ser tomados en cuenta a la hora de gobernar.

La señora dice que, a falta de propuestas, AMLO recurre a frases simplonas o groseras y que hace promesas que son difíciles de cumplir. Aunque el candidato de las izquierdas si ha dicho algunas frases como “los fifí”, el recurrir a un lenguaje casual no implica que no sea una persona preparada para gobernar. Tan lo es, que existe mucha evidencia de su éxito como Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal (ahora Ciudad de México), incluso se ganó el nombramiento de “Segundo Mejor Alcalde del Mundo” de la Revista City Major [6, 35]. En los debates presidenciales que ya tuvieron lugar, los candidatos de la derecha se han encargado de difamarlo a través de mentiras que han sido ya expuestas por diversos medios, incluido por supuesto Verificado.mx [36, 37]. No sólo no carece de propuestas, sino que, en cada contienda electoral ha ido incorporando un mayor número de voces de la sociedad a su proyecto alternativo de nación, ahora conocido con el nombre de Proyecto 18 [38].

Por otro lado, la historia occidental ha llamado dictadores a muchos que en realidad han sido patriotas. Simplemente por el hecho de no ceder ante los designios de la “divinidad imperial”, han sido etiquetados con este galardón. Una vez que el imperio etiqueta a un presidente como dictador, podemos estar seguros de que no sólo no lo es, sino que es un presidente con principios, con dignidad, dispuesto a defender la soberanía de un país [39]. Con esto en mente, recordemos a algunos de los “grandes dictadores” según el imperio estadounidense: Fidel Castro, Muamar Gadafi, Hugo Chávez, Nicolás Maduro, Vladimir Putin, Bashar Al-Assad, entre tantos otros. Entonces, utilizar la palabra “dictador” con tanta facilidad me lleva a pensar que nuestra escritora no esté muy al tanto de su significado. Aunque pone en la misma oración las palabras “intolerante” y “poder absoluto”, muy relacionadas con el concepto de dictador. Veamos, según la RAE [40]:

dictador, ra

Del lat. […]

1. m. y. f. En la época moderna, persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos y, apoyada en la fuerza, los ejerce sin limitación jurídica.

[…]

Como se puede ver, los gobiernos neoliberales son más afines a esta definición que los gobiernos de izquierda. Por lo tanto, afirmar con tal seguridad que Obrador se convertirá en un dictador, no sólo es errado debido a que siempre ha considerado que contamos con los tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial, sino que además es falaz en tanto que él planea sanearlos y limpiarlos de corrupción para que puedan funcionar con la independencia con la que deberían.

Finalmente dice:

P.D. Quisiera preguntarle a “Juanito” si él cree que usted cumple las reglas que pregona: no mentir, no robar y no traicionar.

Dicho personaje, no cuenta con la autoridad moral para cuestionar a ninguna persona con principios. Rafael Ponfilio Acosta Ángeles [41], mejor conocido como “Juanito”, desplegó actitudes de falta de compromiso con el partido que lo encumbró en un cargo público. Un problema que debía resolverse de manera interna fue llevado ante instancias externas. Esto trajo consigo negociaciones internas para paliar la injerencia. Como he dicho ya incontables veces, en política hay que negociar y los actores deben comprometerse a cumplir sus promesas, especialmente las que se toman a favor del pueblo. En política se vuelve de vital importancia la capacidad para poder conciliar los intereses de manera tal que se tome en cuenta el bienestar de la población, especialmente el de los grupos de mayor vulnerabilidad y menos privilegiados. De otra forma, se seguirá incrementando la desigualdad.

De todo esto, es posible ver que en los hechos, al compartir este tipo de información con otros, estamos contribuyendo con la ignorancia de nuestro país. Estamos siendo artífices del engaño y la mentira. El no tomarnos el tiempo para investigar y corroborar lo dicho en los textos que se nos comparten implica que seguiremos viendo un país lleno de miseria y desigualdad porque estamos ayudando a desinformar, porque emitimos juicios falsos y porque los transmitimos sin el mayor remordimiento. Este tipo de actitudes no benefician al crecimiento de la nación, no favorece que nos hagamos conscientes de los problemas de fondo que permean a nuestra sociedad. Sólo a través de un compromiso genuino con la verdad y el conocimiento podremos liberarnos de las ataduras de los sistemas corruptos, engañosos por naturaleza. No sólo se requiere de un presidente honesto sino de ciudadanos comprometidos con el mismo fin. Para que todo cambie, también nosotros debemos de cambiar, desde adentro, en nuestra mente, en nuestra motivación para aprender y cuestionarlo todo, para indagar e influir positivamente en los demás, en que más gente investigue, lea, se informe.

Como siempre, invito a mis compatriotas a que lean más allá de lo que presento, que revisen las fuentes y más allá de ellas. No se queden con la dosis que los medios les suministran, busquen más, confronten sus propias ideas y creencias. La libertad se genera en nuestro interior.

Síganme en Mastodon:
@Maya@social.politicaconciencia.org

Bibliografía

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%A9s_Manuel_L%C3%B3pez_Obrador

[2] http://www.zocalo.com.mx/new_site/articulo/no-tuve-vida-social-porque-no-tenia-dinero-amlo

[3] https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2016/09/16/exhiben-malas-calificaciones-amlo-universidad.html

[4] https://reforma.vlex.com.mx/vid/es-amlo-ultimo-estudios-193792107

[5] Sobre la “verdad”, Venezuela y otros mitos – Parte I

[6] En el mismo costal

[7] https://regeneracion.mx/cuantos-libros-ha-escrito-lopez-obrador/

[8] https://es.wikipedia.org/wiki/Nestora_Salgado

[9] https://www.proceso.com.mx/535199/la-vileza-de-meade-contra-nestora-salgado

[10] https://www.proceso.com.mx/433913/nestora-salgado-libre

[11] https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Manuel_Mireles_Valverde

[12] https://www.proceso.com.mx/430034/el-gobierno-le-teme-al-caudillo-mireles

[13] https://www.proceso.com.mx/358772/michoacan-mireles-el-alzado-lider-de-los-autodefensas

[14] https://www.bbva.es/general/finanzas-vistazo/empresas/clasificacion-de-empresas-por-tamano/index.jsp

[15] http://www.eluniversal.com.mx/elecciones-2018/una-minoria-rapaz-tiene-secuestrado-al-gobierno-responde-amlo-empresarios

[16] https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Credito-a-las-pymes-clave-en-programa-economico-de-AMLO-20120516-0132.html

[17] https://politico.mx/central-electoral/elecciones-2018/presidencial/asociaci%C3%B3n-de-pymes-se-aleja-de-cce-y-respalda-amlo/

[18] http://www.eluniversal.com.mx/elecciones-2018/desmiente-alampyme-consejo-coordinador-empresarial-y-apoyan-amlo

[19] http://www.elfinanciero.com.mx/nacional/corrupcion-le-cuesta-30-mil-millones-de-dolares-al-ano-a-mexico-amlo

[20] https://lasillarota.com/amlo-ahorro-corrupcion-fraude/214081

[21] https://www.huffingtonpost.com.mx/2016/11/29/la-generacion-de-gobernadores-mas-corruptos-en-la-historia-de-me_a_21616032/

[22] https://www.animalpolitico.com/2018/05/amlo-maestros-oaxaca-reforma-educativa/

[23] https://lopezobrador.org.mx/temas/reforma-educativa/

[24] https://www.proceso.com.mx/127037/las-normales-rurales-en-la-mira

[25] https://www.proceso.com.mx/388584/los-cuatro-ejes-de-las-escuelas-normalistas

[26] AMLO explica qué es la mafia del poder: https://www.youtube.com/watch?v=FlTtWlp1E1A

[27] https://www.forbes.com.mx/los-35-mexicanos-mas-ricos/

[28] http://www.sinembargo.mx/16-01-2017/3136651

[29] https://www.sdpnoticias.com/nacional/2018/04/27/policia-de-espana-estaria-investigando-a-anaya-por-lavado-segun-el-universal

[30] https://www.huffingtonpost.com.mx/2018/04/25/empresarios-relacionados-con-anaya-son-investigados-en-espana-por-blanqueo-de-capitales_a_23420358/

[31] https://www.animalpolitico.com/2018/04/verificado-mx-noticias-verificado-2018-corrupcion-impunidad/

[32] https://www.proceso.com.mx/531184/departamentos-a-nombre-de-amlo-son-de-su-hijo-pero-estan-en-juicio-testamentario

[33] https://es.wikipedia.org/wiki/Salvador_Allende

[34] https://es.wikipedia.org/wiki/Luiz_In%C3%A1cio_Lula_da_Silva

[35] https://verificado.mx/lopez-obrador-segundo-mejor-alcalde/

[36] https://www.animalpolitico.com/2018/04/verificado-mx-verdades-o-mentiras-esto-dijeron-los-candidatos-sobre-seguridad-y-violencia/

[37] https://www.animalpolitico.com/2018/05/verificado-mx-las-mentiras-y-verdades-sobre-migracion-y-frontera-en-el-segundo-debate-presidencial/

[38] Proyecto 18 http://proyecto18.mx/

[39] Camarada Fidel, el más grande honor

[40] http://dle.rae.es/?id=Dh6ZHQI

[41] https://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Acosta_%C3%81ngeles

También podría interesarle:

4.83/5 (6)

¿Qué le pareció el artículo?

1 comentario para “Medios de desinformación: lo que se dice de AMLO

  1. Leonardo da Vinci
    1 junio, 2018 at 11:41 am

    Whatsapp se ha vuelto un medio que sirve, entre otras muchas cosas, para la desinformación masiva: continuamente nos llegan datos que son planteados como verdades pero, en efecto, sin fuentes de verificación. Veo más positivo cuando se reciben vídeos de algún suceso, porque en sí mismo es la fuente original. Diría también que un texto, además, al copiar y enviar a otros usuarios en el Whatsapp, es modificable, o sea que cada quien podría ponerle de su propia cosecha y así ir armando la cadena.
    Me parece muy bien de la autora que tome un ejemplo “común y corriente” pero que circula como “argumento” en contra del candidato. Lo más importante para mí es que independientemente del candidato del cual se trate, es usar la mentira como verdad, como una “verdad que sirve para justificar por qué no votar por el candidato”, aunque no sea cierto. La manera en la que desmenuza la autora la situación es muy buena, mostrando que no hay elementos que justifiquen el supuesto argumento de la supuesta señora contemporánea de AMLO. Por otro lado, me parece que hay aún más aristas, como este espíritu conservador o ultra conservador que tiene un enorme sector de la sociedad mexicana en el que se está convencido de que un buen estudiante es el que saca 10 y uno malo el que saca 6. Las circunstancias personales, sociales, psicológicas, familiares, etc., del estudiante no importan en lo absoluto para ellos y sólo juzgan por aspectos superfluos como un número. En lo personal, me preocupa mucho que estos relatos tengan eco precisamente porque reflejan ese lado de la sociedad que tiene ideas limitantes respecto al mundo. Ojalá, más bien, las mentes puedan expandirse para ver otros flancos de la realidad y que esta dista mucho de ser lineal y ordenada, siquiera no la humana.
    Bien por la autora porque prácticamente nadie se concentra con este nivel de detalle en las cosas “pequeñas” que pasan en lo más íntimo de la sociedad, como es justamente los mensajes whatsapp que día a día recibimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *