Breve Reflexión sobre el Premio Nobel de la Paz

Uno de los galardones mundiales de mayor renombre es el premio Nobel de la Paz. Su misión, reconocer la labor de aquellos que han dedicado su tiempo y hasta su vida para lograr la paz en el mundo o en alguna de sus regiones. Según el testamento de su creador, el inventor sueco Alfred Nobel, este premio debe ser otorgado de acuerdo al documento que reza:

La totalidad de lo que queda de mi fortuna quedará dispuesta del modo siguiente: el capital, invertido en valores seguros por mis testamentarios, constituirá un fondo cuyos interés será distribuido cada año en forma de premios entre aquellos que durante el año precedente hayan trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y para la celebración o promoción de procesos de paz. El premio […] para el defensor de la paz [será concedido] por un comité formado por cinco personas elegidas por el Storting noruego. Es mi expreso deseo que, al otorgar estos premios, no se tenga en consideración la nacionalidad de los candidatos, sino que sean los más merecedores los que reciban el premio, sean escandinavos o no. [1].

Sin embargo, es posible notar que la otrora honorífica distinción ha sido entregada a personas que no cumplen con la voluntad de Nobel. Un caso muy evidente es el del presidente estadounidense Barack Hussein Obama, quien no sólo no ha hecho un esfuerzo por reducir su ejército, sino que lo ha incrementado y redistribuido por el planeta [2, 3, 4, 5]; todo ello sin mencionar el alarmante incremento de la violencia racial encabezada por los cuerpos policiacos en su propio país. Casos como el mencionado impregnan al galardón con un aura oscura, volviéndolo una farsa que a todas luces contradice sus principios fundamentales. Sin embargo, no nos engañemos. El mundo no se basa en ideales sino en políticas globales.

El laureado del 2016 es el presidente de Colombia Juan Manuel Santos. Al respecto, hay algunos hechos que me gustaría mencionar. El presidente Santos se encontraba en una encrucijada al momento de las pasadas elecciones presidenciales en su país. Al ser candidato al máximo puesto político, su intención no podía ser otra que la de ser reelegido. Pero el panorama era desalentador; todo parecía indicar que fracasaría [6]. En ese oscuro momento, las fracciones de izquierda así como diversos sectores sociales apoyaron a Santos con la condición de que se lograra un acuerdo de Paz con las FARC y que se otorgaran ciertos beneficios sociales al pueblo colombiano como el pago de horas extra, vivienda, etc [7]. Fue así como las promesas de bienestar social cambiaron la tendencia. Juan Manuel Santos ganó las elecciones y asumió de nuevo el cargo de Presidente.

Viéndolo de esta manera, es claro que el presidente Santos nunca tuvo la intención inicial de lograr la paz en su país. Sin embargo, la presión social y su intención de reelegirse cambiaron el rumbo de su mandato. Es un hecho que ahora está trabajando por dejar atrás la cultura de la guerra. No obstante, es innegable que semejante objetivo sólo puede lograrse con la voluntad de todos los implicados, especialmente con la de las FARC, las cuales, a través de su líder Rodrigo Londoño “Timochenko”, sin duda alguna manifestaron su deseo e intención activa de transitar hacia un estado pacífico [8, 9, 10]. De igual manera, dos países tuvieron influencia decisiva durante las negociaciones: Cuba y Venezuela, quienes fueron garantes del proceso de paz. El hecho de que se haya otorgado el premio Nobel únicamente al presidente, es un indicador de que la comisión que lo concede no toma en cuenta a todas las partes, ni las valora por igual.

Lo dicho aquí constituye un ejemplo más de la gran politización del premio. Me parece muy importante que se otorgue una distinción de tal envergadura a quienes trabajan activamente por la paz mundial, sin embargo, cuestiono mucho los móviles y las decisiones finales que no hacen justicia a la realidad.

Me quedo con varias preguntas: ¿Cómo pedir al comité del premio Nobel que se conforme por miembros sabios, bien informados y con independencia política? ¿Cómo evitar la politización del reconocimiento a los valores más elevados del ser humano? ¿Cómo lograr una igualdad real entre seres vivos? Para mí, son las preguntas más difíciles de responder.

Síganme en Mastodon:

https://social.politicaconciencia.org/@Maya

Bibliografía

[1] https://es.wikipedia.org/wiki/Premio_Nobel_de_la_Paz

[2] http://www.globalresearch.ca/la-red-mundial-de-bases-militares-de-los-estados-unidos/21173

[3] https://actualidad.rt.com/actualidad/176300-bases-eeuu-mundo-causas

[4] https://actualidad.rt.com/actualidad/169350-razones-fiebre-belicista-washington

[5] https://es.wikipedia.org/wiki/Ejército_de_los_Estados_Unidos

[6] http://www.telesurtv.net/news/Disminuye-favoritismo-de-Juan-Manuel-Santos-para-reeleccion-en-Colombia-20140321-0008.html

[7] http://www.telesurtv.net/news/Santos-asume-el-compromiso-inmutable-de-llevar-la-paz-a-Colombia-20140616-0072.html

[8] http://www.infobae.com/america/america-latina/2016/10/07/que-dijo-timochenko-sobre-el-nobel-de-la-paz-otorgado-a-juan-manuel-santos/

[9] http://www.telesurtv.net/news/Timochenko-felicita-a-Santos-por-premio-Nobel-de-la-Paz-20161007-0021.html

[10] http://www.telesurtv.net/bloggers/La-hipocresia-de-otorgar-un-Nobel-de-la-Paz-a-Juan-Manuel-Santos–20161007-0001.html

¿Qué le pareció el artículo?

2 comentarios para “Breve Reflexión sobre el Premio Nobel de la Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *