La era de la postverdad; una guía no tan breve

La manipulación de los hechos

Hoy más que antes estamos sujetos a una avalancha de información que nos llega a través de las múltiples plataformas digitales a las que nos conectamos todos los días. A los medios masivos de comunicación convencionales hay que sumar la enorme cantidad de páginas web pertenecientes a las diversas agencias de noticias, así como las famosas redes sociales, lo que ha provocado que seamos más vulnerables a ser manipulados o engañados a través de la difusión de noticias o hechos completamente falsos. A manera de ilustración, hace no mucho una persona me dijo que estaba muy preocupada por el asunto de Nibiru. ¿Nibiru? Si, Nibiru. Toda su angustia fue generada por un mensaje que le llegó por Whatsapp, en el cual se alertaba sobre el “hecho” de que estábamos a poco tiempo de ser azotados por el nuevo planeta Nibiru que venía en dirección de colisión hacia la Tierra.

Noticias falsas, alarmantes y altamente amarillistas se han difundido desde siempre, pero ahora están listas para ser diseminadas casi instantáneamente entre la gente, la cual no muestra el menor reparo que la lleve a hacer una pausa para pensar si, efectivamente, lo que se está difundiendo es un hecho real o no [1].

La situación es preocupante, sobre todo porque México no es un país cuya gente se caracterice por ser letrada, con pensamiento crítico, capaz de discernir entre un hecho real y uno ficticio. Somos, por desgracia, un pueblo entrenado para creer ciegamente más que para pensar y analizar; para aceptar más que para dudar.

Asimismo, inquieta mucho el encontrar cada vez más evidencia de que existe un intento deliberado por unificar el pensamiento, a fin de generar una opinión pública específica en referencia a una cantidad nada despreciable de temas que nos incumben como especie. El incansable trabajo de ciertos medios de comunicación, que no tienen independencia ideológica y que no favorecen el análisis ni el pensamiento crítico, es cada vez más evidente; muchas cadenas de noticias, especialmente las estadounidenses, otro tanto europeas y hasta latinoamericanas, están básicamente alineadas para “informar” sobre temas específicos con claras líneas de pensamiento. Veamos el video sobre la alineación de diversas agencias noticiosas en los Estados Unidos de Norteamérica [2] :

“Esto es extremadamente peligroso para nuestra democracia”

Aunque desde cierta óptica lo dicho en el material audiovisual pudiera tener algo de verdad, resulta inaceptable el alineamiento ideológico en el que todas las “alternativas” (noticieros) presentan exactamente el mismo punto de vista. Todos hablan del mismo tema, recitan el mismo guion, casi con la misma entonación y las mismas pausas. Se trata de inyectar en el ideario popular que las redes sociales son un arma peligrosa porque permiten “difundir” y “promover” noticias falsas, sin verificación previa. ¿Le parece que esto podría ser el pretexto perfecto para que las redes sociales centralizadas como Facebook o Twitter prohíban o eliminen publicaciones por considerarlas noticias falsas? Sería peor que bajo esta premisa censuraran a las cadenas de noticias no alineadas con cierto pensamiento o ideología, de manera tal que la información que circulara por sus venas digitales fuera siempre la misma y que no difiriera del pensamiento aceptado por algunos grupos de poder. De hecho, ya está sucediendo: las cadenas de noticias internacionales no alineadas están siendo censuradas en las redes sociales centralizadas [3].

Es muy aleccionador el poder ver a todas estas cadenas coreando al unísono la misma perorata. ¿Le parece familiar? ¿Cuántas veces en México los medios no se han alineado a algunas frases cortas, dedicadas a generar un sentimiento o una opinión? ¿Le suena conocido “Es un peligro para México” o “Mesías tropical”? Algunas otras frases u oraciones que se usan con frecuencia en estos medios son:

Hay una crisis humanitaria en Venezuela

(Aun cuando el experto independiente de la ONU, Alfred de Zayas ha reportado lo contrario en su investigación [4])

Maduro es un Dictador

(Aun cuando fue elegido democráticamente por su pueblo en diversas ocasiones)

El régimen opresor de Bashar al-Ásad

(Aun cuando el pueblo lo apoya, habiéndolo elegido en dos ocasiones consecutivas)

Todas las anteriores, entre muchas otras, tienen el objetivo de generar la opinión de que tal o cual persona (autoridad, gobernante) deben ser eliminados por su maldad; razón por la cual, es de imperiosa necesidad “liberar” al pueblo oprimido a través de una intervención militar, o de un bloqueo económico.

Las frases están dirigidas a una audiencia que no es capaz de distinguir entre una agenda y la realidad mundial. Es por esto que es de suma importancia estar alertas, mantener una mente abierta a las ideas nuevas, muy especialmente a todas aquellas que retan y ponen en duda el sistema de creencias que hemos generado con el paso del tiempo a través de la convivencia dentro de nuestros grupos sociales, en la escuela, con los familiares, los amigos y por supuesto, el que hemos adquirido de los medios de información convencionales.

El engaño sutil

Podría llegar a creer que tiene en su poder la evidencia contundente que corrobora a un hecho como verdad. Hoy en día se tiene la facilidad para realizar manipulaciones profesionales, tanto de imágenes como de audio y video. Ya no sólo se trata de repetir frases una y otra vez, o de presentar cierto material fuera de su contexto para generar opiniones escandalosas o acciones con graves consecuencias como ha sucedido en incontables ocasiones al lanzar rumores por las redes sociales [5], sino que mucho de lo que algunos agentes quieren vendernos como cierto, suele ser un trabajo impecable de montaje o edición que tendría el potencial de engañar hasta al más versado de los expertos.

Si le parece alarmante la idea de la difusión de noticias falsas o manipuladas de manera tal que puedan influir en la opinión pública, lograr que la gente apoye las guerras a través de sus legisladores y que se aprueben invasiones basadas en evidencias inexistentes, permítame contarle sobre un avance tecnológico que pude acabar con la idea de realidad como la conocemos. Aunque los avances son fascinantes, también tienen un lado oscuro que podría llevarnos a un problema mayor.

Como hemos podido ver, es común que se difundan muchas mentiras en las redes sociales y en un futuro, que posiblemente nos ha alcanzado ya, las noticias podrían terminar presentando sólo ficciones en lugar de realidades. La tecnología ha avanzado tanto que una realidad alternativa puede ser creada de la nada, para luego ser transmitida por las plataformas comunicacionales convencionales o de Internet, lo que da lugar a un nuevo concepto: el “engaño sutil” (deepfake). En este escenario, los discursos inexistentes se convierten en discursos “reales”, asociando palabras aisladas con el fin de ponerlas en boca de grandes personalidades internacionales. De igual manera se podrán difundir noticias utilizando el concepto de “realidad disminuida”, contraria a la “realidad aumentada”; donde, por ejemplo, los reportajes de las manifestaciones numerosas pueden ser transformadas en relatos de manifestaciones pequeñas sin un trabajo de edición posterior. Los objetos o personas que deberían aparecer en un video, son simplemente desaparecidos en tiempo real.

El reportaje [6] que compartimos a continuación no sólo es impactante, sino que tiene el poder de generar en nosotros una sensación de humildad al poner de manifiesto que no todo lo que consideramos evidencia contundente, realmente lo es; en especial si se trata de material multimedia:



Con esta tecnología, maravillosa por un lado y aterradora por otro, tendremos que estar aún más alertas ante una variable capaz de alterar todo lo que conocemos como realidad.

Recuperar nuestro poder

Debido al trabajo sistemático de una gran cantidad de los medios masivos de comunicación por transmitir la información de manera conveniente a sus intereses y agendas, cada vez será más complicado mantenernos bien informados. En lo individual, las noticias falsas son relativamente fáciles de desmontar al hacer uso de los métodos bien conocidos en el mundo académico para el desarrollo del conocimiento. Sin embargo, los engaños sutiles serán bastante más difíciles de descubrir, por lo tanto, necesitaremos apoyarnos en la fuerza colectiva en el sentido más amplio conocido. Como ciudadanos que buscamos generar un país y un mundo verdaderamente democrático (evitar continuar con una democracia simulada por las élites), es muy importante que dediquemos un poco de nuestro tiempo para lograr los cambios necesarios con el propósito de ser capaces de identificar a los medios alineados y sobre todo, a moderar ese impulso humano por compartir casi de forma instantánea cualquier contenido que parezca ser importante. Existe un camino más o menos definido para poder lograr desmenuzar la información y llegar a la “verdad”. A continuación se presentan diversas estrategias que podemos seguir tanto de manera individual como colectiva.

De manera individual

Se podría resumir en tres acciones principales:

1. Dudar

Sí, dudar. En este contexto, significa plantear interrogantes de manera tal que se evidencie si una afirmación es falsa o verdadera; es decir, se trata de un procedimiento para determinar su veracidad. En los noticieros, habitualmente recibimos noticias alarmantes o altamente emotivas, sin que se presenten argumentos o elementos que las sustenten. Ante este escenario, debemos mantenernos alertas pues, probablemente, el emisor de la noticia sólo quiera que la creamos, aceptándola sin cuestionar nada. Cuando un medio (institución o persona) se jacta de ser el único que posee la verdad, deberá ser mirado con extrema desconfianza. Así, la duda es una herramienta poderosa pues provee una manera de acceder a un tipo de conocimiento que siempre se encuentra en construcción. En este sentido, es una forma de escepticismo, una reflexión que cuestiona las creencias o los hechos que se asumen como dados. En lugar de aceptar la información acríticamente, la duda exige que se reciba a la par con la evidencia necesaria para acreditarla como verdadera. Permite la construcción del conocimiento, siendo su uso mucho más evidente en las diversas áreas científicas.

Para poner en práctica nuestra capacidad para dudar, habrá que estar dispuestos a hacernos preguntas, pero sobre todo, a querer encontrar las posibles respuestas, aun cuando pudieran contraponerse a nuestras creencias. En el caso de una noticia, podríamos empezar cuestionando sus fundamentos: ¿se presenta con evidencia que sustente las afirmaciones? Podemos hacer preguntas que contrasten la noticia: si se dice que algo es “bueno”, preguntarnos qué tan probable es que sea “malo”: ¿podría ser “malo”? Hacer preguntas de este tipo incluso podría llevarnos a concluir que lo que se dice es un absurdo o que simplemente no existe evidencia suficiente que sustente que la afirmación es verdadera.

2. Investigar

Consiste en iniciar una búsqueda de un mayor número de fuentes de información que corroboren la noticia, procurando que incluyan evidencia verificable del hecho o del acontecimiento.

¿Qué cosas debo buscar?

En referencia a una noticia, debe identificarse dónde sucedió (lugares), cuándo (fechas), cómo (contexto, historia) y por qué (motivos, razones). Si nos dicen que algo sucedió en tal o cual lugar, habremos de verificar que en verdad haya ocurrido, en la fecha indicada o bajo las circunstancias descritas. Si nos apoyamos en el Internet, será también importante utilizar diversos buscadores pues, cada uno utiliza algoritmos de búsqueda distintos y tienen la peculiaridad de poseer alineaciones ideológicas diferentes, sin olvidar que varios de ellos espían a sus usuarios.

Para que podamos generar confianza en alguno de los diversos medios de información, debemos fijarnos primero en sus fuentes. Algunas agencias de noticias suelen evadir esta responsabilidad ya que no acostumbran citarlas dentro del desarrollo de sus artículos ni presentan una bibliografía. A veces tienen el acierto de dar algún dato (nombres, lugares, fechas) de lo que presentan. Si lo hay, podemos, de manera independiente, contrastarlo haciendo uso del vasto mundo virtual al que tenemos acceso. Es muy importante llegar, de ser posible, a documentos oficiales: facturas, consensos, leyes, etc (del gobierno o instituciones internacionales con un alto grado de confiabilidad* como la ONU o la FAO), o estudios de universidades serias: UNAM, IPN, UAM, etc (de preferencia, públicas). Note que cuando se habla de instancias con una alta confiabilidad (*), no se está asegurando que sean infalibles. Ninguna institución o persona es 100% confiable y por lo tanto hasta estas fuentes deben ser susceptibles de verificación. Recordemos que la misma ONU ha sido fuertemente criticada por sucumbir ante las presiones de los Estados Unidos de Norteamérica. Dentro de todo, las instituciones o personas con un alto grado de confiabilidad son nuestro mejor punto de partida. Además, es de gran importancia aprender a verificar que, efectivamente, los documentos, páginas oficiales o material multimedia sean, en efecto genuinos. Para ello necesitaremos hacer uso de distintas habilidades, siendo la principal, nuestra capacidad para observar con cuidado y detenimiento lo que se nos presenta.

Con el tiempo, cada quien aprenderá a distinguir cuáles son las fuentes que poseen un alto grado de confiabilidad, es decir, que cometen menos errores y que presentan mayor número de artículos con información real, certera, confiable y sustentada. Recordemos que, aun cuando las consideremos confiables, no son infalibles. Es por esto que siempre debemos dedicar tiempo a investigar y verificar, especialmente si surge algún indicador que nos levante la duda. Esta labor investigativa nos proporcionará la habilidad para navegar de manera más segura en el universo digital pues, como bien sabemos, contiene todo tipo de información y aprender a discriminarla es la base del éxito.

3. Analizar

El análisis es un estudio detallado y minucioso de algo, un tema, una noticia, de manera que podamos separar y distinguir las partes que lo componen, comprender su composición o estructura. En este contexto, el análisis del discurso y del contenido serán nuestros preferidos. El primero nos permitirá descubrir una gran cantidad de características del comunicador relacionadas con su posición en un grupo social. Cuando entremos en contacto con una noticia, podremos distinguir, de acuerdo al tipo de lenguaje, a la estructura gramatical y a la sintaxis, al tipo de material multimedia, entre otras características, de quién viene (grupo social). El segundo nos ayudará a desmenuzar lo dicho con el fin de encontrar relaciones lógicas y causales, así como contradicciones e inconsistencias.

La información obtenida de las diversas fuentes encontradas en nuestra investigación deberá ser utilizada para hacer comparaciones; contrastarlas unas con otras. Al usar nuestras propias habilidades intelectuales, que nos permiten concatenar hechos, encontrar relaciones causales, deducir o relacionar datos, estaremos realizando un análisis de contenido, de manera que seremos capaces de encontrar inconsistencias o contradicciones, o por el contrario, concordancia y reafirmación de lo que se presenta. Es importante decir que el análisis es una tarea que muchas veces se realiza en paralelo con la investigación y por lo regular suelen ser acciones inseparables.

Realizar estas tres actividades de manera simultánea y frecuente redundará en un entrenamiento que nos permitirá distinguir, cada vez con mayor facilidad, entre los hechos reales y los ficticios. Nos ayudará a estar preparados para hacer un juicio; nuestro pensamiento crítico estará entonces listo para actuar siempre que se le requiera.

Ahora, ¿qué pasa cuando lo que encontramos en Internet u otros medios no posee distintos puntos de vista? Si no encontramos fuentes que nos permitan contrastar lo que se dice, lo mejor es nunca dejar de dudar. Mantener la mente abierta a la idea de que ese pedacito de información pudiera ser o no falsa; un sano escepticismo. Con el tiempo, podremos encontrar más datos que nos ayudarán a disipar la duda. La paciencia es otra gran herramienta; toda investigación seria necesita tiempo para ser realizada.

De manera colectiva

Se puede hacer más cuando nos unimos. Si se aprovecha la fortaleza de que, en principio, dos (o más) cerebros “piensan” más que uno, lograremos obtener puntos de vista clarificadores. Complementaremos nuestro análisis con otro tipo de pensamiento; en ocasiones, constataremos que hemos acertado o cometido errores en nuestro análisis. El trabajo colectivo es mucho más poderoso; sin embargo, dependerá de la apertura y la disposición de quienes nos acompañan en nuestra búsqueda de la “verdad”, el poder enriquecernos de ellos. Apoyarnos en personas cuyo pensamiento consideramos que es más cerrado que el nuestro, podría parecer inútil o limitante. Sin embargo, es un hecho que de una u otra forma podría llegar a enriquecernos. Simplemente necesitamos ser abiertos y aprender a reconocer que todo elemento de información es de gran utilidad, especialmente si viene de quienes retan nuestras creencias [22, 23].

A continuación se presentan algunas estrategias que podemos llevar a cabo con el apoyo de los colectivos, ya sea de nuestro entorno o grupo social inmediatos, o con ayuda de los medios alternativos.

Círculos sociales

1. Compartir

Debemos tomarnos el tiempo de pasar la nota a otras personas con el fin de recibir una opinión sobre la misma. Pedirles su opinión sobre lo expuesto. Esto permitirá entablar un comunicación participativa. Si no conocemos gente cercana que pueda estar interesada en realizar con nosotros esta actividad, podríamos hacer uso de las redes sociales convencionales centralizadas o mejor aún, de las alternativas y federadas como lo es la red social de Política ConCiencia [24], que forma parte de la federación Mastodon, así como GNUSocial, Diáspora o Riot/Matrix, entre muchas otras. Genere un círculo social interesado por el pensamiento crítico y por el análisis de temas afines.

2. Escuchar

Antes de emitir su opinión, será de gran importancia que primero escuche (o lea) el punto de vista de sus interlocutores, de manera tal que no los influencie. De este modo recibirá una perspectiva lo más independiente de la suya.

3. Dialogar o debatir

Iniciar una conversación en la cual seamos capaces de dar nuestra opinión y nuestras razones. Esto favorece un intercambio de ideas y de elementos que permiten entender las opiniones respecto a la nota compartida. En este punto, siempre será muy importante darle valor a la opinión de las demás personas. Hay que recordar que nuestro punto de vista no sólo no es el único sino que podrían existir incontables perspectivas, tanto afines como distintas a la nuestra. Justamente por eso es importante pedir opinión a otros, cuanto más distinta, más nos enriquecemos con las nuevas ideas. En este intercambio podremos incluir fuentes así como pedir a nuestros interlocutores que nos proporcionen las suyas.

4. Concluir

De todos los puntos de vista que haya escuchado, si ha reunido elementos suficientes, construya uno nuevo. De ser necesario, vuelva a la fase individual e investigue y analice la información recién adquirida. Es importante concluir el intercambio en buenos términos, incluso cuando nuestros puntos de vista no sean afines. La posibilidad de enriquecernos de otros ha sido razón suficiente para estar agradecidos.

Medios alternativos

En términos de los medios masivos de comunicación, será muy importante generar un verdadero trabajo colaborativo más allá de los intereses individuales de las agencias informativas. Una prueba de esto se encuentra en los trabajos de investigación realizados por los colectivos Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción pues, aunque su trabajo fue referente a una problemática local, los mexicanos fuimos capaces de enterarnos de los malos manejos y negocios corruptos en los que han incurrido ciertas autoridades del Estado mexicano. De igual forma, agencias de noticias internacionales como teleSUR, Russia Today e HispanTV han realizado trabajos colaborativos con el fin de exponer ciertas problemáticas globales.

En el caso de las noticias falsas presentadas por los distintos medios de comunicación, será relevante reconocer a los colectivos que se dedican a desmontar esas mentiras, primero, porque pueden ser un buen punto de partida y segundo porque son una señal de alarma. Como ya hemos dicho antes, cuantas más fuentes mejor, así que estos colectivos podrían servir para recolectar datos útiles para nuestros análisis. No obstante, existen colectivos que se venden con la etiqueta de verificadores, pero cuya finalidad es la misma que la de los medios alineados y por lo tanto, son más un obstáculo que una ayuda real.

Recordemos que en México vivimos una experiencia bastante interesante con la participación del colectivo Verificado 2018, quien dedicó tiempo para evidenciar las mentiras lanzadas, tanto en los medios masivos de comunicación como en las redes sociales. En este caso, resultó ser una agrupación útil -aunque debe ser claro que pudo no serlo- que terminó por generar una especie de confianza ciega en ella, lo que a su vez, volvió a ponernos en el camino de las creencias y no del pensamiento crítico.

En la búsqueda de información confiable, lograremos identificar a las fuentes que cometan menos errores, las que serán de mayor utilidad en nuestro camino hacia la “verdad”. Aprenderemos a reconocer las que son serias y responsables a través de la labor de investigación.

Casos de aplicación

A continuación se presentan cinco ejemplos con el fin de mostrar cómo podemos utilizar las estrategias individuales para enfrentar mejor el bombardeo mediático engañoso. Le invitamos a leerlos con detenimiento.

Ejemplo 1: dudar

Para empezar, rescatemos los conocimientos previos que puedan ser de utilidad para elaborar preguntas.

Una cierta presentadora de un muy conocido programa de espectáculos dijo: “No porque suba el dólar sube el precio de todo lo que las familias consumimos”. Uno puede preguntarse, ¿qué tan ligada está nuestra moneda al dólar? ¿qué tan dependiente es nuestra economía de la estadounidense? En mi experiencia, ¿qué efectos he podido notar cuando sube el precio del dólar estadounidense en relación al del peso mexicano? Al recuperar conocimientos y experiencias previas, recordará que cada vez que el dólar “sube”, los precios de básicamente todo lo que solemos consumir, también “suben”. Aun sin comprender a fondo las relaciones económicas o de mercado existentes, es claro que conocemos los efectos de las fluctuaciones de las divisas en los precios.

Como consecuencia de la declaración de la conductora, las redes sociales respondieron de manera agresiva y vertiginosa. Debido a ello, tuvo que “deslindarse” diciendo que lo que ellos (los presentadores) dicen no está directamente relacionado con lo que piensan; dijo: “[…] en un programa de televisión los contenidos, menciones y secciones NO LOS ESCRIBIMOS los conductores […][7]. Esto nos muestra una vez más cómo se realiza el trabajo de insertar una opinión en las mentes de la audiencia.

Entonces, nuestros conocimientos previos y nuestra experiencia nos permiten elaborar preguntas que nos permitan cuestionar las afirmaciones realizadas por los medios de comunicación o las redes sociales.

Ejemplo 2: dudar e investigar

Lea con cuidado la siguiente afirmación:

Por todos lados, a donde volteo, la gente dice que Maduro es un dictador. Los medios lo recalcan con una profusión de noticias sobre la enorme crisis humanitaria que vive ahora Venezuela; no tienen acceso ni a comida ni a medicamentos. Es una tragedia. Además, conozco venezolanos que pueden corroborar que es cierto.

Primero, ¿conoce la definición o el significado amplio del concepto “dictador” con el cual califican al presidente Maduro? Si no, siempre es bueno empezar buscando la definición formal. Las dos primeras acepciones de la RAE son:

1. m. y f. En la época moderna, persona que se arroga o recibe todos los poderes políticos y, apoyada en la fuerza, los ejerce sin limitación jurídica.

2. m. y f. Persona que abusa de su autoridad o trata con dureza a los demás.

Si es un dictador, quiere decir que básicamente es “dueño” de los poderes de la nación (que en el caso de Venezuela son cinco) o que abusa de su autoridad. Debemos preguntarnos si esto en verdad es así. ¿Maduro ejerce todos los poderes de su nación? ¿Ha abusado de su autoridad? Los medios alineados responderán que es así. Otros mostrarán que cada poder está siendo ejercido por grupos de diversa índole y que han existido múltiples procesos, contemplados en su Constitución Política, para elegir a los representantes en cada caso. Venezuela es el país que ha llevado a cabo el mayor número de elecciones en Latinoamérica en los últimos 20 años.

Pero están en una severa crisis humanitaria. No tienen acceso a comida ni medicamentos.

¿Qué es una crisis humanitaria? ¿Qué cifras son indicadores de tales crisis? ¿Quiénes realizan estas afirmaciones? ¿Existe algún fin que motive a hacer este tipo de declaraciones?

Algunos medios exaltan la idea de la crisis humanitaria en Venezuela, pero casualmente no presentan cifras respaldadas por estudios serios ni verificables. Por otro lado, se pueden encontrar notas y estudios que hablan del concepto utilizado en contra de esa nación y que muestran su situación actual. Uno de esos estudios fue realizado por Alfred de Zayas, experto independiente de la ONU [4].

Al investigar, encontraremos artículos periodísticos bien documentados y otros enfocados en exaltar emociones humanas de indignación. Debido a que el tema de la comida y la salud puede derivar en severos conflictos internacionales por la defensa de los derechos humanos, es importante entender que existen motivos por los cuales estas declaraciones tienen fuertes consecuencias. Con el pretexto de mandar ayuda humanitaria, existen países potencia que incursionan en territorios ajenos. Esto les permite asentar bases militares y tomar el control de esos territorios. Es justamente lo que han hecho los llamados países miembros de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) en Haití o en lo países africanos y del medio oriente. Muchos periodistas e investigadores han reportado por décadas que los países de la OTAN incursionan militarmente en países con crisis humanitaria con el pretexto de brindar ayuda. Sin embargo, los resultados son siempre los mismos: se apropian de territorios estratégicos, ya sea por su posición geográfica (acceso a mares o ríos) o por los recursos naturales disponibles (minerales, metales preciosos, hidrocarburos, agua, etc.) con el fin de explotarlos y sacar provecho económico: mantener una guerra en un territorio ajeno al suyo con el fin de enriquecerse a través de la venta de armamento y el “fortalecimiento” del ejército de esas naciones o como en Siria, del apoyo a una “oposición pacífica” armada hasta los dientes.

Pregúntese: ¿qué recursos estratégicos posee Venezuela como para que a ciertos países les convenga declarar que se encuentran en situación de crisis humanitaria?

Finalmente, debemos estar dispuestos a preguntar a gente que opine tanto a favor como en contra de las afirmaciones realizadas. Pedir la opinión de chavistas y no chavistas, o en términos generales, si se le pregunta a un sector de oposición de la población, lo justo sería preguntarle al sector que no es oposición, así como pedirles las evidencias que poseen para sustentar sus afirmaciones. Muchas veces notará que lo que algunos consideran evidencia “contundente”, realmente carece de sustento y no posee la fuerza necesaria para fungir como evidencia: datos, cifras, estudios verificables (que sean susceptibles de ser comprobados en virtud de las fuentes y la metodología que aportan). Hay que estar dispuestos a cambiar de opinión cuando la evidencia así nos lo indique.

Ejemplo 3: investigar y analizar

En diversas ocasiones, la cadena de noticias estadounidense CNN ha defraudado a su audiencia presentando información falsa o manipulada, como en el caso del niño sirio rescatado de entre los escombros en pleno ataque aéreo, en el que difundió imágenes con una “conmovedora” historia detrás, acusando al gobierno de Bashar al-Ásad de esta tragedia. Las reacciones no se hicieron esperar; cadenas de noticias no alineadas como RT entrevistaron al padre del niño, el cual asegura que los reporteros no sólo no querían ayudar sino que lo acosaban con el fin tomar fotos. Como esta noticia, existen incontables más de la misma cadena, con el claro propósito de generar una opinión pública respecto a ciertos asuntos internacionales. Como la CNN, existen otras que, por desgracia, comparten el mismo código ético: promueven noticias falsas y están alineados con un tipo de contenido dirigido a generar una opinión pública específica [8, 9, 10, 11, 12]; por ejemplo, cuando han presentado imágenes como evidencia de las protestas en ciertos países pero que resultaron ser de otros [13, 14].

Esta situación es motivo suficiente para que cada uno de nosotros dedique un poco de tiempo a conocer mejor las fuentes de información en las cuales nos apoyamos para crearnos una opinión sobre lo que sucede en nuestro entorno y en el mundo; en incontables ocasiones se ha puesto de manifiesto que las noticias falsas son ya un hábito cotidiano [15, 16, 17]. Nuestra única defensa es el uso del pensamiento crítico.

Ejemplo 4: dudar, investigar y analizar

Se remonta a la época de campañas electorales que vivió México previo a las elecciones del 1 de julio de este año. Se compartió por redes sociales un video de cinco supuestas facturas que “probaban” que Belinda no era tan altruista y que Obrador no era tan honesto pues, se “evidenciaban” pagos por “cinco” eventos relacionados con la campaña política del candidato de las izquierdas [18]. De acuerdo con el enlace del video, se había compartido unas 51000 (cincuenta y un mil) veces pero sólo se reprodujo unas 3200 (tres mil doscientas), lo cual evidencia, nuevamente, la imperante necesidad de compartir información “importante” de manera inmediata, sin revisarla antes. Al no observar con detenimiento las supuestas facturas, mucha gente fue engañada burdamente. Si se presta la debida atención a los documentos, distintos problemas saltan a la vista:



Analicemos cuidadosamente lo que se muestra en el video. Siéntase en la libertad de retrocederlo, pausarlo o adelantarlo con el fin de notar las diversas inconsistencias encontradas a primera vista.

  1. Todas las supuestas facturas presentan la zona de datos censurada de forma tal que no es posible leer lo que se dice en ellas. Primera alarma: falta de claridad y transparencia en los datos.

  2. Se dice que “La participación de Belinda en la campaña de López Obrador le costó a México 42MM de pesos” (queremos suponer que MM significa millones y no miles de millones. En cualquier caso, la persona que lo elaboró claramente no sabe cómo escribir dichas cifras).

  3. Al parecer, se pretende mostrar cinco supuestas facturas distintas. Sin embargo, dos de ellas están repetidas. Si sumamos el monto de las “cinco” (3’480,000 + 17’400,000 + 3’480,000 + 17’400,000 + 3’480,000) nos da un total de 45’240,000.00; si sumamos sólo tres, por aquello de las dos repetidas, nos da 24’000,000.00. De cualquier forma, ningún total corresponde a los supuestos 42 millones de pesos. Segunda alarma: inconsistencias numéricas.

  4. Se puede ver que el concepto de una (o dos) de las supuestas facturas es por la “PARTICIPACIÓN DE BELINDA EN EVENTO DE CIERRE DE CAMPAÑA DEL CANDIDATO ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR”. El monto del “TOTAL” era de 3’480,000 pesos (sin decimales) y el monto en letras dice “DIECISIETE MILLONES CUANTROCIENTOS MIL PESOS 100M.N). Esa es, de hecho, una compleja tercera alarma: inconsistencias en las cifras tanto en números como en letras, errores ortográficos, falta de la puntuación decimal, repetición de facturas. Presentan varios supuestos documentos oficiales (facturas del SAT) que no están bien hechos, ¿acaso el SAT acepta facturas con tales fallas?; no debemos olvidar que la facturación electrónica evita que se cometan cierto tipo de errores.

  5. Todas las facturas tienen el mismo error ortográfico en el monto en letras.

  6. El autor se olvidó de cambiar el monto en letras de todas las facturas distintas a los 17’400,00 millones; sólo en una (o dos, porque se repite) coincide la cantidad en números y letras.

  7. Al investigar más a fondo, quedó claro que el supuesto RFC (JOYEN1206108A4) de la empresa “Joy Music Entertainment Records S.A. de C.V.” es inexistente; sin mencionar que se pasa de dígitos. Recordemos:

    Estructura del RFC para personas físicas y morales:

    El RFC se divide en 2, personas físicas y morales. La diferencia:

    Morales: Se compone de 3 letras seguidas por 6 dígitos y 3 caracteres alfanuméricos =12.

    Quien así lo desee, puede verificar la autenticidad del RFC en el portal de verificación [19].

  8. No cuentan con página web. Al momento de indagar, contaban con una página de Facebook que puede ser montada por cualquier usuario de esa red social; a diferencia de una página oficial en Internet, que debe ser montada en un servidor dedicado para tal fin y pagar las cuotas necesarias correspondientes al alojamiento, el dominio y el certificado, por lo menos.

  9. Al llamar a los números telefónicos incorporados al documento (p. ej. 5562478961), resultaron ser inexistentes.

  10. La cadena de caracteres que se encuentra debajo del código QR es la misma en todos los casos. Elija una sección para analizar y podrá ver que así es. Esta cadena de caracteres debe ser distinta para cada factura emitida.

Si indagáramos más, tal vez seríamos capaces de encontrar más inconsistencias relacionadas con estas supuestas facturas que son más falsas que una moneda de cuero. Si le interesa, puede intentar escanear el código QR para ver qué información le arroja. Recuerde que para una factura del SAT, el código QR debe codificar lo siguiente:

 

(1) RFC del emisor (?re=)

(2) RFC del receptor (&rr=)

(3) Total (a 6 decimales fijos) (&tt=)

(4) Identificador único del timbre (UUID) asignado (&id=)

 

Cuando se trata de calumniar o hacer quedar mal a alguien, la gente puede generar material dedicado para tal fin. Lo importante es aprender a distinguir qué es real y qué es ficticio. Recuerde que una imagen, un video o un documento ya no son, necesariamente, evidencia suficiente para probar que algo ocurrió. Se requiere confirmar la autenticidad del material así como el que no haya sido sacado de contexto. Por ejemplo, como cuando se criticó al hijo de AMLO por usar una camisa “costosa” sobre la base de una imagen en la que aparecía un entramado supuestamente “idéntico” al de unas camisas de marca conocida por su elevado precio (para mucha gente la sola imagen era evidencia suficiente; nadie pedía la transacción de la compra realizada que presentara el monto y la marca) o como cuando se presentó la imagen de la Cámara de Diputados en la cual, muchos de ellos estaban dormidos (nadie cuestionaba si se encontraban en un receso, asumiendo en cambio que dormían en el trabajo).

Ejemplo 5: analizar

Regresamos a la polémica Siria. En esta ocasión, la filmación de un montaje que escenifica un supuesto rescate realizado por los cascos blancos [20] en la provincia de Idlib, Siria, se filtró a la cadena gubernamental SANA, quien los publicó en su portal de noticias y en YouTube. En el material multimedia se identifican tres secuencias distintas que muestran a los cascos blancos ejecutando labores de salvamento y rescate de la gente afectada por un ataque químico. La publicación evidencia, a través del análisis de la filmación, que todo es un montaje a medida para generar las condiciones necesarias para justificar un ataque contra Siria por parte de los Estados Unidos y sus aliados [21]:

Como explica el video, se pueden notar distintas inconsistencias. Se escenifica tres veces una misma situación con variantes. Las tomas de la cámara son extremadamente cerradas; no es posible ver el contexto: edificios, cielo o geografía del lugar. Los cascos blancos llegan sin equipo profesional para atender una emergencia de este tipo: trajes protectores, máscaras con filtros, etc. Aun cuando se supone que es una situación de guerra, no se observan personas afectadas por ella, ni física (aparentan buena salud y buen peso corporal) ni psicológicamente (ni siquiera los niños enfocados muestran actitud de miedo o estado de choque). Una situación similar se da cuando nos comparten videos de algún ciudadano de un país árabe (u otra región del mundo) que narra en perfecto inglés y sin el estrés de estar frente a una cámara, su trágico relato y de cómo ha tenido que sobrevivir al mal gobierno y sus injustas e inhumanas políticas.

 

Distintos actores políticos utilizan a los medios, a organizaciones no gubernamentales (ONG) o a individuos, para mostrar lo que ellos conciben como la realidad que debe ser transmitida al mundo. Tal es el caso de los cascos blancos o de las ONG como el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (con sede en el Reino Unido).

 

Por otro lado, los medios que llamamos “no alineados” suelen mostrar noticias con visiones alternativas, distintas a las de los llamados “medios alineados”. En general, podemos distinguirlos pues, sus versiones suelen ser bastante distintas a las presentadas por las cadenas estadounidenses. Esto facilita la búsqueda e identificación de las fuentes ya que, los medios alineados suelen repetir el mismo discurso una y otra vez (como ya hemos visto), mientras que los no alineados suelen exponer su propia visión de los hechos. Es de gran importancia revisar reportajes con diferentes ideologías para tener distintos puntos de vista. Sin embargo, tenga presente que los medios alineados (como CNN, CBC, NBC, ABC, FoxNews, etc) tenderán a mostrar sólo un aspecto de los hechos, evitarán mencionar las interpretaciones alternativas y se adaptarán a la ideología que les reditúe buenos dividendos.

Conclusión

De manera individual, la estrategia que puede ser aplicada en todo momento de nuestra vida para hacer frente a las mentiras mediáticas, consiste en seguir unos cuantos pasos básicos:

Representación gráfica del camino por seguir para poner en práctica las estrategias de defensa ante la manipulación mediática.

1. Dude. Dude de todo elemento de información que le llegue, dude de su veracidad, aún cuando considere que viene de una fuente confiable.

2. Investigue. Busque más fuentes que le permitan ver los diversos puntos de vista en referencia al tema presentado. De esta manera podrá tener muchas más visiones de un mismo problema y podrá ampliar sus posibilidades de éxito al querer llegar a la “verdad”.

3. Analice. Desde el momento en el que reciba la información, puede hacer un análisis de la coherencia y la viabilidad del hecho. Si no se siente seguro de tener suficientes datos, debe buscar más fuentes. Por eso se sugiere hacer primero una investigación sobre el asunto. Si después de investigar, siente que su análisis no es lo suficientemente profundo o completo, siempre podrá regresar a la fase de investigación, ahora más refinada, usando frases, palabras y motores de búsqueda diferentes. Si su búsqueda es por Internet, será de gran relevancia usar distintos buscadores además del tan usado Google: DuckDuckGo, Yandex, Ask, Bing, Yahoo, entre tantos otros que existen hoy en día.

Recuerde que cuanta más información revise y cuanto más profundamente analice, con el fin de buscar inconsistencias o discrepancias, contradicciones y errores, será más factible que logre tener una visión más equilibrada y cercana a la realidad, a la verdad.

De manera colectiva, será importante estar abiertos a escuchar otros puntos de vista. Generemos círculos de análisis a los cuales podamos acudir cuando sea necesario. Si formamos parte de alguna agrupación, deberemos ser capaces de colaborar para desmontar las mentiras.

Finalmente, la verdad es un concepto relativo [25] por lo que puede depender de cada persona o grupo social. Sin embargo, habrán hechos que podrán ser corroborados con mayor exactitud que otros. Intenciones que podrán ser desveladas con un análisis adecuado. Verdades más fáciles de descubrir que otras.

No dejemos pasar más tiempo. Iniciemos hoy nuestro entrenamiento. Especialmente ahora que tendremos a toda una oligarquía enojada y temerosa de perder los privilegios que han ido apilando a lo largo de las décadas de gobiernos neoliberales [26, 27]. No debemos olvidar ninguno de los casos de los países que han intentado tener un sistema político y económico distinto al impuesto por el imperio. Todos ellos han sufrido sus embates: la guerra; ya sea con las armas o con las sanciones y bloqueos económicos [28]. No olvidemos esa historia que podría repetirse en nuestro México si no logramos convertirnos en un pueblo altamente politizado, que defiende sus intereses y que no se desploma ante las dificultades que impone el sistema económico vigente.

Como siempre, invito a todos a seguir investigando y a seguirse informando. A revisar numerosas fuentes, que cada vez, por fortuna, somos más los que estamos comprometidos con generar una sociedad justa y equitativa, y por lo tanto, con la difusión de la verdad, en la medida de lo posible.

Quiero agradecer al equipo de Política ConCiencia y a los compañeros de la red social por el apoyo, las opiniones y el material brindado para la concreción de este artículo.

Síganme en Mastodon:

https://social.politicaconciencia.org/@Maya

Bibliografía

[1] Medios de desinformación: lo que se dice de AMLO

[2] Original en inglés: https://www.youtube.com/watch?v=_fHfgU8oMSo / Versión subtitulada al español: https://www.youtube.com/watch?v=krzSF_7wZBE

[3] https://www.telesurtv.net/news/facebook-elimina-pagina-telesur-english-ingles-internacional-20180813-0037.html

[4] https://www.ohchr.org/SP/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=22530&LangID=S

[5] https://www.youtube.com/watch?v=2LjczEgSx0E

[6] Cuarto Milenio, Temporada 13, Episodio 536 – Misterios en el océano, Cuatro TV

[7] https://aristeguinoticias.com/2801/mexico/andrea-legarreta-criticada-en-twitter-por-comentarios-sobre-aumento-del-dolar/

[8] https://www.youtube.com/watch?v=YXpa7shD_qk

[9] https://telesurtv.net/news/Omran-Daqneesh-la-nueva-imagen-viral-de-la-guerra-en-Siria-20160818-0027.html

[10] https://www.youtube.com/watch?time_continue=7&v=nSOW0jwqoWY

[11] https://actualidad.rt.com/actualidad/240436-pillar-cnn-fabricando-noticia-falsa

[12] https://www.youtube.com/watch?v=Lpo650pl3Fc

[13] https://www.youtube.com/watch?v=mMvvMc53fwE

[14] https://www.youtube.com/watch?v=krzSF_7wZBE

[15] https://www.telesurtv.net/news/Descubre-las-noticias-falsas-y-verdaderas-sobre-Venezuela-en-2017-20171220-0049.html

[16] https://actualidad.rt.com/actualidad/286880-empresario-vasco-graba-esconden-productos-farmacia

[17] https://www.aporrea.org/contraloria/n330497.html

[18] https://www.facebook.com/940793069416670/videos/959798234182820/

[19] https://portalsat.plataforma.sat.gob.mx/ConsultaRFC/captcha.faces

[20] Osóscares 2017

[21] https://actualidad.rt.com/actualidad/289377-siria-video-supuesto-montaje-cascos-blancos-ataque-quimico

[22] Cuando la libertad de pensamiento es una ilusión

[23] Las implicaciones de la verdadera libertad

[24] Red social de Política ConCiencia

[25] Sobre la “verdad”, Venezuela y otros mitos – Parte 1

[26] La gran tragedia económica de México

[27] La injusticia inherente al modelo de negocio moderno

[28] Venezuela antes y después de Chávez; la amenaza de que México se convierta en otra Venezuela

 

También podría interesarle:

4.83/5 (6)

¿Qué le pareció el artículo?

2 comentarios para “La era de la postverdad; una guía no tan breve

  1. Sol Blanco Soler
    30 septiembre, 2018 at 5:32 pm

    Es increíble la forma en la que la autora expone la situación de las noticias falsas, no sólo para advertir sobre lo susceptibles que somos de ser engañados por medio de un sin número de “fake news” que nos son presentadas como reales sin posibilidad inmediata de distinguir entre lo falso y lo real, sino que nos propone herramientas intelectuales básicas que nos permitan movernos en el mundo de las noticias masivas y poder discernir de entre las que son reales de las que no. Me pregunto, eso sí, si todos estaremos dispuestos a darle el tiempo a la investigación y a la duda para ir más allá. En lo personal, creo que el fenómeno de absorber información inmediata, sin importar si es real o no, ya define nuestra vida desde hace muchos años: queremos enterarnos rápido, sin dar tiempo a la duda, a la reflexión, ¿paciencia? Imposible. Supongo que este fenómeno requiere de análisis serios pues, ¿cómo lo vamos a superar en realidad? El tiempo hoy corre a otra velocidad, ahora hablamos de diferencia sólo de segundos para enterarnos de lo que pasa en un lugar del mundo y del otro lado. ¿Qué se puede hacer contra eso? En fin, muy buen artículo. Gracias.

  2. Glenna Kantún
    3 diciembre, 2018 at 10:37 am

    Gracias por compartir tus conocimientos y posibilitar que cada vez seamos más los que “despertemos” en la consciencia de que si queremos un mejor país, entonces necesitamos ser mejores ciudadanos. Antes de opinar es vital investigar. la representación gráfica que compartes verdaderamente un gran trabajo de análisis y síntesis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *