Entre las patas

La triste consecuencia de la desunión de las izquierdas

La unión de las izquierdas es indispensable para que el pueblo participe de la reconstrucción del país. Fuente de la imagen: [9].

Es una verdadera tragedia, una crisis política, una oportunidad a punto de ser derrochada. La unión de las izquierdas es una acción necesaria para recobrar la esperanza de un mejor futuro para el pueblo de México. Los dimes y diretes, las “amenazas corteses”, los ultimátums entre los partidos que se erigen como los poseedores de las soluciones a las grandes problemáticas del país [1, 2, 3, 4] están mermando su verdadera capacidad de acción. Entre que Andrés Manuel López Obrador está llamando a la unión a través de la declinación por su candidata a la gubernatura del Estado de México (Edomex) y entre que el candidato del PRD, Juan Zepeda, exhorta a MORENA a declinar por él, podrían simplemente llevarse al pueblo entre las patas.

Existe una forma de conciencia más elevada que podría salvar esta situación. Para alcanzarla es completamente necesario que ambos partidos de izquierda dejen sus egos y su soberbia a un lado para entablar una verdadera negociación. Tanto MORENA como Juan Zepeda han dado señales de ser opciones viables para gobernar. No me atrevo a nombrar exclusivamente a la maestra Delfina pues, como todos sabemos, la han querido involucrar en casos de corrupción, los cuales, por el momento, no se han probado. Sin embargo, Juan Zepeda pareciera aún estar inmaculado, razón por la cual es de gran importancia que López Obrador no desdeñe su ofrecimiento para dialogar. Creo que es posible que juntos ganen esta batalla por el pueblo de México, pero será imposible si están separados. El diálogo y los acuerdos en este momento histórico son necesarios y urgentes.

Es bien sabido en la política mexicana que el Edomex es de gran importancia para las elecciones nacionales, no sólo por el número de votos que aporta sino también por la gran cantidad de recursos que suele desviar para tal fin. Con este estado en manos de alguna de las izquierdas, se garantizaría al menos evitar el desvío de los recursos para la campaña priista del 2018. Es, como Veracruz, un estado clave para la continuación del PRI en el poder. Sin estos dos bastiones de poder, el partido oficialista tendrá verdaderos problemas para concretar su permanencia un sexenio más. Pero va más allá del Estado de México. Las elecciones del 2017, por pequeñas que pudieran ser, son importantes ya que nos revelarán en qué nivel de conciencia nos encontramos como pueblo [5]. Si ejercemos el voto de castigo [6], el voto a favor de un proyecto completamente nuevo y diferente como el que está proponiendo Andrés Manuel desde hace ya más de una década; si en estas elecciones las izquierdas se llevan la mayor parte, podríamos decir que el pueblo está mejorando, está cambiando, o al menos ya está harto de la situación que vive día con día.

Los niveles de violencia y corrupción han crecido año con año, la gente se siente cada vez más insegura en sus propias casas y en la calle. Salir y tomar el transporte público puede ser una batalla día con día por las agresiones que se sufren en él, en especial para las mujeres. Estamos viviendo la decadencia de nuestros valores y de nuestra propia cultura.

El simple hecho de que la justicia sea prácticamente inexistente nos hace sentir que nos encontramos completamente indefensos ante la agresión y mucho más si viene del propio estado. Para poder acabar con esto hay que empezar por ser personas con ética, con conciencia, y votar; votar por quienes representan estos valores [7].

Votar por quienes siguen manteniendo al pueblo en la miseria es un acto de masoquismo y autoflagelación. Votar por quienes amplían sus redes de corrupción, por quienes se benefician a expensas del pueblo, es un acto suicida [8].

En esta reflexión más bien quiero llamar a la cordura a los líderes de las izquierdas mexicanas, pues sus decisiones hoy serán nuestra dicha o nuestra desgracia el día de mañana. Sus posturas soberbias o sus egos exacerbados pueden quitarle a la gente la oportunidad de vivir en un México más justo. Si los líderes políticos no son capaces de acordar una unión por el bien común, no será posible que México salga del atolladero en décadas. Este es un momento histórico, uno que tal vez no se repita en 30 años, como sucedió en 1988 con Cárdenas.

Por último, mi llamado extensivo es a todos los ciudadanos, como siempre, para que lean, se informen, que analicen las situaciones por las que estamos pasando todos los mexicanos. Para que reflexionen sobre este momento, en el cual debemos unirnos para sacar al grupo esclavista que se mantiene en el poder. El proyecto que ofrece la izquierda es un proyecto social. La derecha jamás ofrecerá algo así. Es un hecho histórico y mundial.

“Sólo el pueblo puede salvar al pueblo”.

Bibliografía

[1] http://www.proceso.com.mx/484766/amlo-llama-a-militantes-del-pan-prd-a-apoyar-a-delfina-gomez-video

[2] http://expansion.mx/politica/2017/05/25/son-tiempos-de-definiciones-el-nuevo-llamado-de-amlo-a-declinar-por-delfina

[3] http://www.proceso.com.mx/488342/juan-zepeda-llama-a-delfina-gomez-a-amlo-a-declinar-en-favor-acto-democratico

[4] http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/edomex/2017/05/26/zepeda-pide-ahora-que-delfina-decline-su-favor

[5] https://politicaconciencia.astrosmxsftp.org/cortinas-de-acero/

[6] https://politicaconciencia.astrosmxsftp.org/19/

[7] https://politicaconciencia.astrosmxsftp.org/en-el-mismo-costal/

[8] https://politicaconciencia.astrosmxsftp.org/la-gran-tragedia-economica-de-mexico/

[9] Fotografía original de la obra de Gabriel Fernández Ledesma (1900-1983), Después del temblor, ca. 1957. Linografía, Museo Nacional de Arte, INBA.

También podría interesarle:

5/5 (2)

¿Qué le pareció el artículo?

3 comentarios para “Entre las patas

  1. Reyna
    27 mayo, 2017 at 9:17 pm

    Es una reflexion muy oportuna, ojala la leyeran los indecisos. Agrego un comentario para completar la idea: Zepeda se ha mantenido “inmaculado” porque NO es el puntero en las preferencias, si lo fuera ya lo estarian llenando de acusaciones inventadas o magnificadas por el prian y sus satelites.

  2. Jacin
    27 mayo, 2017 at 9:21 pm

    Creo que es un excelente artículo. Este llamado a los líderes de las izquierdas es más que urgente y necesario. El tiempo avanza y las posibilidades de concretar una alianza con todas las izquierdas se reduce… Basta ya de privilegiar las opiniones de los partidos o de sus dirigentes. El pueblo es el que debe importar; sus necesidades y su liberación. Sí, la liberación del dominio de un partido que sólo le importa conservar el poder para su propio beneficio y el de sus compinches. Ojalá los líderes de la izquierda tengan la suficiente humildad y cordura para dar el paso que la historia y el momento social que vivimos les exige. Qué bueno que haya voces que nos hacen el llamado a unir nuestras fuerzas para lograr lo que sí es posible si vamos juntos. Gracias por el artículo.

  3. Jorge
    27 mayo, 2017 at 11:49 pm

    Estoy de acuerdo en que este es un momento histórico muy delicado por las consecuencias que tiene tomar una u otra decisión, como es ir juntos o separados en la contienda electoral. Parece que lo saben, y por eso están tratando de convencer al otro a declinar, pero lo hacen de forma torpe! Ojalá que entiendan que en esta ocasión no se trata de ellos sino de la gente. Más bien nunca se ha tratado de ellos sino de esos otros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *