¡México, no te rajes!

O sobre porqué “La otra campaña” le hace el trabajo al PRI

Por

Maya Alpizar

Cada vez que se acercan las elecciones, ya sean locales o federales, en México permea un estado de desesperanza y conmoción particular, especialmente entre nosotros, la población “de a pie”. Ante el evidente despilfarro de recursos para las campañas, nos invade una sensación de indefensión e impotencia ante el hecho de que, a pesar de que más del 60% de la población se encuentra en pobreza, dichos recursos se destinan para todo excepto para ayudar a quienes más lo necesitan. Luego, empezamos a oír por parte de familiares y amigos expresiones del tipo: “no sirve de nada ir a votar”, “siempre hacen fraude”, “las cosas sólo empeoran” y hasta argumentos tales como que “el hecho de ir a votar hace que la farsa de la democracia se perpetúe”. Recordemos que “La otra campaña” fomenta la anulación del voto, lo que provoca que mucha gente considere con seriedad que esta es la verdadera opción para la solución de nuestros problemas políticos, sociales y especialmente los democráticos.

En mi búsqueda de argumentos contundentes de por qué “La otra campaña” es ineficaz como protesta contra el sistema político mexicano, o dicho de otro modo, de por qué sólo beneficia a los grupos de poder, descubrí varios hechos interesantes. Como inicialmente tenía la idea, fomentada por “La otra campaña”, de que el número de votos nulos era “importante” (aunque no decisivo o útil), decidí iniciar esta búsqueda con lo primero que saltaba a la luz: primero y antes que nada, ¿cuántos mexicanos tenemos la edad para votar?

Resulta que en México, según El Financiero, al día 3 de abril del 2014, contábamos con una población de electores de 88 millones. De acuerdo a las cifras del Instituto Nacional Electoral (INE) con corte al 18 de noviembre de 2014, se tiene una Lista Nominal de 83,563,288 ciudadanos, en tanto que se tiene un Padrón Electoral de 87,249,109. La diferencia radica en que la lista nominal es la cantidad de personas que tienen la posibilidad de votar, es decir, que han tramitado su credencial de elector y la han recibido; por su parte, el padrón electoral incluye a todos los ciudadanos que alguna vez tramitaron su credencial de elector, sin que esto implique que la hayan renovado (para el caso de las credenciales vencidas), que la tengan o que estén vivos.

Ahora, inicialmente creí que entre tantas leyes por ahí regadas, existiría alguna que estipulara el porcentaje mínimo de votos para que la elección fuera válida. Para mi sorpresa, no existe ninguna; es decir, que legalmente, si un sólo ciudadano mexicano votara, él sería quien decidiría el futuro de todos. Independientemente de lo absurdo que esto suene, en los hechos, es real y ésta es la forma de operar de nuestro sistema democrático. Quien así lo desee puede revisar el documento del Sistema de nulidades en materia electoral federal publicado por el Centro de Capacitación Judicial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, especialmente la página 28. En ningún lugar se habla de un mínimo de votos para hacer válida una elección. De igual forma, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no dice nada al respecto. Existen otros causantes de nulidad, como el rebase en los topes de campaña (pero si compras al tribunal, te lo condonan), irregularidades aritméticas (como el conteo de votos), por inelegibilidad de candidatos (es decir, cuando el candidato no cumple con los requisitos para serlo), por violencia en los comicios, entre muchas otras. Así, la única forma de anular las elecciones por “votos nulos” necesariamente implica que toda la población votante anule su voto o no lo emita para que sea imposible nombrar a un ganador. En nuestra democracia, no es necesario que una mayoría surgida de la lista nominal decida (50% +1); basta con un sólo individuo y una diferencia de un voto.

Entonces, quizá abusando de la redundancia, la única forma de que una votación en México se anule por “falta de votos” es que NINGÚN CIUDADANO VOTE. Es decir, si un sólo ciudadano sale a votar, aquél candidato por quien haya votado, será el ganador. Así que, a menos que logremos que ni un sólo mexicano vote, esta protesta no sólo “no sirve” sino que favorece siempre al partido con el mayor número de militantes, es decir, con un voto duro mayor. Entonces, ¿a qué partido favorece “La otra campaña”?

Así, contamos con otra realidad nacional: existe el voto duro. Esto nos indica que anular elecciones por nulidad de votos es, en la práctica, imposible. Aunque siempre ha sido necesario emitir una lista de militantes a la autoridad electoral para poder mantener la vigencia de un partido político, en fechas recientes, más precisamente el 30 de septiembre de 2014, se hizo obligatorio que todos los partidos registrados y aprobados por el INE entregaran una lista con todos sus militantes registrados. Esto ha posibilitado tener más control y transparencia en cuanto a los registros de los partidos ya que, de acuerdo a la ley vigente, para que un partido pueda existir, es necesario que cuente con una cantidad mínima de militantes que es del 0.26% de la población votante. Esto quiere decir que, usando la lista nominal del INE para estas elecciones, cada partido político debe contar con al menos 217,265 militantes. La tabla 1 muestra el conteo realizado para este artículo a partir de las listas del padrón de militantes afiliados por partido político que proporciona el INE. Para ilustrar mejor los datos se presenta una gráfica de pastel (Ilustración 1) construida a partir de los datos de la tabla 1 con los porcentajes correspondientes a la militancia por partido político.

TablaMilitancia

MilitanciaPastel

Ilustración 1: Fuente: INE: http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/I_El_padron_afiliados_militantes_partidos_politicos_nacionales/

Asimismo, estas listas son evaluadas y cotejadas con la información del mismo instituto electoral, con el fin de corroborar la validez de los documentos entregados por los partidos, lo que ha posibilitado hallar irregularidades en las listas. Muchas veces se ha encontrado que la lista no está actualizada y se presentan casos en los que existen militantes que ya murieron o que están en dos o más listas de distintos partidos, por lo que deben hacerse los ajustes pertinentes.

Basándonos únicamente en la información oficial, podemos concluir que, “La otra campaña” está ayudando, tal vez de manera completamente involuntaria, al PRI, ya que el voto duro existe y siempre se hace presente en los comicios. Con esto sólo se evidencia la importancia de no anular nuestro voto, a menos que queramos que el mismo partido nos gobierne por cien años más.

Si un milagro sucediera y los legisladores exigieran hacer el uso correcto de la palabra “democracia” emitiendo las leyes necesarias, de manera que las elecciones sólo fueran válidas cuando el cincuenta por ciento de la población votante más uno hayan ido a las urnas a emitir su voto, la anulación de las elecciones por “votos nulos” sería una realidad. Ante este escenario, si sólo los militantes fueran a votar, las elecciones podrían ser anuladas. Esto se hace evidente al sumar el voto duro “total” que resulta ser de 11,212,659 de militantes registrados en diversos partidos políticos, por lo que representan tan sólo el 13.42% de la lista nominal.

Es necesario aclarar que los votos nulos o en blanco en México no tienen un tratamiento real, legal o jurídico. Se definen como “abstención activa” o “abstención participante” y sólo denotan una forma de activismo. Para efectos jurídicos en México, no hay diferencia entre un voto nulo y un voto en blanco, aunque en otros países si. En el primero, el elector anula su voto tachando más de una casilla; en el segundo simplemente no marca nada. En México, los votos nulos no tienen más importancia que indicar el número de votantes totales que fueron a las urnas, a fin de decidir qué partidos políticos mantienen o no su registro. Dado que la permanencia o no de los partidos “pequeños” depende mucho del conteo total de los votos ─pues se basa en la proporción y no en la cantidad absoluta obtenida por cada uno─, se puede ver que cada voto nulo favorece la desaparición de los partidos “menos privilegiados” y por lo tanto motiva la monopolización del poder. Sin embargo, es necesario aclarar que en general, esos partidos pequeñitos que aparecen y desaparecen con cada proceso electoral, tienen como principal objetivo desviar la atención de los votantes más inexpertos y desinformados, de manera que es una herramienta más para dividir a la izquierda pues, comúnmente, suelen usar nombres que sugieren que son “la opción real para el pueblo”.

Sin embargo, la realidad va más allá de las listas oficiales. Como todos sabemos, en cada período electoral se invierten cantidades inimaginables de dinero que la ciudadanía paga a través de sus impuestos para las campañas de los partidos políticos. Sin duda esto es mejor que un sistema en el cual los privados auspician los comicios, como sucede en los Estados Unidos de Norteamérica, ya que los candidatos terminan contrayendo muchos compromisos con privados y el pueblo deja de ser la prioridad. El problema es que, en cualquiera de los casos, se fomenta todo un mecanismo de mercadotecnia y manipulación mediática para cooptar la mayor cantidad de votantes, como se puede apreciar en la página del PRI, donde se jacta de tener una militancia de más de 9 millones de personas. Este incremento en la militancia se obtiene a lo largo del ejercicio de las funciones de los partidos políticos, pero especialmente durante la campaña, dependiendo, por supuesto, del presupuesto asignado a cada partido, el cual, además, podemos decir que resulta de un proceso de asignación tendencioso.

Existen tres asignaciones de capital para los partidos políticos: un monto para actividades ordinarias permanentes (AOP), uno para gastos de campaña y otro para actividades específicas. El monto mayor es el correspondiente a las AOP. Del monto total destinado a este rubro, un 30% se asigna de forma equitativa entre todos los partidos y un 70% de manera ponderada, es decir, en función de los votos obtenidos en las últimas elecciones para diputados (que se realizan cada tres años). Con esto se puede ver a simple vista cómo los partidos con mayor número de votos obtienen mayor financiamiento, generando así un círculo vicioso mercadotécnico, haciendo más fuerte al que ya lo es. No hace falta mencionar la asignación de los rubros faltantes ya que, el monto mayor se asigna para las operaciones permanentes, pero con esto ya nos damos una idea del desequilibrio en la repartición de recursos, y no sólo es evidente en términos electorales. Se refleja en toda la estructura del país y permea a toda la población pues son “los de arriba” los que ponen las reglas para la democracia.

De momento, es posible notar que nuestro sistema electoral sigue siendo muy deficiente e injusto en muchos aspectos y aunque muchos mexicanos se decepcionan cada vez más en cada período electoral, es importante tener en cuenta que dejar de participar conlleva implicaciones que afectan a la población entera. Cambiar a “los de arriba” pacíficamente sólo se vuelve realidad a través del voto, razón por la cual cada voto cuenta y es trascendental. No debemos permitir que el desánimo nos aleje de la vida política ya que la política es de todos y nos afecta a todos. Este es el ejemplo que las naciones del Sur nos están dando: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Uruguay, Nicaragua, El Salvador y por supuesto, la eterna revolucionaria, Cuba; la lucha es pacífica y es en las urnas, informando al pueblo y no cayendo en la desesperanza.

Personalmente me entristece mucho el hecho de que amigos queridos, y sobre todo, con un nivel de escolaridad nada despreciable, crean que la solución se encuentra en no votar o en anular su voto. Al intentar explicar algunas de las razones de por qué si es importante votar, muchas veces simplemente están tan decepcionados que no hay forma de que puedan ver más allá de su decepción.

Invito a mis compatriotas a leer, a reflexionar y a sacar sus propias conclusiones basándose en la enorme cantidad de información de la cual disponemos en estos tiempos y por la cual somos privilegiados. Una consideración importante para votar, y que sin duda no quiero dejar pasar, es que, las únicas opciones de izquierda verdadera que han demostrado contar con gente que defiende los intereses de la nación son el PRD, el PT y MORENA. Al final, lo importante es emitir un voto informado y bien razonado.

(NOTA: Al momento de la publicación de este artículo, los partidos que exhibían una ideología de izquierda y que lo mostraban al defender la soberanía nacional, eran el PRD, el PT y MORENA. No obstante, debido a la naturaleza volátil de la política mexicana, en el año 2018 algunos de dichos partidos se han reconfigurado y modificado sus posturas. Por ejemplo, algunos cuestionan que el PRD siga siendo de izquierda.)

Referencias

Padrón Electoral

http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/Estadisticas_Lista_Nominal_y_Padron_Electoral/

http://www.milenio.com/estados/listas_nominales_2015-INE_listas_nominales-elecciones_2015_listas_0_422957976.html

http://www.elfinanciero.com.mx/politica/52-millones-de-electores-acudiran-a-comicios-locales-en-2015.html

Padrón de afiliados (INE)

http://www.ine.mx/archivos3/portal/historico/contenido/I_El_padron_afiliados_militantes_partidos_politicos_nacionales/

http://eleconomista.com.mx/sociedad/2011/07/20/pri-pan-prd-revisan-su-padron-militantes

http://www.elfinanciero.com.mx/politica/presumen-partidos-10-millones-de-afiliados-reales.html

http://www.excelsior.com.mx/opinion/maria-marvan-laborde/2014/07/10/970070

INE da de baja afiliados al PRI por irregularidades

http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2014/10/05/ine-da-de-baja-del-padron-del-pri-a-800-mil-militantes-por-inconsistencias-9836.html

Sistema de nulidades en materia electoral federal publicado por el Centro de Capacitación Judicial del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación

http://www.te.gob.mx/ccje/Archivos/presentaciones_capacitacion/sistema_nulidades.pdf

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/149.pdf

http://www.tee-nl.org.mx/admin/editor/assets/Nulidades%203.pdf

http://elheraldoslp.com.mx/2015/02/28/en-facultad-de-derecho-de-la-uaslp-explican-el-sistema-de-nulidades/

http://www.excelsior.com.mx/nacional/2014/03/26/950715

El voto nulo

http://www.ine.mx/docs/IFE-v2/DECEYEC/DECEYEC-MaterialesLectura/docs/03_VotoNulo.pdf

Asignación de presupuesto a partidos políticos

http://www.asf.gob.mx/uploads/63_Serie_de_Rendicion_de_Cuentas/Rc6.pdf

http://investigadores.cide.edu/aparicio/FinanPartidosMex_4.pdf

Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGIPE_100914.pdf

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/htm/1.htm

http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/fed/9/

http://www.ordenjuridico.gob.mx/constitucion.php

Militancia en las páginas de los partidos políticos

http://pri.org.mx/TransformandoaMexico/NuestroPartido/Miembrosafiliados.aspx

http://www.prd.org.mx/index.php/prdinforma/18-padron-de-afiliados-del-prd/350-patron-de-afiliados

http://ww1.pan.org.mx/PadronAN/

Proceso 2012

http://www.ine.mx/documentos/proceso_2011-2012/resultados.html#resultados

Votos desde el extranjero (IFE)

http://www.votoextranjero.mx/web/guest/resultados;jsessionid=FDC554C1E735DF436AA1D14DBC678F3A

Países del Sur que han vencido a la oligarquía

http://www.telesurtv.net/news/Destacan-legado-de-Chavez-por-soberania-de-Palestina-20140819-0060.html

https://www.youtube.com/watch?v=Ha6PrBRgoi4

https://www.youtube.com/watch?v=YGj9rll2FyI

http://www.telesurtv.net/news/Canciller-boliviano-Evo-Morales-impulsa-soberania-indigena-20141006-0089.html

http://www.telesurtv.net/news/Correa-ratifica-soberania-de-Ecuador-ante-injerencia-alemana–20141219-0029.html

http://www.telesurtv.net/news/En-Claves-Conozca-el-legado-de-Pepe-Mujica-20141025-0058.html

http://www.presidencia.gub.uy/sala-de-medios/videos/telesur-entrevista-mujica-triunfo-maduro?presentationtemplate=plantillaVideosSharingv2

http://www.telesurtv.net/news/Nicaragua-baja-costos-de-energia-electrica–20150324-0053.html

http://www.comunidadandina.org/sudamerica.htm

http://www.mercosur.int/

http://www.celac.org/

http://www.ecured.cu/index.php/ALBA

http://actualidad.rt.com/actualidad/170069-lavrov-venezuela-inaceptable-golpe-estado

Sitios de interés relacionados al tema

http://www.juridicas.unam.mx/

http://www.iidh.ed.cr/comunidades/redelectoral/docs/red_diccionario/nulidad%20de%20elecciones.htm

También podría interesarle:

5/5 (1)

¿Qué le pareció el artículo?

9 comentarios para “¡México, no te rajes!

  1. Alfalfa
    18 mayo, 2016 at 7:20 pm

    Este artículo me parece de gran relevancia, incluso hoy cuando ya ha pasado más de un año de haber sido originalmente publicado. Ante la inmediatez de las elecciones en algunos estados del país, es probable que un cierto porcentaje de la población se esté planteando como opción el no votar. Justo ahora, en el estado de veracruz, tiene lugar una de las campañas más sucias de las México ha sido testigo. Como consecuencia, es previsible que un sector no despreciable de la población, tras haber presenciado semajante espectáculo mediático, se convenza de que lo mejor por hacer sería abstenerse de votar pensando, probablemente, que ninguna opción política sería de fiar porque todos los candidatos provienen de la misma raíz. Lamentablemente, el pensar de este modo sólo producirá el perpetuamiento del partido en el poder. En este caso, y pienso que como antesala de las elecciones presidenciales de 2018, será sumamente importante tanto votar como no desviar ese voto hacia opciones políticas que no tengan posibilidades de contender realmente por los puestos en disputa, ya que de lo contario sólo se estará benificiando al PRI. Este último se aprovechará de nuestra decepción y apatía. Por ello, debemos como pueblo pensar con frialdad política para tomar las mejores decisiones.

    • Maya Alpizar
      19 mayo, 2016 at 12:11 am

      Si, tienes razón Alfalfa. Creo que pasará algo de tiempo antes de que este artículo ya no se ajuste a la realidad actual. Los datos sí van cambiando con el tiempo, pero cualitativamente no se observan cambios mayores. Me parece que si es importante lograr que la gente vote, pero sobre todo, que vote por los contendientes de oposición real, no sólo que tengan valores sociales (como la izquierda) sino que además, en la práctica, si sean rivales ante el poder imperante. Parece que de momento, votar por los partidos más pequeños puede ser contraproducente en tanto que son votos “perdidos” y eso es parte de lo que ayuda a que ciertos partidos se eternicen en el poder. Muchas gracias por tus acertados comentarios.

  2. Ernesto Alpuche
    18 mayo, 2016 at 9:08 pm

    Si, es triste ver que gente “pensante” que nos rodea, no quiera ver un poco mas allá de su nariz. Pero cierto también es que muchos de ellos, aunque no militantes de algún partido, piensan que obtendrán algún beneficio por votar por partidos que tienen más posibilidades de ganar, algo así como apostarle al más fuerte. Este es un problema cultural, generaciones que nos han hecho pensar que nada cambiará, cuando todo cambia, solo que mucho no se dan cuenta, un problema de falta de integridad en los mexicanos y también de desidia, apatía, pereza de informarse. Es imprescindible no perder la fe en la gente y seguir luchando contra la marea, si deseamos algo mejor, no solo para uno mismo, sino para los demás y futuras generaciones, haciendo esto, informando.

    • Maya Alpizar
      19 mayo, 2016 at 12:14 am

      Muchas gracias por tus comentarios Ernesto. Creo que tienes razón respecto al desánimo y la apatía. A muchos nos cuesta trabajo mantener el ánimo y la fe en la gente al ver que también se desaniman ante tanta corrupción y trampas en los procesos políticos del país. Pero como bien dices, ayudar informando e infundando ánimos a pesar de las circunstancias podría, poco a poco, generar la “masa crítica” para hacer cambios a través de las urnas.

  3. Héctor Cordourier
    18 mayo, 2016 at 11:53 pm

    Estoy totalmente de acuerdo con este artículo y me parece que explica muy bien la razón ppr la cual el voto nulo -al menos por si sólo – no es una opción de protesta política real en México. El poder tiene tres estrategias de mercadotecnia para “asegurar” elecciones:
    -Inflar a su candidato (con mentiras).
    -Infundir miedo hacia los candidatos que hagan competencia (con mentiras también).
    -Desanimar a los votantes “hostiles”, para que no voten (para variar, con mentiras).
    Hablar con la verdad es nuestra mejor arma.

    • Maya Alpizar
      19 mayo, 2016 at 12:17 am

      Hola Héctor. Desgraciadamente es verdad, al parecer la gran estrategia en los comicios es la mentira. Me parece que justamente es ésto lo que hace que muchos mexicanos pierdan la fe y decidan no votar. Y me parece que también eso es lo que esperan los políticos corruptos, pues con desesperanza e indefensión (interior) un pueblo no es capaz de exigir lo que se merece. Es como una baja autoestima colectiva que nos deja pasmados y sin ganas de mover un dedo. Gracias por tu comentario y espero todos juntos ayudemos a hacer que esta depresión no se siga propagando en el país.

  4. Mónica
    19 mayo, 2016 at 3:54 pm

    Es impresionante la cantidad de referencias a las cuales recurrió este artículo para su elaboración. Creo que esto es muy loable, ya que más que un “simple artículo de opinión”, que no lo es, es un ensayo que explica muchas de las dudas de muchos de nosotros en los tiempos de elecciones. ¿Cuántas veces no se han movido “campañas” en pro de anular el voto, como si esto ocasionara algo, ya no digamos positivo en el proceso democrático, sino solo algo en éste? Tu artículo me deja en claro que recurrir a esta estrategia es una falacia, una a la que, lamentablemente, muchos recurren como si se tratase de la mejor opción. De hecho, sin pensar mucho recuerdo a personajes, supuestamente muy bien preparados y diestros políticamente, como Denise Dresser, quien llamó en las elecciones pasadas (no recuerdo bien cuándo pero no tiene mucho) a anular el voto, y sumándose a su ignorancia, o ingenuidad, jaló a un buen número de personas que lo que necesitaban es confiar en la opinión de gente politizada y no de la de aquella que cree para sí misma que sabe pero lo echa todo a perder.
    Por eso mismo y más, creo que tu artículo es tremendamente valioso: en estos tiempos, ¿quién se toma en serio hacer una verdadera investigación y poner sus fuentes a disposición? Felicidades. Habría de divulgarse este artículo ya que se vienen fechas en que la gente habrá de tomar decisiones respecto a lo que hará con su derecho al voto.

    • Maya Alpizar
      23 mayo, 2016 at 9:07 pm

      Muchas gracias por tus comentarios Mónica. Se me ocurrió hacer este “artículo” con datos y referencias porque siento que esto permite compartir la información con más gente y brindar las herramientas que “corroboren” lo que se dice con la intención de ir generando en el lector una especie de escepticismo sano, es decir, que se interesen por ver las fuentes e incluso investigar un poquito más. En todas las épocas pero mucho más en ésta, siento que la gente toma las noticias así nada más, casi sin verificar y creyendo con “fe ciega”. Siento que esto es lo que hace que cada vez menos gente crea muchas cosas que no son ciertas y que a la vez vayan perdiendo ese sentido de crítica, de duda, de querer saber… los medios se encargan muy bien de “apagarnos” y es en ese sentido que me gusta este estilo en el cual se proporcionan fuentes. A eso hay que sumarle que tengo cierta propensión a querer “probar” que lo que se dice tiene algún sustento jajajaja, no se, tal vez sólo es mi forma de ser y hacer algunas cosas. En fin, yo creo que lo importante es compartir el conocimiento con la mayor cantidad de gente posible, pero además, un conocimiento con cierta argumentación con la intención de que la gente no se conforme con que “alguien importante” lo diga para que “sea verdad”, sino que ese alguien también tiene que sustentar lo que dice (que no me incluye pues yo soy como cualquier otro ciudadano más 😀 ). Un fuerte abrazo y de nuevo te doy las gracias.

  5. Maya Alpizar
    23 mayo, 2016 at 9:09 pm

    Ahhh, perdón, pero en cuanto a los intelectuales que llaman a no votar, me parece que, o están muy desinformados a pesar de su “alto nivel” o que de plano, no conocen que el hecho de anular el voto es en términos prácticos una estrategia paupérrima para hacer cambios en el país. Ciertamente, no entiendo por qué insisten en anular el voto o en no votar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *