Venezuela antes y después de Chávez; la amenaza de que México se convierta en otra Venezuela

La comparación que hacen ciertos sectores entre México y Venezuela es injusta, sobre todo porque este último ha logrado superar problemas fundamentales de los que México aún adolece.

En México, la propaganda mediática en contra del gobierno venezolano es cada vez mayor, y peor aún, se intenta hacer un paralelismo entre el posible candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador y su hipotética llegada al gobierno en caso de ganar las elecciones presidenciales, con las gestiones realizadas por Hugo Rafael Chávez Frías y Nicolás Maduro Moros, aseverando que México estaría entonces “como Venezuela”.

Para poder hacer una comparación de tal magnitud, lo primero que debemos saber es cómo está en realidad Venezuela. La prensa alineada se ha encargado de dosificarnos el veneno suficiente para creer que en Venezuela la gente está peor que en Siria o en Afganistán. Sin embargo, hay que hacer un esfuerzo mucho mayor para ver las cifras reales.

Venezuela es un país con un poco más de 31 millones de habitantes [1, 2]. Como podemos ver, es un país que cuenta con, aproximadamente, la cuarta parte de la población que tiene México (casi 120 millones) [3]. Por lo que, como es de esperarse, las problemáticas serán, por mucho, más fáciles de resolver que en el caso de México.

Empecemos haciendo cuentas claras. Antes de la llegada de Chávez a la presidencia de su país en febrero de 1999 [4], el porcentaje de pobres era del 49.4%, cifra que ha ido decreciendo con el paso del tiempo. Actualmente se encuentra en un 4.7%, lo que les ganó el reconocimiento de la FAO [7] y la meta de Maduro [5] es que llegue a cero para el 2019. Asimismo, la esperanza de vida de un venezolano llegó a los 74 años en el período comprendido entre los años 2010 y 2015; se estima que para el 2020 sea de 75 años. Por otro lado, en 1992 la cifra que se tenía para contabilizar el hambre que sufría la gente, es decir, la población que no tenía acceso a tres comidas al día, era del 13.5%. Para el año 2010, esta cifra se encontraba por debajo del 5% [6, 8].

El gobierno de izquierda en Venezuela ha contemplado la vivienda como un derecho humano, razón por la cual han entregado viviendas a los más necesitados desde el inicio de su gestión. La entrega de viviendas permite a la gente sentir mayor seguridad en su vida, haciendo que sean ciudadanos comprometidos con las causas sociales pues, sin la seguridad del techo, la comida y la salud, el ser humano no tiene las condiciones suficientes y necesarias para pensar en nada más que en sobrevivir. A lo que la derecha internacional llama populismo, la izquierda lo llama derecho humano. Según las cifras, en 17 años de gobierno chavista se han construido más casas que en los 90 años previos [6, 7].

En cuanto a la educación, el gobierno Bolivariano ha sumado esfuerzos con el fin de llegar al 100% de alfabetización. Al momento se ha logrado una tasa neta del 94% con la certificación de la ONU [6, 7]. Antes de 1999, sólo unos 700 mil jóvenes podían acceder a la educación universitaria, pero con la Revolución Bolivariana se crearon 47 nuevas universidades dando paso a la educación gratuita en todos los niveles [8].

La cultura y el deporte han sido dos prioridades más de este gobierno, razón por la cual se han abierto espacios para las artes y el deporte, creando así editoriales públicas, revistas y semanarios, salas de cine, orquestas y coros juveniles, así como las Oficinas de Enlace a Comunidades en Condición Excepcional: para los indígenas, inmigrantes, etc. De igual manera, se han ampliado los apoyos para los deportistas paralímpicos y de alto rendimiento de todas las edades, aunado a una legislación correspondiente con los nuevos retos[8].

La tasa de desempleo pasó del 12.0% en 1999 al 5.9% en 2014 [7]. Los sueldos y salarios han recibido incrementos constantes a lo largo de los 17 años de gestión de la Revolución Bolivariana. Tan sólo el último incremento fue del 67% [9], con el fin de hacerle frente a la guerra económica [11, 12] que el país andino ha sufrido desde el inicio del gobierno de Nicolás Maduro. En 2014 se implementó la ley de precios justos [13] con el fin de combatir el alza irracional sobre el precio de los productos, parte de la guerra económica.

Finalmente, el acceso a la salud ha sido de gran importancia para este gobierno, de manera que más de 30 millones de personas ya han sido atendidas por el sistema de salud, de los cuales, más del 80% han acudido a las instituciones de salud pública [7, 10].

Como podemos ver, desde el inicio de la Revolución Bolivariana en 1999, las condiciones de vida del pueblo venezolano han mejorado y no poco. Las políticas sociales han propiciado una vida digna para quienes no aspiraban a ella ni en sus sueños más locos. La redistribución de la riqueza ha molestado a algunos pero beneficiado a muchísimos más. El simple hecho de no hacer de la salud, de la vivienda, de la educación o de la vida misma un negocio, ha hecho que los grandes capitales estallen en contra del gobierno chavista.

Este gobierno ha dedicado un gran esfuerzo a combatir las medidas que el capital privado ha querido implementar para quebrarlo. Debido a la caída de los precios del petróleo, producida por la inundación de este producto en el mercado que motivó el gobierno estadounidense, Venezuela se vió envuelta en una crisis financiera que, a la par con la guerra económica, empezó a estrangular a la economía ciudadana. El 86% de la producción de este país viene de la iniciativa privada, razón por la cual, era relativamente fácil desestabilizar la economía nacional. La retención de productos, el incremento en los precios, el contrabando, entre otros, han sido los principales causantes de la crisis económica y del desabasto en Venezuela. El gobierno debía garantizar el acceso a los productos básicos. Las medidas tomadas incluyeron la redistribución de los productos, por eso era común ver que en los mercados populares habían filas enormes para adquirir los productos, ya que no se podía dejar en manos de los privados, pues habían demostrado su mala voluntad al retenerlos. Muchas empresas extranjeras boicotearon su producción para no surtir al país, hasta un punto tal, que el gobierno debió tomar las instalaciones para continuar la producción y el abasto, como sucedió con la empresa Kimberly-Clark [11].

Lo que vemos ahora como los grandes problemas en Venezuela, no son más que el intento constante y fallido por desestabilizar a este país. Las “grandes protestas” son pagadas por la derecha, tanto la nacional como la internacional. No es ningún secreto que Venezuela es poseedor de una de las mayores reservas de petróleo del mundo y que el gobierno estadounidense tiene muy claro su objetivo, hacerse el dueño absoluto. La única forma es logrando quitar al gobierno actual y poner a uno que le entregue las reservas sin mayor miramiento, así como el resto de sus recursos naturales.

Lo que hoy nos presentan como una población indignada y molesta por la injusticia y el desabasto no son más que unos focos de violencia fomentados por el gran capital. Desesperados por recuperar lo que les fue arrebatado en 1999.

Las cifras muestran que el actual gobierno de Venezuela ha trabajado a favor de los menos privilegiados, que ha mejorado la calidad de vida de sus ciudadanos, la pobreza, la miseria y el hambre son ya casi inexistentes. El analfabetismo ha sido prácticamente erradicado. La salud universal y la vivienda son un derecho y no un lujo para unos cuantos. Así, hacer la “mala propaganda” de que si Obrador subiera al poder México se convertiría en Venezuela, resulta ser de hecho, buenas noticias. Imagine que por primera vez México tiene sólo un 5% de analfabetos, que el 80% de la población cuenta con servicio médico gratuito y con vivienda propia, que el salario mínimo se incrementa de acuerdo a la situación económica del país de manera que la inflación nunca le afecte. Imagine que sus hijos tienen derecho a educación gratuita y de alto nivel y al final no se convertirán en uno más del montón que engrosará la estadística de desempleo. Que si un mexicano quiere dedicarse a las artes o al deporte, tendrá todo el apoyo del estado, que recibirá becas y se formará en instituciones adecuadas. Que representar a su país a nivel internacional no será una vergüenza sino un orgullo. Todo esto sin mencionar la abrumadora verdad de que en Venezuela no se tienen los problemas de inseguridad, crimen, violencia ni impunidad que se tienen en México.

Entonces, primero y antes que nada, ¿en verdad es malo que México se convierta en otra Venezuela? Y segundo, ¿podrá Andrés Manuel lograr tantas cosas en un país tan abandonado desde hace ya tantas décadas? Es evidente que no, pero por algún lugar debemos empezar. Cambiar la situación de miseria y criminalidad viviendo a un lado de los Estados Unidos será una tarea casi imposible. Nuestros vecinos del norte son la razón de la existencia de las guerras en la mitad del planeta y nosotros no nos podemos escapar, mucho menos por el simple hecho de colindar con ellos. La estrategia a seguir deberá ser mucho más moderada, para evitar que seamos brutalmente atacados, como lo está siendo Venezuela [14]. Nunca podremos tener gobiernos de una izquierda como la venezolana, eso es imposible, Estados Unidos nunca lo permitiría. Pero tal vez alguien más “central” como Andrés Manuel pueda ser “aceptable”. Por lo que podemos ver, es posible que ni siquiera nos dejen aspirar a eso. La derecha mexicana ya pidió ayuda a Estados Unidos para evitar la llegada de AMLO al poder, así que, si los ciudadanos no nos hacemos conscientes de esta realidad, posiblemente no logremos cambiarla en los próximos cien años.

Es importante estar unidos y muy pero muy bien informados, no sólo de la tragedia nacional, sino de las internacionales. Comprender que en el mundo todos estamos interconectados, que las políticas unipolares están ya en decadencia y que muchos países han despertado, razón por la cual se han tenido que enfrentar al Imperio: Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Siria, Rusia, China, Corea del Norte, entre tantos otros que no están alineados a las políticas de Washington.

Como siempre, invito a mis compatriotas a leer, a informarse a través de los medios no alineados, a ser críticos del sistema, a enseñar y a difundir la información que no llega de manera natural. Debemos prepararnos para nuestras próximas elecciones. No será una tarea fácil y sin la unión, no habrá un cambio que beneficie al verdadero pueblo de México.

Bibliografía

[1]   https://es.wikipedia.org/wiki/Venezuela

[2]   https://es.wikipedia.org/wiki/Demografía_de_Venezuela

[3]   https://es.wikipedia.org/wiki/México

[4]   https://es.wikipedia.org/wiki/Hugo_Chávez

[5]   https://es.wikipedia.org/wiki/Nicolás_Maduro

[6]   http://www.telesurtv.net/telesuragenda/Venezuela-entre-cifras-y-difamaciones-20160721-0060.html

[7]   http://www.telesurtv.net/telesuragenda/Venezuela-16-anos-de-Revolucion-20150202-0019.html

[8]   http://www.telesurtv.net/news/Logros-de-la-Revolucion-Bolivariana-con-Hugo-Chavez-20160722-0071.html

[9]   http://www.telesurtv.net/news/67-es-el-aumento-definitivo-del-salario-minimo-en-Venezuela-20151016-0062.html

[10] http://www.telesurtv.net/news/Avances-sociales-de-Venezuela-en-16-anos-20150114-0043.html

[11] https://actualidad.rt.com/actualidad/213028-venezuela-empresa-articulos-higiene-cierra

[12] https://actualidad.rt.com/actualidad/213399-vicepresidente-venezuela-pasamos-contraofensiva

[13] http://www.mp.gob.ve/c/document_library/get_file?uuid=7c3a0033-59c7-4098-8821-71334d20f196&groupId=10136

[14] https://actualidad.rt.com/opinion/eva_golinger/236453-venezuela-futuro-revolucion-bolivariana-pueblo

También podría interesarle:

2.71/5 (24)

¿Qué le pareció el artículo?

26 comentarios para “Venezuela antes y después de Chávez; la amenaza de que México se convierta en otra Venezuela

  1. javier lopez
    17 julio, 2017 at 11:09 pm

    muy buena publicacion que la gente se de cuenta de la verdad no lo que publican los medios vendidos .

    • Lucio garcia
      7 agosto, 2017 at 10:37 am

      Lo que comento es que manuel lopez no es un nicolas maduro y menos un gran Hugo chavez.es tan solo un resentido y oportunista .ex priista.

  2. Ismael
    18 julio, 2017 at 4:49 pm

    Creo que este es uno de los mejores artículos que ha escrito Maya Alpizar. Muy bien documentado y puntualizado a detalle “la otra cara de la modena”, esa que nos ocultan día a día los grandes medios masivos de comunicación que operan a favor de los mandatos del imperio, mismos que confían plenamente en que nadie, o casi nadie, va a leer e informarse buscando información de otras fuentes que no sean de ellos, para ver precisamente todo aquello que no nos cuentan. Creo que a México le falta mucho para tener presidentes de la talla de Chávez y Maduro, en especial del primero, que es una de las grandes figuras del siglo XXI y símbolo de que sí es posible decirle que NO al imperio estadounidense depredador que todo lo que quiere para ellos y “sus cuates”. Creo que todos estos países son la esperanza de que el orden mundial puede cambiar, que ya ha cambiado desde que volvemos a ver una Rusia tan diga y poderosa como la que preside Putin, así como el resto de países que ha mencionado Alpizar. Sin embargo, es evidente que se enfrentan a un monstruo poderoso y despiadado, pero lo han hecho, con valor y determinación, y lo han hecho muy bien. Creo que hay que seguir apoyando a estos países porque representan una esperanza real para todos aquellos otros, como México, que nos tienen dominados y agarrados de los huevos. Ojalá que nos llegue pronto un presidente tan digno que sea capaz de enfrentarse incluso al monstruo más terrible como el gobierno de EU.

  3. Jacin
    18 julio, 2017 at 9:02 pm

    Por fín pude leer algo objetivo, veraz y con datos precisos de lo que realmente sucede en Venezuela. Es muy desalentador oír en las noticias de los medios electrónicos, escritos y por radio bemba, las deformaciones de la realidad que vive aquel país. Me asombra la uniformidad de las opiniones de la comunidad internacional. Pareciera que están decididos a derrocar a Maduro con todo lo que tengan a su alcance. Muy buen artículo; informar enseñando con datos precisos y con lo que realmente está haciendo el Gobierno de Maduro. El embate contra él es terrible. Todos se sienten en el derecho de decirle cómo debe conducir su país. Sin respetar el derecho a la libre autodeterminación. ¡Ahhhh, si Chávez viviera! Un hombre que supo dar a su pueblo las armas más importantes para salir adelante. Derechos, educación, salarios dignos, salud esparcimiento y vivienda. Cuánta razón tienes Maya. Ojalá en México se diera algo igual como en Venezuela. Abatir la pobreza, la miseria, el analfabetismo y la violencia. Creo que la derecha está siendo financiada abundantemente en Venezuela, de otra manera cómo explicar su gran capacidad de movilización. Y lo peor, no hay muchas voces que se levanten a favor de la no intromisión a la libre gestión. Todos nos hacen creer que Maduro es un monstruo. Dices bien, difundamos la verdad de lo que vive Venezuela. No aceptemos lo que la llamada oposición hoy nos pretende hacer creer. Me gustó mucho tu artículo Maya porque pude leer algo objetivo y veraz. Muchas gracias por tu esfuerzo. ¡Viva Venezuela!

    • Marisela Barquero
      26 enero, 2018 at 2:35 pm

      Las referencias de este artículo son fundamentalmente tres:

      1) Wikipedia, que a su vez contiene cifras oficiales del Gobierno de Venezuela (Instituto Nacional de Estadística, Banco Central de Venezuela, etc) ambos subordinados al poder Ejecutivo presidido por Maduro y Chávez.
      2) TeleSUR, fundado por iniciativa del gobierno de Chávez y financiado exclusivamente por gobiernos como el de Venezuela, Bolivia, Cuba y Nicaragua.
      3) RT, o Russia Today, fundado y financiado por el gobierno Ruso presidido por Vladimir Putin.

      Ninguna de esas fuentes es imparcial, más bien son todo lo contrario, son los más interesados en que el gobierno venezolano sea visto de una manera positiva.

      Hermanos Mexicanos, no caigan en la trampa de AMLO. Ya lo hicimos nosotros con Chávez y el resultado ha sido la destrucción de nuestro país. Todavía están a tiempo, cojan consejo.

      • Maya Alpizar
        24 febrero, 2018 at 4:37 pm

        Gracias por su comentario.

        La época actual se caracteriza, al igual que ocurrió en la época oscura del medievo, por la existencia de una visión unidimensional del mundo, así como por una intolerancia exacerbada e irracional hacia todas las formas de pensamiento que difieren de la corriente principal de creencias. Así pues, el pensamiento aceptado como verdadero y correcto corresponde hoy en día al que defiende e impone el autodenominado país defensor de la libertad y la democracia en el mundo: los Estados Unidos de Norteamérica. Partamos de una pregunta: ¿si la libertad de pensamiento fuera real, sería posible que la mayoría de los individuos de un grupo social (o todos) pudieran pensar de la misma manera? La respuesta es simple y directa: no. Mas hoy en día, existen innegablemente tendencias ideológicas alineadas con pensamientos absolutistas. Cadenas de noticias como la BBC, ABC, NBC, CNN y derivadas de menor monta como Noticieros Televisa o TV Azteca, expresan siempre el mismo punto de vista; inamovible, único, absoluto, sin matices ni dudas. Y es que la visión que difunden siempre es favorable a la del imperio norteamericano y completamente hostil a todo lo que difiere de él. ¿Por qué, ante una situación que salta a la vista para cualquiera que quiera verificarlo, nadie cuestiona la credibilidad de las fuentes o que no exista ninguna opinión que pudiera, al menos mínimamente, cuestionar lo que se transmite como verdad? Esas tendencias son justamente las que aparecen tácitamente en su comentario:

        1. Los sistemas de cualquier índole que reciben financiamiento gubernamental son malos, poco confiables.
        2. La voz del acusado no tiene valor, no importa que sea un individuo, gobierno o país.
        3. Las fuentes de información públicas cuyo contenido se basa en la inteligencia común no son de fiar.
        4. Los sistemas socialistas son malos.
        5. Vladimir Putin es un dictador. Por lo tanto, todo lo que haya sido creado o tocado por él, también lo es.
        6. Existe una conspiración llevada a cabo por los malos (todos aquellos que difieren de la visión norteamericana, Maduro o Chávez) en contra de los buenos (todos los que simpatizan con el capitalismo y la visión norteamericana).
        7. Lo que dice la gente es lo verdadero. La verdad está en los testimonios de individuos que desconoce. Las redes sociales son la mejor fuente de información.

        Tal visión carece de sustento y es, en el mejor de los casos, parcial. Para darse una idea de este problema, busque en internet cualquier asunto relacionado con Venezuela. Lo que encontrará será una abundancia de medios que resaltan sólo los defectos. Posiblemente, Venezuela sea uno de los pocos países donde no ha habido ningún logro, de ningún tipo, nunca, desde la llegada del movimiento chavista. ¿Y cómo lo prueban? Simplemente, no lo hacen. Si observa, no aportan ninguna fuente, prueba o evidencia estadísticamente significativa, jamás. Pero esta realidad pasa desapercibida todo el tiempo. Resulta pues no menos que curioso que cuando un artículo cita fuentes, entonces es criticado por su presencia o por su supuesta calidad.

        Wikipedia, por ejemplo, es un medio de información de fácil acceso basado en la inteligencia común, como podrá verificar en las fuentes citadas abajo [1], [2], [3] y [4], que posee una confiabilidad en su contenido que ronda entre el 75.0 y el 99.7 % dependiendo de la temática. Estas cifras superan, por mucho, la confiabilidad que tienen la mayoría de los medios masivos de información (definida en función de la veracidad de su contenido). Luego, el que el gobierno de Venezuela participe (o pueda participar o que se usen los datos de sus órganos oficiales) en la edición de Wikipidia no significa que sea el único editor; de hecho, cualquiera puede hacerlo siempre y cuando sustente con evidencia sus afirmaciones. Por otro lado, el gobierno venezolano tiene derecho a expresar su punto de vista, como cualquier inculpado en un juicio justo, en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, no es correcto descalificarlo a priori. Asimismo, los órganos de investigación estadística oficiales de los gobiernos, como el INEGI en México o el INE en Venezuela, son fuentes de consulta obligada para cualquier investigación formal pues, además de ser una parte de la versión, exponen la metodología estadística (científica) empleada en la determinación de sus resultados; algo que jamás hacen los medios de derecha, los cuales suelen emplear una función apelativa, empática o emocional, para lograr convencimiento.

        Ante todo, teleSUR y RT, son medios alternativos a la corriente principal de pensamiento, razón por la cual son constantemente vilipendiados. En un mundo donde prevalece un sólo punto de vista, el camino está precisamente en consultar las fuentes que manifiestan un panorama opuesto a lo que se asume como dado, dogma o verdad (sin demostrar); ello permitirá normar un criterio más próximo a la realidad, sea cual fuere. Descalificarlos partiendo de su financiación estatal es no menos que un prejuicio. ¿Sabía usted que la BBC tiene finaciamiento estatal? Si no, puede aprender más sobre ello en las fuentes citadas abajo [5] y [6]. Nadie, hasta donde se puede ver, la cuestiona por ello y sus noticias tienen un claro sesgo a favor de la visión imperial norteamericana. Por si fuera poco, ignorar que el objetivo principal de los medios de información privados es hacer dinero, resulta muy ingenuo. Este tipo de sistema informativo es, en los hechos, más vulnerable a sucumbir a los intereses del dinero que los medios con financiamiento estatal. Por lo tanto, suelen ser menos que confiables que otras fuentes de información.

        Ahora bien, en México no existe peligro alguno de sufrir la injerencia externa destructiva de la que ahora es víctima la hermana república de Venezuela y la razón es simple: en México, por el contexto geopolítico, ningún presidente puede afectar severamente los intereses principales de las grandes empresas transnacionales o de los Estados Unidos de Norteamérica. No obstante, un presidente como AMLO contribuirá más que ningún otro al mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo Mexicano, el cual vive mayormente en condiciones de miseria y abandono (gracias a décadas de gobiernos capitalistas entreguistas). Asimismo, trabajará en la recuperación de la ya casi inexistente soberanía nacional, algo que sin duda atemoriza a la derecha internacional.

        Por último, usted ha hecho grandes afirmaciones, así que sería bueno contar con sus grandes evidencias:

        ¿En qué se basa para decir que la información suministrada por el INE de Venezuela o por su Banco central es errónea? ¿Puede probarlo? ¿Cuáles son sus fuentes?

        Es cierto que teleSUR y RT reciben financiamiento estatal. No obstante, ¿cómo puede probar que la información que difunden es errónea? ¿Cuáles son sus fuentes o la metodología que sustente lo que afirma?

        Insinúa que Vladimir Putin es un personaje siniestro. ¿Cuáles son sus pruebas?

        Al final del artículo, dice: “Como siempre, invito a mis compatriotas a leer, a informarse a través de los medios no alineados, a ser críticos del sistema, a enseñar y a difundir la información que no llega de manera natural.”. Como puede ver, en todo momento se apela al sentido crítico del lector. Las fuentes mencionadas son sólo un punto de partida y cada quién es libre de ponderar la información y los argumentos vertidos aquí como mejor considere. Cada quien es libre de conformarse con lo que sabe o de decidir aprender un poco más.

        [1]https://www.zmescience.com/science/study-wikipedia-25092014/
        [2]http://snap.stanford.edu/soma2010/papers/soma2010_18.pdf
        [3]https://www.livescience.com/32950-how-accurate-is-wikipedia.html
        [4]http://www.nber.org/papers/w18167
        [5]https://www.unav.es/fcom/communication-society/es/articulo.php?art_id=24#C02
        [6]http://www.bbc.co.uk/commissioning/tv/articles/how-we-do-business

  4. Carlos Castrillo
    13 enero, 2018 at 10:13 am

    Que bolas, bueno asi son los zurdos; como venezolano no puedo mas que indignarme con esta cagada de articulo: en venezuela se esta pasando el hambre que jode; de hecho ya hay niños que han muerto de hambre (el estado bolivar es el mas afectado), en venezuela hubo 25000 homicidios en el 2017, de los cuales solo el 2% no queda impune, en venezuela han vuelto enfermedades que fueron erradicadas hace 60 años (sarampion,difetria, paludismo), en venezuela ya han emigrado casi 4 millones de personas en los ultimos 17 años ¿porque emigran si el pais,segun ustedes, esta superbien? la jente emigra porque busca una vida mejor , en venezuela la inflacion cerro en un 1500%, y se estima que en 2018 pueda cerrar en 30000%, el salario mensual solo alcanza para comprar un carton de huevos y un pedazo de queso, o en su defecto un Kl de carne, ojo a mi no me lo dijo ninguna transnacional de la comunicacion, yo lo veo a diario, cuando salgo a la calle, yo veo familias completas hurgando en la basura, si ustedes quieren votar por AMLO y terminar como venezuela ese es su maldito problema, pero la mentira tiene patas corta, y en esta era de globalizacion no se puede ocultar nada, asi que no mientan porque nadie les cree. Pero hay algo bueno de este gobierno de maduro, ha desprestigiado de manera tan negativa a la izquierda, que cuando haya nuevamente elecciones limpias y libre, esta sera barrida para siempre de venezuela.

    • Maya Alpizar
      13 enero, 2018 at 11:25 pm

      Estimado Carlos:

      Muchas gracias por tu comentario. Es precisamente de la diversidad de opiniones de donde surge la materia prima para enriquecer nuestro criterio. Así pues, desde la tónica de la comparación entre México y Venezuela, parece conveniente aportar algunos datos adicionales para puntualizar lo que amablemente has señalado aquí:

      1. Nadie ha afirmado que Venezuela sea un país carente de problemas; por el contrario, y al igual que cualquier otra nación en desarrollo, enfrenta grandes desafíos que por supuesto impactan la vida de sus habitantes. No obstante, desde el ámbito de la geopolítica, es innegable que esta nación, desde que cuenta con un gobierno que defiende su soberanía, se ha enfrentado sistemáticamente a gigantescas agresiones orquestadas desde el exterior, específicamente desde los Estados Unidos. La razón de tan desmesurada injerencia es sencilla: el imperio ansía sus enormes riquezas petroleras, así como sus reservas de oro y de otros minerales estratégicos. En este contexto, puede afirmarse que Venezuela será reconocida como un país de libertades y de bonanza económica sólo cuando sus recursos estén en poder de la derecha internacional, aunque la nación esté hundida en la miseria como es el caso del resto de los países neoliberales de Latinoamérica. Es importante notar aquí que todos los países que han seguido la senda de la defensa de su soberanía han terminado por ser declarados como países enemigos de los Estados Unidos; terroristas, socialistas, comunistas, o en el mejor de los casos, simplemente dictaduras. Tal es el caso de Venezuela, pero también de Bolivia, Cuba, Rusia, Siria o en el pasado, del Chile de Salvador Allende, por citar algunos ejemplos. Por contraparte, cuando se trata de un país alineado y sin soberanía, como es el caso de México, las brutalidades de sus gobiernos neoliberales son ignoradas por la crítica mundial y fomentadas por el gobierno del imperio norteamericano.

      2. Mencionas que en el año 2017, en Venezuela hubo 25000 homicidios. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), su cantidad de homicidios anualues por cada 100,000 habitantes es de 51.7. No obstante, la de Colombia, que es un país capitalista alineado con el imperio norteamericano, es muy cercana: 48.8. En el caso de México, el número de homicidios por cada 100, 000 es de alrededor de 20. No obstante, no debe olvidarse que en términos absolutos esto se traduce en decenas de miles de muertos al año. Así, a diciembre de 2017, de manera oficial, en la nación mexica se registraron 26,573 asesinatos durante ese año. De acuerdo con la OMS, América Latina es la región del planeta con más homicidios intencionales en el mundo. Por lo tanto, este indicador no es atribuible al gobierno venezolano actual, sino a otros factores que inducen la violencia entre la población latinoamericana. México tiene, según la encuesta Intercensal de 2015, aproximadamente 119.5 millones de habitantes.

      3. En cuanto a la emigración, es importante decir que se trata de un fenómeno mundial impulsado por diversas causas. Es cierto, muchos venezolanos han emigrado en busca de una mejor calidad de vida; algunos más lo han hecho por intereses personales (académicos, negocios, etc.) o en busca del denominado Sueño Americano. No obstante, el dato de 4 millones desde 1990 (diversos medios fijan este número en alrededor de 2 millones pero sin citar fuente. Según la ONU, 0.6 millones de emigrantes totales al año 2015) parece poco al compararlo con los números de México. El censo de los Estados Unidos contabilizó, en el año de 1990, 4.4 millones de mexicanos residentes en ese país. A la fecha (2017), esa cantidad aumentó a 35 millones, lo que implica que en los últimos 17 años, han salido del país mexica cerca de 31.6 millones de personas, sólo con destino a los Estados Unidos. Es claro, pues, que más mexicanos han abandonado su patria en busca de una vida mejor, en comparación con los venezolanos que han dejado la suya por la misma razón, tanto en términos relativos como absolutos (la población de Venezuela, al año 2016, rondaba los 31.5 millones de habitantes). Se debe tener presente que México es un país capitalista, que no experimenta los tan cacareados estragos atribuidos por la propaganda mundial a los gobiernos socialistas revolucionarios. Para redondear, conviene resaltar que, según datos oficiales de la ONU, la emigración total de colombianos, al año 2015, ascendía a 2.6 millones de personas. De modo que Colombia experimenta más emigración que la propia Venezuela. Todo indica, pues, que los gobiernos capitalistas neoliberales afectan más al bienestar de la gente forzándola a emigrar, que lo que hace el gobierno revolucionario de Venezuela. Asimismo, debe resultar clara la forma amañada y tendenciosa que tienen los medios masivos de presentar la información para aparentar que todos huyen de Venezuela por su terrible gobierno opresor. He aquí un dato curioso: según la ONU, la inmigración total en Venezuela paso de poco más de un millón de personas en el año de 1990 a 1.4 millones en 2015, subiendo año tras año, lo que debe sugerir que de ningún modo Venezuela es el país infernal que nos han querido vender.

      4. Has mencionado el hambre y las enfermedades como un indicador de la terrible situación que vive Venezuela. No obstante, no has contextualizado esta información en el plano mundial. Nadie ha dicho que en Venezuela no exista el hambre; existe y es terrible. No obstante, los esfuerzos hechos por el gobierno venezolano para abatirla, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la cual es un organismo que en principio actúa de forma independiente de cualquier gobierno, han sido completamente eficaces y superiores a los de muchos otros países de la región. Esta organización indica que en relación al objetivo primario de los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), consistente en Erradicar la Pobreza Extrema y el Hambre, así como en la Meta 1c, que implica reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre entre 1990 y 2015, Venezuela debía pasar de 13.5% de personas subnutridas en 1990 a una cifra menor al 6.7% antes del año 2015, lo cual logró con creces. Desde el año 2007, Venezuela ha mantenido esta cifra por debajo del 5%, en cumplimiento estricto con los objetivos establecidos. Estos datos indican que hay interés por resolver un problema que, de hecho, aqueja gravemente a los países latinoamericanos. Pero en México no se trabaja de manera ni remotamente parecida para abatir el hambre. Resulta interesante decir que la mitad de la población mexicana vive por debajo del “umbral internacional de pobreza”, fijado por el banco mundial. Dicho de otro modo, alrededor de 60 millones de mexicanos (cerca del doble de la población total de venezolanos) viven en condiciones por debajo de los límites que el banco mundial considera que definen la pobreza, lo cual está directamente relacionado con las enormes y visibles carencias del pueblo mexicano en cuanto a la vivienda, la alimentación, la salud y la calidad de vida. Cierto es que en México no existe, al menos de momento, una guerra económica encabezada por los proveedores de insumos y alimentos, de modo que los productos no se acaparan ilegalmente y los supermercados están bien abastecidos; lo que no se dice es que los productos que ahí se venden sólo son accesibles para una minoría privilegiada. Para el pueblo son prohibitivos, de modo que hay carencia absoluta. Y toda esta realidad terrible se debe a la acción que durante décadas han ejercido los llamados gobiernos capitalistas neoliberales, los cuales no han hecho otra cosa que destruir al país. Lo cierto es que, como ya se ha dicho, al ser un aliado de Estados Unidos, en ningún medio de comunicación de la corriente principal se denuncian las graves atrocidades cometidas por el gobierno mexicano en contra de su pueblo. Pero eso sí, de Venezuela se dice todo lo peor y solo lo peor, de una forma descontextualizada y francamente irracional.

      5. Por último, es interesante que menciones que “cuando haya nuevamente elecciones limpias y libre”, la izquierda será barrida para siempre de Venezuela. De hecho, ese es justamente el sueño de los Estados Unidos y de sus secuaces imperiales; no sólo para Venezuela, sino para todo el mundo. La razón es simple: la derecha les favorece, a ellos, a los poderos, a los dueños del mundo; pero no nos engañemos, no ayuda al pueblo. Para comprobarlo, es suficiente ver lo que estos gobiernos hacen por todo el mundo, empobreciendo a la gente y enriqueciendo a una clase minoritaria y privilegiada. En México, un aparente país democrático, cada elección ha sido en última instancia influenciada por los intereses de nuestro vecino del norte. Las últimas elecciones presidenciales, todas y cada una, han sido corrompidas por el fraude electoral. ¿Y de eso, quién habla en la arena internacional? En efecto, nadie. Nadie que responda a la democracia de la derecha: una en la que sólo existen ellos y sus intereses. Pero hay que decir que en México sabemos de fraudes electorales y el caso de Venezuela no es uno de ellos. De hecho, ante la mirada de muchos observadores internacionales, entre ellos la del expresidente norteamericano J. Carter, Venezuela tiene el mejor sistema electoral del mundo. Para los ojos imparciales, el pueblo venezolano es un ejemplo de madurez política y la victoria abrumadora del chavismo en las últimas elecciones parece demostrar que la derecha se ha equivocado en sus estimaciones y ha caído víctima de sus excesos atroces, de los cuales, valdría la pena, también pudieras mencionar. Lo que pasa en Venezuela no es nuevo. Ya lo vimos en el pasado, como en el Chile de Salvador Allende o en la Cuba de Fidel Castro. En cada caso semejante, la derecha internacional o nacional se encarga de obstaculizar la acción de un gobierno legítimo, bloquéandolo, desprestigiándolo; sometiéndolo a bloqueos criminales donde no es posible comprar ni un lápiz. Y todo con un único fin: hacernos creer que los sistemas socialistas o aquellos en los que se vela por el bien popular, son una ilusión y que en los hechos son abominables. En mi opinión diré: cuando nuevamente haya elecciones limpias y libres en el mundo, la derecha opresora y criminal desaparecerá para siempre de él.

      Algunas fuentes:

      1. https://es.wikipedia.org/wiki/Pobreza_en_M%C3%A9xico
      2. http://www.fao.org/countryprofiles/index/es/?iso3=mex
      3. https://www.datosmacro.com/demografia/migracion/emigracion/colombia
      4. https://www.datosmacro.com/demografia/migracion/emigracion/venezuela
      5. https://www.datosmacro.com/demografia/migracion/inmigracion/venezuela
      6. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-75992012000100004 (Migración México-Estados Unidos en cifras 1990-2011)
      7. http://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/habitantes.aspx?tema=P
      8. http://www.fao.org/americas/noticias/ver/es/c/230150/
      9. http://www.eluniversal.com.mx/nacion/sociedad/los-asesinatos-que-marcaron-2017-el-ano-mas-violento

      • Gerald Alba
        23 enero, 2018 at 12:04 am

        Amiga,

        Sus argumentaciones lo que dan es risa y sus fuentes de informacion mas aun. No tengo la mas minima intencion de perder mi tiempo en rebatir punto a punto la superficialidad de sus razones por cierto muy alineadas con el discurso castro-chavista. La felicito porque la leccion se la aprendio bien. Quedara de parte de los mexicanos no dejarse enganar con el discursito setentoso y demagogo que exalta la necesidad de barrer a la derecha explotadora liderada por USA como via de la revancha social, y buscar los cambios necesarios y la justicia social que requieren con opciones donde TODOS los sectores participen y no los que esten incondicionalmente con el partido o con una forma de pensar como sucede en todos los regimenes de corte marxistas. La libertad no es negociable sin importar cuanta desigualdad pueda haber en la sociedad, porque al final en este caso el fin no justifica los medios. Esa leccion la estamos pagando muy caro los venezolanos, yo espero que Mexico no tome un atajo historico. Mucha suerte Mexico!

        • Maya Alpizar
          26 febrero, 2018 at 9:51 pm

          Gracias por su comentario.

          Lo interesante es que, al decir que no tiene la menor intención de perder su tiempo en rebatir punto a punto la superficialidad de lo expuesto en el artículo, de facto está rehuyendo la responsabilidad de sustentar con argumentos y fuentes sus afirmaciones, además de que nos priva de recibir, lo que a juzgar por sus palabras, serían deslumbrantes e irrefutables argumentos.

          Por mi parte, quisiera empezar por decirle que lo primero que debería hacer es demostrar (sí, aportar evidencias verificables) que las fuentes de información suministradas aquí no son confiables y que aportan datos falsos. Luego, debería demostrar que lo que dice el artículo, el cual principalmente establece un paralelismo entre la situación venezolana y la realidad mexicana actual, está errado. Con todo ello, le ayudaré con algunas cosas.

          Comencemos por Wikipedia. En general, el común no informado, tiende a pensar que se trata de una fuente de información poco seria, sobre todo por el supuesto simplista de que “cualquiera” puede escribir en ella. Sin embargo, la realidad es más compleja e interesante. Si bien cualquiera (en potencia) puede participar en la edición del material, ello no significa que su aportación no sea revisada por la comunidad de editores, ni que esté exenta de la crítica de los especialistas en diversos campos del saber humano o de la vertida por los miles de lectores que a diario consultan sus artículos. Asimismo, todo lo que se aporta como contenido debe estar sustentado mediante fuentes. Así, cualquier artículo de esta enciclopedia libre, provee a su vez una gran variedad de otras fuentes documentales. De hecho, su sistema abierto de edición colaborativa es la característica que le proporciona su mayor credibilidad, ya que funciona como un mecanismo de autocorrección cuyos efectos positivos se incrementan a largo plazo [7].

          Como ya he dicho en otros comentarios, Wikipedia es un medio de información de fácil acceso basado en la inteligencia común, como podrá verificar en las fuentes citadas abajo [1], [2], [3] y [4], que posee una confiabilidad en su contenido que ronda entre el 75.0 y el 99.7 % dependiendo de la temática. Estas cifras superan, por mucho, la confiabilidad que tienen la mayoría de los medios masivos de información (definida en función de la veracidad de su contenido).

          En cuanto a teleSUR o RT, puedo entender que le molesten, sobre todo porque son contrarios a su ideología. En efecto, se trata de medios que proveen un punto de vista opuesto al de la corriente principal de pensamiento (la dominante y visible sin esfuerzo). De ahí que sean constantemente vilipendiados por los medios que profesan y defienden los intereses norteamericanos, tales como ABC, NBC, CNN (sin incluir a la mismísima Oficina de Prensa del gobierno estadounidense [9]), etc., y sus derivaciones de menor monta presentes en los países latinoamericanos, como Noticieros Televisa o Azteca Noticias en México . Estas agencias han propagado la premisa estadounidense (aunque sin aportar ni una sola evidencia que sustente sus afirmaciones) de que todo aquello que recibe financiamiento estatal deja de ser confiable (con la obvia excepción de las propias dependencias del gobierno norteamericano y las de sus países aliados), especialmente en el caso de los noticieros y las fuentes de información cuya financiación proviene de gobiernos adversos al estadounidense (sirva de ejemplo la andanada antirusa sin precedentes que impera en estos días). Pero esto es engañoso y siempre manejado a conveniencia. Las cadenas privadas de noticias, como las citadas arriba, son, ante todo, un negocio. Por lo tanto, su objetivo principal es obtener recursos financieros para garantizar su supervivencia. Este modelo las pone de facto en un mayor riesgo de sucumbir ante las presiones económicas de sus patrocinadores y vuelve a los espectadores objetos de intercambio comercial (rating). De hecho, en muchas ocasiones es imposible saber cuál es la procedencia de sus recursos económicos. Así pues, y por contraintuitivo que pudiera ser, el financiamiento estatal les da mayor libertad para operar y una mayor confiabilidad. Como decía, el asunto de las fuentes suele ser manejado a conveniencia y tan es así que, por ejemplo, nadie suele hablar mal de la televisora inglesa BBC, la cual, como seguramente sabe, recibe fondos estatales (del gobierno inglés) para operar [5],[6] y posee también un noticiero. El problema con teleSUR, RT o similares, no es que reciban financiamiento estatal; el problema surge porque expresan una opinión contraria a los intereses norteamericanos, algo totalmente inaceptable en un mundo donde se castiga al que piensa diferente.

          Así pues, sería bueno que nos ilustrara con las razones de por qué estas fuentes son motivo de risa. Y, de paso, podría aclararnos el por qué del hecho de que la mayoría de los artículos periodísticos, sobre todo los que critican al gobierno venezolano y semejantes, jamás citan ni una sola fuente verificable y nadie los critica por ello. Asimismo, podría aclararnos por qué usted no ha sustentado ninguna de sus afirmaciones mediante citas que nos refieran a estudios, análisis, estadísticas u otros recursos apropiados.

          En cuanto a sus referencias al “discurso castro-chavista”, le puedo decir que eso definitivamente pertenece la jerga estándar de la derecha. Se trata de un término concebido para infundir temor en los pueblos de Latinoamérica, partiendo de la premisa tácita (y errónea) de que todo lo que sea opuesto al capitalismo es un peligro para la vida misma, al tiempo que se invocan los ejemplos de Cuba y Venezuela para mostrar las supuestas tragedias económicas que allí se viven, aunque claro, sin mencionar los bloqueos económicos criminales impuestos por las potencias imperiales sobre ellos. Para que lo sepa, en México no existe la izquierda socialista (algunos dicen que tampoco la izquierda). Tampoco se promueven corrientes marxistas ni ninguna otra emparentada con las doctrinas comunistas, las cuales, al parecer, usted no comprende realmente. Esos tiempos quedaron atrás hace ya muchos años, si bien nunca llegaron a existir con su fuerza real debido a las constantes intromisiones de los Estados Unidos en la política mexicana, a su ya conocida Doctrina Monroe y a una suerte de macartismo extendido, términos que convendría que revisara, sobre todo si se sintiera tentado a pensar que se trata de meras alucinaciones de los “socialistas mexicanos”.

          Aquí no hay lecciones aprendidas en el sentido que usted lo sugiere. Lo que hay es una crítica natural al modelo neoliberal que ha destruido a la mayoría de las naciones latinomericanas. Para ejemplificar, voltee al caso de México, una nación devastada tras décadas de gobiernos neoliberales (de derecha y capitalistas). Según el banco mundial, se trata del décimo país más desigual del mundo, con cerca de 60 millones de pobres viviendo por debajo del umbral de la pobreza [10]. Sí, es cierto, según esta institución, Chile y Colombia, son más desiguales que México, pero estos tres países capitalistas son todos más desiguales que Venezuela.

          Así que no hay mucho sustento para sus declaraciones. Los mexicanos no deben dejarse engañar por el discurso de los que defienden el modelo económico imperante; justamente el responsable de la violencia descontrolada que asola al país [8] y de la gravísima crisis económica que mantiene en la miseria a millones de mexicanos.

          Por último, es peligroso que afirme que “la libertad no es negociable sin importar cuánta desigualdad pueda haber en la sociedad…”. Ello implicaría que no se trataría de un derecho humano fundamental; que deberíamos aceptar la miseria, el hambre, la enfermedad, la delincuencia, la injusticia, todo en pro de una supuesta libertad para una minoría privilegiada. La libertad capitalista es justo la capacidad irrestricta de unos cuantos para crear pobreza en los pueblos y explotar los recursos naturales sin remordimiento alguno. Cuando se está en condición de miseria, de hambre, de enfermedad o cuando ya no se cuenta con recursos naturales, no se puede ser libre, no se puede ni pensar, ni crear, ni soñar. Lo que se alcanza es un estado de esclavitud moderna en la que se está condenado al sufrimiento permanente mientras se viva.

          La libertad auténtica sólo puede ser construida a partir de la equidad entre los individuos. Pero lograr tal objetivo en el mundo actual no es fácil e implica grandes sacrificios. La cuestión está entre elegir el camino fácil y creer que se es libre porque se “decidió” comprar una Coca Cola, o enfrentar los intereses imperantes, sufrir su embate, vencer y alcanzar un estado de bienestar compartido.

          El temor es al cambio; a que las naciones recobren su independencia y su soberanía; a que los privilegiados pierdan el monopolio del poder y del bienestar. Para México, la lección dada por los neoliberales cada vez se aprende mejor y no hay vuelta atrás. La única esperanza de cambio está en quienes defienden los ideales de una vida justa y digna para todos.

          [1] https://www.zmescience.com/science/study-wikipedia-25092014/
          [2] http://snap.stanford.edu/soma2010/papers/soma2010_18.pdf
          [3] https://www.livescience.com/32950-how-accurate-is-wikipedia.html
          [4] http://www.nber.org/papers/w18167
          [5] https://www.unav.es/fcom/communication-society/es/articulo.php?art_id=24#C02
          [6] http://www.bbc.co.uk/commissioning/tv/articles/how-we-do-business
          [7] https://hbswk.hbs.edu/item/do-experts-or-collective-intelligence-write-with-more-bias-evidence-from-encyclopdia-britannica-and-wikipedia
          [8] http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/CNSP-Delitos-2018.pdf
          [9] https://www.state.gov/r/pa/prs/
          [10] https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/25078/9781464809583.pdf#page=121

      • Argenis Vera
        23 enero, 2018 at 4:33 am

        Maya te invito a vivir en Venezuela UN MES
        Para que te lleves bien documentado la verdadera realidad que vive nuestro pais….

        • Maya Alpizar
          25 febrero, 2018 at 5:52 pm

          Gracias por su comentario y por la invitación.

          En otro comentario decía que resultaba curioso cómo se daba por hecho, sin anteponer ni una mínima duda razonable, que quien escribe no conoce Venezuela, que no ha estado ahí tiempos suficientemente largos como para apreciar los contrastes sociales o que no mantiene un contacto estrecho con venezolanos poseedores de distintos puntos de vista sobre el acontecer cotidiano de su país.

          Probablemente, lo que ocurre aquí se puede explicar, además de la ya mencionada intolerancia hacia los puntos de vista opuestos, por el hecho de que este artículo ha sido insertado en grupos sociales fuertemente opositores al gobierno venezolano actual. Con todo, las diferencias son buenas y deben ser aprovechadas para enriquecer los puntos de vista. Lo que es lamentable es que la visión contraria tienda a invalidar absolutamente todas las virtudes del rival y eso es lo que hay que cuidar aquí. Ni la izquierda ni la derecha son totalmente buenas o malas, aunque si tienen, por término medio, intereses claramente diferenciados y antagónicos respecto a su función social.

          Nadie ha sostenido que en Venezuela no existan graves problemas sociales. Tampoco se ha dicho que el gobierno actual sea una especie de ente inmaculado carente de vicios. Lo que se está argumentado tiene que ver con el hecho de que no es posible analizar la realidad venezolana sin prestar atención a su contexto geopolítico. Desde este punto de vista ampliado, la situación económica sumamente difícil por la que atraviesan no se debe a un gobierno que lucha por mantenerse a flote, al tiempo que defiende su soberanía y la voluntad de los millones de venezolanos que de hecho le respaldan (aunque los rivales lo nieguen). Se debe fundamentalmente a los bloqueos económicos claramente visibles desde el exterior, impuestos por los Estados Unidos y sus países lacayos, que tienen como único propósito derrocar al gobierno soberano para luego apropiarse de sus enormes fuentes de recursos energéticos y minerales. Estos bloqueos restringen la llegada de insumos básicos, alimentos y medicamentos, fundamentalmente.

          Se ha dicho también que la realidad de los países de Latinoamérica no es sustancialmente diferente de la Venezolana. Si usted lo quisiera, le devuelvo la invitación para que visite México y viva la realidad de un país devastado por los gobiernos neoliberales. Por ejemplo, podrá experimentar qué es vivir con el temor a ser asesinado o desaparecido (sin mencionar la altísima probabilidad de ser violado o simplemente lesionado). ¿Cree que es exageración? Tan sólo en el mes de enero del año en curso, el Sistema Nacional de Seguridad Pública registró 3,355 homicidios culposos y dolosos [1]. Si esa cantidad se mantuviera constante mes tras mes (la realidad muestra que tiende a aumentar), al término del año se contabilizarían alrededor de 40000 asesinatos, excluyendo todos aquellos que no son reportados a las autoridades. Esta cifra es sin duda de las más altas de América Latina, aunque el problema de la violencia es común a todos estos países. Por si no bastara, también podría experimentar lo que es tratar de subsistir en un país donde los ingresos no alcanzan para vivir (¿le suena familiar?). Según el Banco Mundial, México es el décimo país más desigual del mundo, lo que concuerda muy bien con la infame cantidad de 60 millones de personas que viven en él por debajo del umbral de la pobreza. Según esta misma institución, México supera en desigualdad social a Venezuela, al tiempo que es superado por Chile y Colombia [2]. La realidad está ahí, es desoladora y es común a nuestros pueblos. Pero también muestra, con datos objetivos, que su país (Venezuela) no está en una situación tan desoladora como nos venden los medios de información de la corriente principal de pensamiento. Lo que cambia es el énfasis que sobre ello pone el imperio norteamericano. A nosotros, por ejemplo, no nos amenazan con una invasión militar para apaciguar la gravísima crisis humanitaria que afrontamos ni por la violencia generalizada. Y no lo hacen porque no hace falta. Ya se han apoderado de básicamente la totalidad nuestros recursos estratégicos y soberanos.

          Como ciudadana latinoamericana comprometida con la solidaridad entre nuestros pueblos, le digo que su país corre el grave peligro de ser invadido militarmente, bajo el pretexto de aliviar una enorme crisis social fabricada artificialmente, pero con el objetivo claro de apropiarse de su petróleo [3], [4]. Si esto ocurriera, tenga presente que no sólo morirán chavistas; el imperio no distingue entre bandos ni tiene amigos, sólo intereses. Entonces la situación será mucho peor para ustedes de lo que es ahora.

          Le invitamos a cobrar perspectiva y comparar imparcialmente los datos estadísticos de nuestras naciones, así como a enmarcar la situación venezolana en el contexto de las guerras mundiales por el petróleo. Ello ayudará a comprender mucho de lo que realmente está sucediendo.

          En cualquiera de los casos, sólo atañe a los venezolanos el definir su futuro y sus formas de gobierno. Desde aquí, abogamos por el respeto a la libre autodeterminación de los pueblos y nos oponemos a las amenazas injerencistas lanzadas en contra de ustedes por el gobierno norteamericano.

          [1] http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/CNSP-Delitos-2018.pdf
          [2] https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/25078/9781464809583.pdf#page=121
          [3] http://www.celag.org/ffaa-america-latina-armas-capacitacion-cerco-venezuela/
          [4] http://www.jornada.unam.mx/2018/02/24/opinion/022a1mun

      • Luis Alfredo
        25 enero, 2018 at 12:58 pm

        Al ver que tus citas son solamente links de wikipedia, scielo o otras páginas en donde cualquier persona puede subir y modificar contenido, no puedo tomar en serio las cosas que escribes.

        Venezuela está como está por las malas políticas económicas. No hubo un boicot de las empresas privadas, por el contrario, hubo un boicot del gobierno al crear un control cambiaro de casi 18 años y volver dependientes a estas empresas privadas para obtener materia prima importada. Debido a este control de cambio y al dólar paralelo que es natural que se genere debido a la oferta y DEMANDA, esta última la coloco en mayúsculas porque es imposible que un gobierno pueda satisfacer todas las divisas para importaciones de un país por tanto tiempo y menos aún atacando la producción nacional.
        De hecho esta brecha entre el dólar paralelo y el dolar “oficial” se hizo cada vez más grande, que incluso, para muchas empresas productoras les era más rentable importar sus productos que producirlos, lo que quita por supuesto cualquier motivación por producir. Muchas otras empresas que sí producían, fueron expropiadas porque al que tu llamas un gran hombre “Chávez” se sentía dueño y amo del país y cuando pasaba cerca de cualquier empresa con cierto renombre, decía como un niño envidioso “exprópiese”.

        Ahora investiga un poco que ha pasado con estas empresas expropiadas y su nivel de producción, y ¿por qué no?, investiga el por qué de la baja productividad de petróleo, y la casi nula productividad de derivados del petróleo.
        Te doy un pequeño resumen, simplemente por erradas políticas, corrupción a niveles nunca antes vistos en Venezuela e ineficiencia en su máxima expresión.
        En fin, este “socialismo” no es más que un comunismo disfrazado, y que no tiene credibilidad alguna. Lo cual me hace pensar que usted, o es un ciego por querer creer en una ideología política, o es simplemente otro corrupto al que le pagan por escribir mentiras y tergiversar en favor de un gobierno y unas políticas que han llevado a un país tan rico como venezuela a las ruinas y a la crisis humanitaria.

        Venezuela solía ser un país que recibía extranjeros con los brazos abiertos, 4 millones o más de venezolanos dejando el país en estos últimos 3 años no es casualidad.

      • carlos
        25 enero, 2018 at 10:04 pm

        Excelente analisis, pero errado, ademas lamentablemente usted no me convence ni a mi ni a la mayoria de los venezolanos, por la sencilla razon de que la realidad que vemos los que aqui vivimos choca contra cualquier intento de propaganda,le explico: 1. venezuela no tiene soberania de nada porque importa mas del 90% de lo que consume, ademas el discurso del antiimperialismo del gobierno es de la boca para afuera, por la sencilla razon de que les vende a diario 800000 B/D a los EEUU, contribuyendo asi al manteniemiento del llamado complejo militar industria que segun ustedes domina el mundo ¿ejm? los aviones que bombardean aldeas afganas o paquistanies probablemente utilicen combustible refinado en eeuu por refinerias de CITGO filial de PDVSA,, y ni hablar de el numeroso grupo de la elite del psuv que les encanta vacacionar en orlando florida con el dinero robado a los venezolanos (hay mucha evidencia fotografica), aunque ahora con las sanciones, afortunadamente esos miserables ya no podran entrar mas al que ellos llaman IMPERIO, yo puedo respetar a una persona que diga que es antiimperialista, pero jamas respetare a uno que hable de antiimperialismo en el mes de junio y en diciembre se vaya de vaciones con su familia a disneylandia con dinero mal habido. 2. En 1998 habian apenas 4000 homicidios en venezuela, en 17 años eso se multiplico por seis, evidente desmejora en las cifras de homicidios,lo que refleja que el gobierno chavista ademas de corrupto es incompetente, en colombia hay una guerra civil desde los 60, asi que no vale la comparacion, y segun lo que UD dice de mexico segun sus cifras entonces este pais esta mejor en esa materia que venezuela, teniendo en cuenta que venezuela tiene 32 millones de habitantes, mientras mexico tiene 115 millones. 3.La inmigracion sera un fenomeno mundial, (segun UD) pero nunca venezolano, no hay que tratar de defender lo indefendible, la jente se va de venezuela porque quiere una vida mejor, debo reiterar que ese fenomeno de la inmigracion era desconocido para venezuela, tomando en cuenta que en la difamada cuarta republica llegaron por lo menos 2 millones de inmigrantes desde 1950 hasta bien entrada la decada de los 70, esa inmigracion se componia en su mayoria por paises latinoamericanos y europeos, osea que en ese tiempo se vivia mucho mejor que ahora para que halla llegado esa enorme cantidad de personas en un pais poblacionalmente pequeño, ustedes los mexicanos quizas no entiendan ese fenomeno por la poca inmigracion que han tenido. 4.Tratar de explicar el retorno de enfermedades que fueron erradicadas hace mas de 60 años es verdaderamente patetico de su parte, ello no tiene explicacion solo si hacemos salvedad de la corrupcion, incompetencia, e indolencia del gobierno chavista; si el chavismo fuera un gobierno de derecha como el de macri, ya ustedes estarian rasgando sus vestiduras; se supone que un buen gobierno esta para resolver los problemas no agravarlos, ¿sabia usted que el gobernador de aragua y actual vice presidente tarek el aissami le pedia a las madres de niños, que para que puedan ser vacunados tenian que tener el carnet de la patria? ¿eso acaso no se llama facismo? cuando a mi me vacunaron a mi mama no le pidieron ningun carnet que los identificara con una parcialidad politica; ademas para que se actualice las FAO ya reconocio que en venezuela hay una crisis alimentaria en abril del 2017, en todo caso la realidad que uno ve en la calle es lo que vale yo veo a diario familias completas hurgando en la basura, ¿esta usted informado de que en venezuela casi a diario hay saqueos? ¿es normal que una poblada mate a machetazos a mas de 100 reses vivas porque tienen hambre? eso fue lo que sucedio en la hacienda palmarito del estado merida en enero del 2018, por ultimo usted habla de que el centro carter dice que venezuela tiene el mejor sistema electoral de venezuela, FALSO, el centro carter el 13 de abril del 2017 advirtio del enorme ventajismo del gobierno en las elecciones, por ejemplo: utilizacion de los dineros publicos, censura a los candidatos de la oposicion, y el cambio ilegal de circuitos electorales a ultima hora, ademas de la inhabilitacion de candidatos de la oposicion que esten en buenas condiciones en las encuestas, y ni hablar del anuncio de la ILEGAL ANC,(que por cierto el CNE no ha publicado los resultados finales de esa eleccion de la ANC, a tal punto que muchos de sus miembros en han dicho en entrevistas que no saben con cuantos votos ganaron!!!),ha convocado elecciones presidenciales para antes del 30 de abril, lo cual es ilegal porque la ley electoral dice que se necesitan al menos 6 meses para la convocatoria, de verdad es que me da risa, porque esto mismo es lo que le reprochan ustedes al PRI y al PAN, osea que al final vuestro discurso es increiblemente hipocrita. Yo no se si ustedes son ingenuos, extremadamente ignorantes o dogmaticos que se niegan a ver la realidad, lo cierto es que el gobierno venezolano se autodenomina de izquierda cuando en realidad es un gobierno de corte militarista, con tendencias facistas (no permite la disidencia o la critica, sobre todo la interna que proviene del psuv), utiliza el hambre y la miseria de los venezolanos para extorsionarlos politicamente y garantizar el voto; y tiene evidentes nexos con la delincuencia organizada, ¿eso es lo que ustedes llaman un gobierno “progresista” de izquierda? si es asi entonces preferimos otra tendencia politica, y si no entonces les advierto que maduro y su gobierno estan llevando al mayor desprestigio de la izquierda desde la caida de la URSS. PDT: le agradezco que no me ponga como ejemploa a un tirano como fidel castro que goberno cuba 50 años, ello no tiene nada de democratico….

      • carlos
        20 febrero, 2018 at 4:05 pm

        Execelente muestra de democracia; ante la replica con argumentos que le hice a ese tal maya alpizar; que me respondio previamente; solo les quedo no publicarlo, pretenden saber mas de venezuela que quien la vive y padece, pretenden tapar el sol con un dedo ante la realidad de venezolanos (sobre todo niños) muriendo de hambre, o por falta de medicinas, de venezolanos muriendo por los altos indices de inseguridad, de venezolanos comiendo basura (algo que yo jamas habia visto antes, hasta hace 2 años) de un gobierno que se autocalifica de socialista pero a la vez promueve y tolera que la canasta basica cueste 100 veces mas que el salario minimo, de venezolanos huyendo en masa por la frontera colombiana..el problema para ustedes, sres comunistas, es ya no estamos en la guerra fria, estamos en siglo XXI donde gracias a los avances tecnologicos en las telecomunicaciones, y a la globalizacion, YA NADA PUEDE OCULTARSE BAJO EL SOL, todo se sabe, incluyendo la tragedia venezolana,ahora estoy convencido de que ustedes son unos mentirosos profesionales, y ademas son hipocritas, aqui debo parafrasear a Tennese Willians: “La unica cosa peor que un mentiroso, es un mentiroso que tambien es hipocrita” …me imagino que esto lo pondran como “esperando por moderacion” para no publicarlo; igual seguire escribiendo…

  5. Javier Flores Arellano
    22 enero, 2018 at 11:28 pm

    Que artículo tan malo. La mayoría de la bibliografía fue de wikipedia, tvsur y del Gobierno de Venezuela. Invito a los venezolanos que viven o han vivido en carne propia la tragedia y el terror que hoy vive Venezuela a que externen su opinión.

    • Politica ConCiencia
      27 febrero, 2018 at 4:13 pm

      La estructura de su comentario es sospechosamente similar a la vertida por el presunto (e improbable) Dr. Francisco Sánchez tras el amparo de la red Tor (se recomienda al lector interesado remitirse a la contestación dada a ese personaje para entender mejor lo que se dice aquí).

      Además de expresar el mismo sentido sensacionalista, siempre comienza por atacar infundadamente las fuentes Wikipedia, “tvsur” (que además refiere erróneamente; lo correcto sería teleSUR) y las relacionadas al gobierno de Venezuela; luego, se apresura a establecer declaraciones emotivas para transmitir un sentido trágico de la situación venezolana. El modus operandi es igual en todos los casos.

      Quien quiera que sea usted, está escribiendo desde una dirección IP que lo sitúa en la Ciudad de México. Su IP (187.237.14.201) cuenta con numerosas denuncias en la comunidad de Wikipedia por actividad vandálica encaminada a afectar el contenido de la enciclopedia y por ende, su reputación [1] (¿Será por eso que tiene una especial aversión hacia Wikipedia?).
      Asimismo, su IP tiene un historial de actividad sospechosa que puede ser ubicada entre los años 2013 y 2014 (envíos de correo basura -SPAM- y ataques de diccionario) [2]

      Lo que está haciendo aquí es una actividad deshonesta que busca, mediante la mentira y el engaño, inducir una opinión exagerada o tergiversada de los acontecimientos relacionados con Venezuela. Asimismo, está entorpeciendo el trabajo de los autores y editores de Política ConCiencia al forzarlos a invertir tiempo en usted en detrimento del que se dedica a los usuarios que expresan con honestidad sus puntos de vista.

      [1] https://es.wikipedia.org/wiki/Usuario_discusión:187.237.14.201
      [2] https://www.projecthoneypot.org/ip_187.237.14.201

  6. Juan C Lopez
    23 enero, 2018 at 7:20 am

    DESDE VENEZUELA LES DIGO BREVEMENTE: ESTE ARTICULO ESTA LLENO DE MENTIRAS SOBRE NUESTRO DIA A DIA. Ustedes decidan.

    • Maya Alpizar
      25 febrero, 2018 at 4:42 pm

      Gracias por su comentario

      Le invitamos a que aporte las pruebas, estudios, análisis estadísticos o cualquier material debidamente sustentado que demuestre, más allá de una simple declaración apasionada, que lo que se ha escrito aquí es falso.

      Si bien es cierto que el ser venezolano le da derecho a expresar su opinión con libertad respecto a la percepción que usted (un individuo) tiene de la realidad cotidiana, no lo exime de la responsabilidad de sustentar sus declaraciones ni tampoco vuelve verdad todo lo que usted diga.

      Si lo considera a bien, podrá encontrar mayor información sobre el punto de vista expresado aquí en el resto de los comentarios de la página.

  7. Dr. Francisco Sanchez, PhD
    23 enero, 2018 at 8:59 pm

    The journalist used not reliable sources: Wikipedia, tvsur and gov.ve. The first is not a source respectable writers and journalists use (or at least should use). The last 2 are managed by Vzla-gov.

    So, if you want to just duplicate what they want us to see, go for it. In that case, you become a unreliable, mediocre journalist. Otherwise, use reliable data and you will certainly see the difference.

    I don’t know and don’t care about Mexico and ‘labrador’. But the people I talk to on regular basis, are starving. And that is certainly reliable info.

    Take care and make your decision: Mediocre or reliable journalist


    Traducción del editor:

    El periodista no ha usado fuentes confiables: Wikipedia, tvsur y gov.ve. La primera no es una fuente que usen los escritores ni los periodistas respetables (o que al menos debieran usar). Las últimas 2 son manejadas por Vzla-gov (Nota del editor: entiéndase, gobierno de Venezuela).
    Así que, si sólo quieres duplicar lo que ellos quieren que veamos, adelante. En ese caso, te conviertes en un periodista que no es fidedigno, uno mediocre. De otro modo, usa datos confiables y con seguridad verás la diferencia.
    No conozco ni me importa México ni “labrador”. Pero la gente con la que hablo regularmente está muriendo de hambre. Y esa es ciertamente información confiable.
    Piensa cuidadosamente y toma tu decisión: periodista mediocre o fidedigno.

    • Maya Alpizar
      24 febrero, 2018 at 8:43 pm

      Estimado Dr. Francisco Sánchez:
      Gracias por su comentario.

      No quisiera pasar por alto el que haya leído un artículo en español pero que emita su comentario en inglés (con una gramática deficiente). Ello sugiere, al menos como posibilidad, que su dominio de la lengua española no es completo o que tiene algún prejuicio respecto a ella. En cualquier caso, confío en que será capaz de entender lo que sigue a continuación, aunque francamente pareciera que no fue capaz de entender el artículo en sí mismo.

      El tema de las fuentes confiables es complejo por la ambigüedad y la parcialidad con la que suele ser abordado. No obstante, me gustaría apuntar algunos elementos.

      Comienzo por decir que el uso de una determinada fuente debe corresponder siempre al contexto del medio en el que se publica. No es lo mismo publicar en una revista científica sometida a un arbitraje imparcial que en un periódico local que recoge, en lo general, la opinión del autor. Lo que es cierto es que la función de una fuente de contenido siempre es respaldar lo que se afirma, o ampliar la información en un cierto sentido.

      Ahora bien, el mundo moderno se caracteriza, al igual que ocurrió en la época del oscurantismo, por la existencia de una visión unidimensional del mundo, así como por una intolerancia exacerbada e irracional hacia las formas de pensamiento que difieren de esa corriente principal de creencias. Así pues, el pensamiento aceptado como verdadero y correcto corresponde hoy en día al que defiende e impone la potencia imperial dominante: los Estados Unidos de Norteamérica. Partamos de una pregunta: ¿si la libertad de pensamiento fuera real, sería posible que la mayoría de los individuos de un grupo social (o todos) pudieran pensar de la misma manera? La respuesta es simple y directa: no. Mas hoy en día, existen innegablemente tendencias ideológicas alineadas con pensamientos absolutistas. Cadenas de noticias como la BBC, ABC, NBC, CNN, entre otras, expresan siempre el mismo punto de vista; inamovible, único, absoluto, sin matices ni dudas. Y es que la visión que difunden siempre es favorable a la del imperio norteamericano y completamente hostil a todo lo que difiere de él. Entonces, vale la pena preguntar ¿por qué, ante una situación que salta a la vista para cualquiera que quiera verificarlo, nadie cuestiona la credibilidad de las fuentes o que no exista ninguna opinión que pudiera, al menos mínimamente, cuestionar lo que se transmite como verdad? Esas tendencias son justamente las que aparecen tácitamente en su comentario:

      1. Los sistemas de cualquier índole que reciben financiamiento gubernamental son malos, poco confiables.

      2. La voz del acusado no tiene valor, no importa que sea un individuo, gobierno o país.

      3. Las fuentes de información públicas cuyo contenido se basa en la inteligencia común no son de fiar.

      4. Lo que dice la gente es lo verdadero. La verdad está en los testimonios de individuos que desconoce. Las redes sociales son la mejor fuente de información.

      Tal visión carece de sustento y es, en el mejor de los casos, parcial. Para darse una idea de este problema, haga el ejercicio de buscar en Internet cualquier asunto relacionado con Venezuela. Lo que encontrará será una abundancia de medios que resaltan sólo los defectos. Posiblemente, Venezuela sea uno de los pocos países donde, según se dice, no ha habido ningún logro, de ningún tipo, nunca, desde la llegada del movimiento chavista. De entrada, ¿cómo podría ser eso posible? Y luego, ¿cómo lo prueban? Simplemente, no lo hacen. Si observa, no aportan ninguna fuente, prueba o evidencia estadísticamente significativa. Pero esa realidad parece ignorarse a conveniencia.

      Wikipedia, por ejemplo, es un medio de información de fácil acceso basado en la inteligencia común, como podrá verificar en las fuentes citadas abajo [1], [2], [3] y [4], que posee una confiabilidad en su contenido que ronda entre el 75.0 y el 99.7 % dependiendo de la temática. Estas cifras superan, por mucho, la confiabilidad que tienen la mayoría de los medios masivos de información (definida en función de la veracidad de su contenido). En general, el argumento para desprestigiar a Wikipedia radica en que cualquiera puede escribir o modificar su contenido. Sin embargo, este sistema abierto es el que aporta su mayor credibilidad ya que funciona como mecanismo de autocorrección a largo plazo [7].

      En términos de la facilidad de consulta, resulta contraproducente el suministrar fuentes que sean poco accesibles. Algunas de ellas, por ejemplo, requieren de suscripciones costosas para poder ser consultadas; otras, sólo pueden visualizarse desde bibliotecas especializadas. Otras más, sobre todo las universitarias, si bien son de libre acceso, están escritas en un lenguaje académico que no es entendible por la mayoría de las personas debido a la abundancia de tecnicismos. Así pues, dado su alto grado de confiabilidad y su facilidad de acceso, puede justificarse fácilmente la inclusión de Wikipedia como una fuente de consulta en un primer nivel; es decir, todo aquel interesado siempre podrá investigar más profundamente si así lo desea. Más aún, cualquier persona, periodista o escritor que se encuentre debidamente informado, debería comenzar a considerar las fuentes como Wikipedia como una alternativa real, así como otros proyectos basados en la apertura como el caso del Código Abierto y Libre en el ámbito del Software. No obstante, tome en cuenta que el grueso de los lectores jamás consulta las fuentes para validar su contenido. De hecho, usted se apresuró a invalidar la información aportada en Wikipedia, sin aportar la evidencia que respaldara su declaración. No basta con decir que Wikipedia no es confiable o que no es usada por “personas respetables” (lo cual constituye una falacia ad hominem en sí misma); debe probarlo. Y sobre todo, exponer las razones por las que su uso en el artículo que ha leído supondría un error. ¿Acaso lo que se dice es falso o simplemente no concuerda con sus ideas preconcebidas de la realidad?

      El caso de teleSUR cae justamente en otra de las falacias más comunes al día de hoy. Por influencia norteamericana, se ha propagado la idea de que todo aquello que recibe financiamiento estatal deja de ser confiable, especialmente en el caso de los noticieros. Pero esto es falso. Las cadenas privadas de noticias, como las citadas arriba, son, ante todo, un negocio. Por lo tanto, su objetivo principal es obtener recursos financieros para garantizar su supervivencia. Este modelo las pone de facto en un mayor riesgo de sucumbir ante las presiones económicas de sus patrocinadores. Y eso sin decir que muchas veces es un misterio la procedencia de sus recursos económicos. Así pues, y por contraintuitivo que pudiera ser, el financiamiento estatal les da mayor libertad para operar y una mayor confiabilidad. Como decía al principio, el asunto de las fuentes suele ser manejado a conveniencia y tan es así que, por ejemplo, nadie suele hablar mal de la televisora inglesa BBC, la cual, como seguramente sabe, recibe fondos estatales (del gobierno inglés) para operar [5],[6]. El problema con teleSUR, RT o similares, no es que reciban financiamiento estatal; el problema surge porque expresan una opinión contraria a los intereses norteamericanos, algo totalmente inaceptable en un mundo donde se castiga al que piensa diferente.

      El caso es similar en las fuentes directamente asociadas al gobierno venezolano. Aquí, se asume sin demostrar que como el gobierno es “malo” (de maldad) entonces no debe ser escuchado y que todo lo que diga debe ser una mentira. Pero esto no es suficiente para demostrar nada. De hecho, en cualquier juicio justo realizado en cualquier parte del mundo, los inculpados tienen derecho a hablar, a ser escuchados, a presentar sus datos y su evidencia para defenderse. Pero en este caso no ocurre así porque se ha generado artificialmente un clima de intolerancia sin precedentes. De hecho, es la diversidad de opiniones, fuentes y puntos de vista, la que puede acercarnos más a la verdad, cualquiera que esta fuere. En cuanto a su comentario, nuevamente no ha aportado pruebas (fuentes, datos, estudios) de que la información vertida en los medios oficiales venezolanos fuera errónea, de modo que, en los hechos, se ha limitado a hacer una declaración sin fundamento; es decir, ha dado una opinión.

      En este punto, bien vale la pena enfatizar que la mayoría de los artículos periodísticos escritos en torno a Venezuela, aunque en general puede decirse sobre cualquier tema politizado de la actualidad, no aportan absolutamente ninguna fuente, evidencia, estudio estadístico ni semejante, para respaldar sus afirmaciones. Lo que constituye un lugar común es el uso de mecanismos que disparan respuestas altamente emocionales en los receptores de la información: testimonios desgarradores, datos descontextualizados, imágenes atroces (fundamentalmente de niños), entre otras.

      Y aquí entra uno de los aspectos más importantes de esta reflexión. Usted ha dicho que la gente con la que mantiene un contacto regular “está muriendo de hambre” y que eso es ciertamente información confiable. No obstante, desde un punto de vista crítico, se trata en realidad de una afirmación sensacionalista que no tiene peso estadístico como para afirmar que esa es la realidad que vive Venezuela y cada venezolano. Con esto no se quiere decir que sus conocidos le estén mintiendo (aunque hay que saber que las personas tienden a mentir o a exagerar las situaciones). De hecho, como seguramente sabe, Latinoamérica no ha podido liberarse del flagelo del hambre. Por ejemplo, en México, según datos del INEGI, mueren 7037 personas por desnutrición [8] y hay alrededor de 60 millones de personas viviendo por debajo del umbral de la pobreza. Además, es innegable que la situación en Venezuela se deteriora año con año por las agresiones económicas, lo que propicia que el fenómeno del hambre y la desnutrición cobren nuevamente fuerza. Lo que se debe tener presente es un conjunto de factores que matizan la afirmación. Por ejemplo, se sobreentiende que usted no vive en Venezuela (su IP es de Brunéi, en el continente asiático, lo cual indica que probablemente haya usado Tor, un VPN o que usted se encontraba efectivamente en ese lugar), de manera que mantiene contacto con ellos por medio de algún medio electrónico, probablemente Internet. De ser así, esas personas no pueden pasar tanta hambre porque si fuera así, no tendrían los recursos para financiar su acceso a los medios de comunicación ni la disposición para entablar discusiones políticas con un extranjero. Para conceder, probablemente lo que entonces expresan es que su situación se ha deteriorado drásticamente. No obstante, la experiencia de las naciones subdesarrolladas muestra que aquellos que pasan hambre viven en condiciones extremas de pobreza que serían inconsistentes con el hecho de poder sentarse a escribir sus opiniones por Facebook o Twitter. Asimismo, dado que usted no escribe en español, las personas con las que se comunica al menos deben saber leer el inglés, lo cual ya no concuerda con un perfil de una persona con una bajo nivel formativo y por tanto, económico. Además, hay que considerar que es poco probable que usted mantenga comunicación con miles de venezolanos distribuidos aleatoriamente en en ese país como para tener un muestreo estadísticamente significativo. Lo más probable es que mantenga comunicación con personas opositoras al gobierno actual y por ende, con una visión extremadamente negativa del mismo (las personas tienden a unirse en grupos de individuos con características afines). ¿Pero qué hay del otro resto? Recordemos que Venezuela posee una población políticamente dividida en dos bandos casi del mismo tamaño. Asimismo, cuántas de las personas con las que habla entienden el contexto geopolítico de su país y las consecuencias de la guerra económica a la que ha sido sometido por los Estados Unidos. Con cuántos habla que simpaticen con el gobierno actual y le ayuden a tener una visión más equilibrada de la realidad. Como decíamos arriba, la crisis en Venezuela existe pero no se debe a un gobierno democráticamente electo que lucha por defender su soberanía, sino al sabotaje de una derecha que emplea métodos fascistas y a la injerencia implacable del gobierno norteamericano que busca apropiarse de las enormes riquezas petroleras y minerales de esa nación.

      Para finalizar, su afirmación despectiva respecto a México y al candidato AMLO, al que irrespetuosamente se ha referido como “labrador”, sugiere de hecho que nunca prestó atención al verdadero contenido del artículo. En él, de ninguna manera se repite o “duplica” lo que se ha dicho ya en otros medios (como teleSUR). Por el contrario, muestra que en el caso de México no podrá haber, al menos en el corto plazo, un gobierno auténticamente socialista a la manera de la experiencia vivida en Venezuela. Para ello, se habla de los logros que sin duda han tenido los gobiernos chavistas en contraste con la realidad mexicana actual, pero que jamás serán reconocidos por la soberbia de la derecha internacional.

      Entonces, espero que le quede claro que sin duda se ha optado por difundir información crítica y fidedigna. No obstante, en todo momento se exhorta al lector a investigar por su cuenta e ir más allá de la información difundida por los medios de la corriente principal.

      La intolerancia es el peor enemigo de la justicia y la verdad.

      [1] https://www.zmescience.com/science/study-wikipedia-25092014/
      [2] http://snap.stanford.edu/soma2010/papers/soma2010_18.pdf
      [3] https://www.livescience.com/32950-how-accurate-is-wikipedia.html
      [4] http://www.nber.org/papers/w18167
      [5] https://www.unav.es/fcom/communication-society/es/articulo.php?art_id=24#C02
      [6] http://www.bbc.co.uk/commissioning/tv/articles/how-we-do-business
      [7] https://hbswk.hbs.edu/item/do-experts-or-collective-intelligence-write-with-more-bias-evidence-from-encyclopdia-britannica-and-wikipedia
      [8] http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/muertos2017_Nal.pdf

  8. Vactor
    24 enero, 2018 at 7:15 am

    Eres bienvenida a vivir aqui una temporada (pueden ser unos pocos meses) como cuidadana normal (sin privilegios extras) con un sueldo “terrenal” nada extraordinario a ver que tan bien te la pasas y cuanto tiempo sobrevives y como queda tu salud mental si lo logras, ojala alguna vez puedas constatar en experiencia y carne propia lo que significa actualmente vivir como cuidadano comun en Venezuela bajo el mandato de estos chavistas y rememores tus palabras y escritos al respecto, no mereces menos

    • Maya Alpizar
      25 febrero, 2018 at 4:00 pm

      Gracias por su comentario

      Resulta interesante que en sus palabras de por hecho que quien escribe no conoce Venezuela, que no ha vivido ahí y que no mantiene un contacto estrecho con venezolanos que tienen diferentes percepciones sobre la realidad cotidiana que usted ha expresado. La razón de ello, probablemente, se encuentre en la intolerancia que caracteriza la época moderna. Hoy en día, una visión de la realidad que discrepe de lo que un grupo social asume como correcto casi siempre es atacada desde un punto de vista emocional, normalmente agresivo, sin centrarse en argumentos intercambiados en un ambiente constructivo.
      Quizá le sorprenderá saber que la realidad de América Latina no es muy diferente de lo que actualmente se vive en Venezuela. En este sentido, no es necesario pasar largas temporadas en su país para descubrir las lacras sociales de las que padecen casi todos los países de nuestro continente. En México, por ejemplo, es difícil mantener la salud mental, como usted dice, por el miedo permanente a ser secuestrado, torturado, asesinado o desaparecido. Por ejemplo, tan solo en enero de 2018, de acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, se registraron 3,355 homicidios culposos y dolosos [1]. Por si fuera poco, tampoco es fácil mantener la cordura cuando los ingresos no alcanzan para vivir. De acuerdo con el Banco Mundial, el país azteca es el décimo más desigual del mundo, lo que concuerda con una cifra escandalosa de casi 60 millones de personas viviendo por debajo del umbral de la pobreza [2]. Según esta institución, Colombia y Chile serían países incluso más desiguales que Venezuela, lo cual constituye un indicador objetivo que trasciende la visión de un grupo social opositor al gobierno venezolano actual. En efecto, muchas situaciones en México son peores que en Venezuela, pero nadie dice nada (ni amenazan con invadirnos militarmente) porque el país mexica se encuentra alineado con los intereses norteamericanos y los de sus empresas trasnacionales, dueñas ya de prácticamente la totalidad de nuestro patrimonio soberano. En México, los supermercados pueden estar abarrotados de productos; lo que falta es gente que pueda comprarlos, más de ahí viene la falsa sensación de bienestar y prosperidad que los gobiernos de derecha tienden a cacaraquear.

      Es cierto que cuando se está en medio del ruedo, es muy difícil ver más allá de la amenaza inmediata generada por un toro dispuesto a embestir todo lo que está a su alcance. Sin embargo, desde fuera, es posible detectar situaciones diferentes, sobre todo las causas que desatan la ira del animal. Como podrá ver, en el mundo moderno resulta imposible explicar la situación de un país sin considerar su contexto geopolítico. Así pues, si ve más allá de las fronteras del suyo, descubrirá que mucho de lo que critica a su gobierno es de hecho común al resto de las naciones latinoamericanas y es así porque se trata de una realidad impulsada por los Estados Unidos de Norteamérica y su Doctrina Monroe.

      Ahora bien, en ningún momento se ha afirmado que en Venezuela no existan graves problemas sociales. Ellos existen y empeoran año con año. Únicamente se ha reconocido lo que se ha hecho bien y se han cuestionado las causas de los principales males que la aquejan. Es fácil inculpar al gobierno de lo que a simple vista se ve, pero la realidad es que un país moderno difícilmente puede generar una realidad independiente de su entorno. En ese sentido, el bloqueo económico impuesto sobre su país por los Estados Unidos y sus países lacayos, así como la ambición desmedida por hacerse con los recursos naturales con los que ustedes cuentan (petróleo y minerales estratégicos), hace evidente, desde una perspectiva ampliada, que son víctimas de una guerra de baja intensidad (no convencional) para arrebatarles su soberanía.

      Usted puede desearme el peor de los destinos si así lo quiere, pero como pueblos hermanos, no deberíamos mantener una actitud como esta. Al final, sólo la unión podrá ayudarnos frente a las amenazas comunes. Desde aquí le digo que su país está en un enorme riesgo real de ser invadido militarmente por los Estados Unidos, directamente o a través de terceros [3]. No lo subestime. Si esto ocurriera, morirán decenas de miles (o incluso más) y el imperio no distinguirá entre chavistas y no chavistas. Ellos quieren su petróleo y no les importa nada más.

      Para concluir, le puedo decir que siempre hemos defendido el derecho a la libre autodeterminación del pueblo venezolano y que nos oponemos rotundamente a las amenazas injerencistas que hoy resuenan más fuerte que nunca.

      [1] http://secretariadoejecutivo.gob.mx/docs/pdfs/nueva-metodologia/CNSP-Delitos-2018.pdf
      [2] https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/25078/9781464809583.pdf#page=121
      [3] http://www.celag.org/ffaa-america-latina-armas-capacitacion-cerco-venezuela/

  9. AlGaRoGil
    30 enero, 2018 at 11:01 am

    Fue un sueño, pero la realidad los alcanzó. Actualicen la información para que vean a un país con economía quebrada, sin alimentos ni medicamentos. El gobierno dilapidó su riqueza y la pobreza los igualó.

    • Maya Alpizar
      24 febrero, 2018 at 2:57 pm

      Gracias por su comentario.
      Resulta imposible analizar la situación política y económica de un país sin prestar atención a su contexto geopolítico. Venezuela, al igual que los países que en cierto momento de su historia optaron por consolidar su soberanía ante las agresiones imperiales, sufre actualmente el peso de la potencia dominante mundial: los Estados Unidos. Es ingenuo ignorar, por tanto, el apetito insaciable de esa nación por apropiarse de los recursos naturales con los que cuentan los otros países del mundo. Irak, Siria o Venezuela comparten algo en común: o una posición geoestratégica privilegiada o amplísimos recursos naturales. Para hacerse con ellos, hay tres grandes vías: corromper a los gobiernos, como en el caso de México o Colombia; bloquearlos económicamente, como el caso de Cuba, Venezuela o Rusia o invadirlos militarmente, como Irak o Siria. En este escenario, la economía de Venezuela empeora año tras año, lo cual es una realidad inobjetable, pero no por los malos manejos de un gobierno elegido democráticamente y que lucha por defender la soberanía de su nación (sin negar, por supuesto, la presencia de problemas internos relacionados con la corrupción o una administración deficiente, existentes en todos los países del mundo), sino por un bloqueo económico criminal, explicable solamente en un escenario de guerra de baja intensidad. Mediante esta estrategia, se han logrado difamar los modelos socialistas en todo el mundo (haciéndolos parecer como generadores de pobreza, retraso e infelicidad), e implantar los modelos capitalistas, generadores probados tanto de miseria y angustia en los pueblos, como de grandes riquezas concentradas en unos pocos, siempre bajo una ilusión de libertad y progreso. Venezuela, al igual que la mayor parte de latinoamérica, sufre de los mismos males: pobreza, hambre, desnutrición y violencia, entre muchos otros. Pero esos males no se deben a la incapacidad de los pueblos para autodeterminarse y encontrar soluciones, sino a la voluntad de la potencia imperial para mantenerlos en ese estado de miseria. Somos, tristemente, el patio trasero de los Estados Unidos. Así pues, no hay que limitar la vista a los errores, reales o ficticios, de un gobierno maniatado desde el exterior y por los conspiradores internos, sino ver más allá y preguntarse quién mueve los hilos de esas operaciones. Si los modelos capitalistas fueran la solución, no habría pobres en latinoamérica o al menos, año tras año disminuirían en cantidad. Mas no es así y la evidencia está ahí para probarlo. Por último, el sueño sólo acabará cuando el último ciudadano que aspire a un mundo mejor, se rinda ante el peso de la dominación y se entregue a la esclavitud del capitalismo imperante en la actualidad.

  10. Victor rivera
    17 abril, 2018 at 12:14 am

    Artículos amañados y falsos, entonces como explican el éxodo de venezolanos hacia el exterior, el socialismo a través de la historia ha demostrado un fracaso rotundo, los paises más socialistas en el mundo como Rusia y China lo abandonan entrando a sistemas capitalistas, quedando sólo Cuba y Corea del Norte, esto no quiere decir que el capitalismo es perfecto, como todo sistema requiere mejorar y adaptarse a las necesidades de cada Nación.

Responder a Victor rivera Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *